Fiebre en Perros – Guía PASO a PASO sobre Cómo Bajarla y Prevenirla

¿Cómo saber si mi perro tiene fiebre? ¿Cómo bajar la fiebre en perros? Estos son los síntomas reveladores y los consejos más prácticos para tratar la fiebre canina.

fiebre en perros

Al igual que nos sucede a las personas, la fiebre en perros es también uno de los mecanismos de defensa que afecta al cuerpo cuando la salud de nuestras queridas mascotas no pasa por su mejor momento.

Cuando la temperatura corporal del animal supera los 38ºC o 39ºC, podemos considerar como propietarios que nuestro amigo canino tiene fiebre, lo que puede significar la aparición de algún virus o enfermedad que debemos tratar.

Ante todo, lo más aconsejable siempre es acudir a un veterinario que trate el malestar del animal y nos confirme lo que éste padece. Pero también es posible llevar a cabo un procedimiento por nuestros propios medios para bajar la fiebre del perro, siempre y cuando nuestro mejor amigo peludo no se encuentre en un estado que requiera de manera obligada la consulta con un especialista veterinario.

Si se da el caso de que se trata, por ejemplo, de un resfriado, para que éste no vaya a más podemos actuar a través de diferentes remedios caseros para bajar la fiebre en perros.

Del mismo modo, en este artículo podrás encontrar los consejos más prácticos y los síntomas más reveladores para detectar si tu can tiene fiebre. Si has comprobado que tu perro tiene la temperatura demasiado alta, sigue leyendo…

¿Cómo saber si mi perro tiene fiebre?

Cuando nuestro cuerpo no se encuentra en condiciones óptimas, da muestras de ello. Podemos hacer los esfuerzos que queramos, pero lo cierto es que cuando tenemos fiebre, se nos nota a la legua. Pues aunque pensemos que en el caso de las mascotas es algo más complejo, tenemos que decir que no difiere mucho de nuestro ejemplo.

Si nuestro perro tiene fiebre, aunque sea de forma inconsciente, nos mostrará señales de que no se encuentra en un estado de salud acorde. Además de su creciente temperatura corporal, es posible comprobar si mi perro tiene fiebre mediante otros síntomas que nos confirmarán o no nuestros presagios.

Una tos continua, vómitos, posibles convulsiones o temblores, somnolencia y un estado débil e incluso depresivo serán síntomas bastante fiables que se traduzcan en el hecho de que nuestro perro tiene fiebre, y que es posible que esté incubando algún virus. Será el momento entonces de decidir por nuestra parte qué hacer, si consultar a un veterinario si el estado es grave, o intentar en primera estancia controlar la fiebre para que la afección no vaya a más.

Si la temperatura corporal llega a los 39ºC, ésto será sinónimo de que la fiebre ha aparecido en escena como sistema de defensa ante la posible presencia de alguna patología. Si se alcanzan o se superan los 40ºC, la situación requerirá de atención veterinaria especialista sin ninguna duda.

¿Cómo bajar la fiebre en perros?

Una vez que hemos comprobado que nuestro perro tiene fiebre, podremos actuar en consecuencia según su estado, como hemos mencionado anteriormente. Si la temperatura es demasiado alta, lo más aconsejable será acudir al veterinario, ya que esto puede significar la alarma de que está incubando algo peor. Pero si el animal no presenta otros síntomas, además de los comunes de tener fiebre, podremos actuar mediante diferentes métodos detener la subida de la temperatura corporal.

En primer lugar, será importante no dejarnos llevar y decidir medicar por nuestra propia cuenta a la mascota y sin la receta de un veterinario especialista. Y si estás pensando en el primer y habitual remedio que los humanos elegimos para nosotros mismos (paracetamol o ibuprofeno), te recomendamos que leas este artículo con el que solventarás tus dudas.

Entre los remedios caseros factibles que podemos emplear para bajar la fiebre de un perro, se recomienda sobre todo el uso de agua fría, que podemos ofrecer al animal de diferentes formas con el objetivo de humedecer e hidratar su cuerpo, que posee una temperatura elevada.

Para ello, puedes utilizar una toalla húmeda en la que mantener envuelto al can en un lugar de la casa aireado y alejado del calor. Esto aclimatará a tu mejor amigo peludo, de igual forma que si en lugar de una toalla, empleamos esponjas o paños húmedos sobre su cuerpo, siempre y cuando vayamos secándolo para evitar enfriamientos, ya sea con una toalla seca o incluso con un secador.

De igual forma, también podemos optar por darle un baño completo con agua fría durante unos 10 o 15 minutos, asegurándonos siempre de secarle con aire frío, ya que si lo hacemos con aire caliente, el cambio de temperatura podría perjudicar aún más la salud de nuestro cánido.

Y como está visto que para disminuir la temperatura, la frescura del agua es la mejor arma, otra opción sería la de utilizar bolsas de hielo con las que disminuir la fiebre. Para este caso, debemos ser aún más prevenidos si cabe y secar rápidamente aquellas zonas del cuerpo canino en las que hayamos empleado las bolsas de hielo.

Todas estos remedios nos permitirán humedecer el cuerpo del animal con el fin de conseguir que la fiebre vaya desapareciendo poco a poco. También es conveniente, además de refrescar su cuerpo mediante estos remedios, hidratar al animal de forma regular, y ayudarle a que beba agua de su bebedero con facilidad.

¿Cómo prevenir la fiebre en perros?

Además de conocer cómo saber si mi perro tiene fiebre y qué podemos hacer para bajar su temperatura, qué menos que tener claro cómo debemos actuar para no tener que llegar a este punto. Es decir, qué medidas de prevención emplear para evitar que nuestro mejor amigo canino enferme.

Una adecuada y continua hidratación es el mejor remedio contra las elevadas temperaturas, por ejemplo en los meses de verano, en los que los golpes de calor pueden. Del mismo modo, llevar a cabo revisiones de forma regular nos permitirá prevenir y llevar a cabo un tratamiento más eficiente si el virus es detectado con anterioridad. Lo mismo sucede con el calendario de vacunación del can, que evitará el contagio de riesgos mayores, al igual que la desparasitación.

Aunque sin duda, el mejor remedio no es otro que el cariño y los cuidados que nosotros los humanos, como sus mejores amigos, le ofrecemos a nuestros perros. Pero en ocasiones, nos resulta inevitable que algún virus ataque a nuestro cánido. Es por ello conveniente tener a mano algunos consejos prácticos para saber cómo actuar al respecto.

Eso sí, siempre debemos tener en mente ante todo el apoyo de un especialista, un factor fundamental que nos permitirá tener la salud de nuestro can en las mejores condiciones.

Si te ha resultado útil este artículo sobre la fiebre en perros, te recomendamos también la lectura de:

Fiebre en Perros – Guía PASO a PASO sobre Cómo Bajarla y Prevenirla
5 (100%) 3 vote[s]

Artículos Relacionados

% Comentarios (2)

No me aclara mucho lo de la fiebre como poder tomarle la temperatura , y que le podemos dar al canino si tiene fiebre. Gracias

¡Hola!
Como ha podido ver en el artículo, siempre hay síntomas no habituales que nos muestran que puede estar sucediéndole algo a la mascota, como fiebre por ejemplo.
Una tos continua, vómitos, posibles convulsiones o temblores, somnolencia y un estado débil e incluso depresivo serán síntomas bastante fiables que se traduzcan en el hecho de que nuestro perro tiene fiebre, y que es posible que esté incubando algún virus.
En caso de duda, debe acudir siempre a su veterinario para que pueda diagnosticarle y tratarle. Sin ver a la mascota, no se puede prescribir medicamentos.
Un saludo,

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar