Consejos para proteger a tu perro del frío

Perro mestizo con nieve en la cara.

¿Sabías que los perros sienten frío y también necesitan abrigarse para combatirlo? No cometas el error de no proteger al perro del frío por pensar que con su pelaje es suficiente. Descubre cuándo y cómo protegerlo de las bajas temperaturas. ¡Tu mascota te lo agradecerá!

Seguro que en más de una ocasión has oído frases equívocas que señalaban que los perros no necesitan abrigarse del frío, ya que tienen un pelaje que les protege del mismo. Sin embargo, esto solo es aplicable a unos pocos canes con un pelaje contundente y largo. El resto, aunque no nos lo digan con palabras, piden a gritos un extra para calentarse.

Debemos tener en mente cómo detectar el frío en nuestra mascota, los consejos para que tu perro mantenga una temperatura adecuada en todo momento y cuáles son las consecuencias de este frío si no se toman las medidas pertinentes.

¿Cómo saber si mi perro tiene frío?

Lo primordial es saber detectar cuándo nuestro perro está sufriendo por las bajas temperaturas. Probablemente los síntomas que te mostramos a continuación te suenen. Tu perro los ha podido reflejar en algún momento y tú, sin ser consciente, has ignorado la señal. No te preocupes, ¡a partir de ahora esto no te ocurrirá! Aquí te mostramos las claves para saber si tu can tiene frío:

– Temblores

¿Has observado que tu perro tiembla? Probablemente no lo hace por temor o por miedo. Hablamos de uno de los signos más evidentes de que el can tiene frío. No obstante, las bajas temperaturas no son el único motivo por el que tiemblan determinadas razas. Por ejemplo, el Chihuahua, puede temblar también por su metabolismo o porque se encuentra emocionado. ¡Hay que saber distinguir dichos temblores para proteger al perro del frío correctamente!

– Rigidez muscular

Cuando notes que tu mascota presenta los músculos demasiado contraídos, es probable que esté pasando frío. En este sentido, los músculos de los canes actúan igual que los nuestros. El clima frío hace que estos pierdan calor y que se mantengan rígidos, provocando tensión en todo el cuerpo. Puedes notar este síntoma masajeándole o contemplando el movimiento de tu perro –suele ser más extraño-.

Cachorro en la calle mientras llueve.

– Somnolencia

Otra posible señal de que el frío ha entrado en tu mascota es la somnolencia. Las comidas copiosas, el cansancio acumulado y la fatiga pueden también  pueden provocar esta sensación que vive el can. No obstante, si es imposible que se de alguno de los tres casos, el perro tiene todas las papeletas de tener frío.

– Respiración calmada o lenta

Todos los dueños, inconscientemente, saben cuándo su mascota está respirando más lento de lo habitual.  Dicha respiración ralentizada es un signo inequívoco, por lo que debes proteger al perro del frío.

– Sequedad en la piel

La piel seca es uno de los síntomas más particulares que puede tener tu perro para manifestar su frío. ¿Cómo podemos detectar esta señal? Lo recomendable es realizar exploraciones frecuentes que nos permitan comprobar el estado de la epidermis.

¿Cómo proteger al perro del frío?

Los meses más fríos del año no solo retan a nuestro organismo, también al de nuestros fieles compañeros. Las bajas temperaturas se cuelan en el día a día y es necesario proteger a nuestra mascota en todo momento.

Pueden surgirnos varias dudas a la hora de cubrir a nuestro can. Nunca debemos elegir las prendas de abrigo según el estilismo, siempre tenemos que centrarnos en el calor que aportarán al perro.  Solo de esta forma protegeremos correctamente a nuestro fiel compañero de las bajas temperaturas.

Perro con un chaleco de punto.

Nuestros canes son unos privilegiados. Vivimos en una época en la que es sencillo hacerse con prendas para abrigarlos, independientemente de sus características físicas y de su corpulencia. Es conveniente facilitarles prendas de abrigo cuando salgan a la calle y el frío sea intenso. Pero, además de abrigar a tu fiel compañero, es conveniente seguir algunas recomendaciones.

La más destacada es pasear al perro a las horas del día donde el sol calienta más. De esta forma, el can evitará el frío intenso. Cuando el clima no deje dar paseos tan extensos (por lluvia o nieve), se aconseja reducir la ruta y dedicar algo de tiempo a jugar en casa. Los múltiples juguetes que existen hoy en día dan muchas posibilidades en este sentido.

La manta debe de ser un elemento de compañía fijo que tu mascota debe tener siempre cerca. Esta le valdrá tanto para tumbarse encima de ella como para arroparle en caso de que tenga una cama para perros.

¿Qué partes del cuerpo deberemos proteger con especial dedicación? Los oídos y las almohadillas de las patas. Unos oídos mal protegidos pueden suponer una otitis y las almohadillas de las patas sin protección pueden agrietarse. Por ello, lo mejor que podemos hacer por nuestro fiel compañero es secarle bien la zona de las orejas cuando llueva y emplear cremas que hidraten sus patas.

Mestizo con una bufanda en el cuello.

Consecuencias del frío en los perros

De no seguir los consejos del apartado anterior, nuestro fiel compañero tendrá muchas más posibilidades de adquirir alguna de las enfermedades y patologías que provoca el frío en los perros.

¿Cuáles son las más comunes? Los canes sufren patologías parecidas a las de los humanos. El resfriado, la bronquitis, la laringitis, la faringitis y, en el peor de los casos, la pulmonía son las principales.

Tu mascota no tiene por qué sufrir dichas enfermedades asociadas al invierno y a las bajas temperaturas. ¡Hay que proteger al perro del frío tal y como te hemos explicado en este artículo! En el caso de que ya sea demasiado tarde y tu perro haya caído en una de estas patologías, acudir al veterinario es la mejor solución.

Nieve y heladas: Cómo proteger a las mascotas

Para temperaturas bajo cero y condiciones heladas la recomendación más habitual es la de tomar precauciones adicionales para garantizar que los perros, gatos y otras mascotas pequeñas se mantengan a salvo de los peligros invernales ocultos y potencialmente fatales.

Al igual que los nosotros, los animales de compañía pueden enfermarse al exponerse a temperaturas extremadamente frías durante períodos prolongados. Para evitar esto, la Asociación Veterinaria Británica recomienda a los propietarios que consideren ponerles un abrigo a los perros mayores o de pelo fino para mantenerlos calientes. También se debe limpiar las patas y la barriga al regresar a casa después de un paseo por la nieve con el fin eliminar cualquier rastro de hielo o arena, y verificar regularmente si hay grietas en las almohadillas de las patas o enrojecimiento entre los dedos de los pies.

En lo que respecta a los gatos mayores, conviene mantenerlos adentro durante una ola de frío extremo y asegurarnos de que incluso los gatos jóvenes sanos tengan fácil acceso al refugio y al calor.

Y es que según indican los veterinarios británicos, los felinos corren un riesgo especial de intoxicación por anticongelante en invierno, que puede ser fatal para ellos incluso en pequeñas cantidades. Más de la mitad (51%) de los veterinarios que trataron la ingestión tóxica en gatos durante el período festivo de 2019 vieron casos causados ​​por anticongelante. La recomendación es por tanto almacenar y utilizar los productos anticongelantes con cuidado, limpiar cualquier derrame a fondo y comunicarnos con nuestro veterinario de inmediato si su gato presenta síntomas de intoxicación por anticongelante.

Por su parte, las mascotas pequeñas como conejos y cobayas que suelen vivir al aire libre son vulnerables al frío y a la humedad a pesar de sus pelajes peludos. Los propietarios con casetas y corredores al aire libre deben asegurarse de que el espacio vital de sus mascotas esté bien protegido de la nieve, las heladas y la lluvia invernal. Dar a los conejos y cobayas ropa de cama adicional para que se calienten y revisar su botella de agua o tazón con regularidad es imprescindible, ya que pueden congelarse cuando la temperatura baja.

husky siberiano cachorro

Igualmente, los criadores de rebaños de aves de corral o de cerdos, cabras u otro ganado en el patio trasero deben verificar las fuentes de agua potable con frecuencia para asegurarse de que no estén congeladas.

La vicepresidenta senior de BVA, Daniella Dos Santos, asegura que “las temperaturas bajo cero y las condiciones heladas exigen precauciones adicionales para mantener a nuestras mascotas a salvo y calientes.

“Los perros y gatos deben tener fácil acceso al refugio y al calor para protegerse del frío, y aunque los perros aún necesitarán ejercicio, los dueños deben tomar precauciones para protegerlos del frío. El anticongelante es un gran peligro para los gatos, así que comuníquese con su veterinario de inmediato si observa signos de intoxicación como vómitos, depresión, falta de coordinación, convulsiones y dificultad para respirar.

“Las ráfagas de nieve tampoco son divertidas para los pequeños peludos, ya que los conejos domésticos y los cobayas son vulnerables a la hipotermia a pesar de sus abrigos calientes. Los propietarios deben tomar medidas para asegurarse de que las cabañas al aire libre estén bien protegidas de la nieve, las corrientes frías y la lluvia invernal. Ante cualquier inquietud acerca de nuestra mascota en este clima frío, debemos consultar a nuestro veterinario local para obtener asesoramiento».

Estos son los 6 consejos que aporta la BVA para mantener a las mascotas a salvo del frío:

  1. Proporcionar un refugio cálido y sin corrientes de aire: debemos asegurarnos de que la cama de la mascota se encuentre en un lugar cálido y sin corrientes de aire fuera del piso de la casa. Para las mascotas al aire libre, la conejera o el corredor deben estar en una posición protegida, lejos del viento, la lluvia y la nieve al menos a 10 cm del suelo.
  2. Tomar precauciones durante y después de los paseos: los perros necesitan hacer ejercicio, pero debemos considerar ponerles un abrigo a los perros mayores o aquellos con pelaje fino para mantenerlos calientes durante los paseos. Limpiar las patas y el vientre al regresar a casa de un paseo por la nieve es fundamental para eliminar el hielo o la sal, como también verificar regularmente si hay grietas en las almohadillas de las patas o enrojecimiento entre los dedos.
  3. Evitar el envenenamiento por anticongelante: Limpiar las patas de las mascotas puede evitar que ingieran toxinas en las que puedan haber estado al aire libre. El anticongelante en particular es muy tóxico para los gatos, incluso en pequeñas cantidades. Además del uso en radiadores de automóviles, se cree que algunos casos que ven los veterinarios se deben a la ingestión de anticongelante diluido utilizado en elementos ornamentales de agua. Debemos almacenar y usar los productos anticongelantes con cuidado y limpiar cualquier derrame a fondo.
  4. Tener cuidado cerca de cuerpos de agua congelados: al pasear a nuestro perro sobre hielo o nieve, no debemos soltarlo y no caminar en áreas donde los estanques o lagos se hayan congelado. Los animales a menudo no entienden la diferencia entre suelo sólido y hielo y pueden caerse. Ante este tipo de situaciones se insta a los propietarios a llamar a los servicios de emergencia para obtener ayuda profesional en lugar de ir ellos mismos a buscar a su mascota.
  5. Control de temperatura para mascotas pequeñas: Debemos mantener la temperatura de los hogares de conejos y cobayas entre 10⁰C y 20⁰C para conejos y entre 5⁰C y 20⁰C para cobayas , evitando demasiadas fluctuaciones de temperatura. No olvidemos revisar su botella de agua o cuenco con regularidad, ya que pueden congelarse cuando baja la temperatura.
  6. Proporcionar ropa de cama adicional para conejos y conejillos de indias: Por último, asegurarnos de que los conejos tengan ropa de cama adicional para mantenerse calientes durante el clima más frío: alinear las cabañas con mucho periódico, proporcionar mucho heno y cubrirlas con un edredón, manta o lona. Si el clima empeora, debemos considerar trasladar a las mascotas al aire libre adentro a un espacio bien ventilado con luz y espacio para hacer ejercicio, pero nunca colocarlas dentro de un garaje en uso, ya que los gases de escape de los vehículos son dañinos para los conejos y cobayas.

Comentarios (3)

Genial artículo! Es importante proteger a nuestra mascota del frío por es es importante no cortarle el pelo en épocas de frío porque es cuando peor lo pasan…

Un saludo!

Puedo utilizar el articulo y las fotos, en mi página de Facebook: La Cucha de las Mascotas, citando la fuente?

Sí, sin problema. Puede recomendar el artículo en su página de Facebook citando la fuente. ¡Un saludo!

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar