La Caspa en los Gatos: Causas, Prevención y Tratamiento

Entrevista a Daniel Rodríguez, veterinario de Mascota y Salud, sobre la caspa en gatos.

El veterinario de Mascota y Salud Daniel Rodríguez nos detalla en una entrevista cómo puede afectar la caspa en gatos, los pasos a seguir en la prevención de ácaros y los tratamientos más efectivos para sobrellevarla.

Para aquellos que conviven con gatos, no es ninguna sorpresa la aparición de caspa en su pelaje por diversas causas. Se trata de la aparición de piel muerta que se desprende del cuero cabelludo y que se acumula en la piel. Así lo explica el veterinario de Mascota y Salud Daniel Rodríguez, en una entrevista en la que nos detalla todas las cuestiones básicas sobre la caspa en gatos.

Principales causas de la caspa en gatos

Entre las principales causas que la provocan, la más común es que puede ser secundaria a una enfermedad, por lo que si detectamos un exceso de caspa lo más conveniente es llevar a la mascota a consulta para estudiar qué sucede.

– Alergias alimentarias y ambientales pueden desarrollar caspa en gatos

La obesidad es otro de los grandes detonantes de la caspa. Los gatos con sobrepeso tienen un movimiento limitado, por lo que no pueden limpiarse, lo que propicia fácilmente la reacción. Pese a que consideramos a los felinos como animales normalmente muy limpios, si tienen un peso desproporcionado, los movimientos son más limitados y la caspa se acumula.

Otra de las causas que puede provocar el problema es el estrés, ya sea a cambio de ambiente, de lugar o de compañía. Además, cualquier alérgeno que haya en el ambiente, por ejemplo el polen, también podría ser desencadenante de caspa.

Daniel se centra también en la importancia de la cheyletiella, a la que define como «un tipo de ácaro que se acumula en la piel y que cuando prolifera, provoca la acumulación de ácaros en el pelaje». Hay que tener cuidado porque nos puede parecer que se trata de caspa simplemente, pero la realidad es otra.

– La importancia de diagnosticar el problema a tiempo

Una vez que se detecte, lo más recomendable es acudir al veterinario lo antes posible. En consulta, el especialista llevará a cabo diferentes pruebas. Una de las principales es la prueba del celo, que consiste en pasar un celo por la piel del gato para realizar un estudio posterior con ayuda de un microscopio. Se trata de un examen diagnóstico que nos va a permitir tratar el ácaro.

Enfermedades como dermatofitosis o tiñas en los gatos, causadas por hongos y que suelen acarrear falta de pelo o alopecia, además de enrojecimiento de la piel, provocarán que el animal se rasque. De nuevo, lo más aconsejable es consultar al veterinario para que éste, según explica Daniel, lleve a cabo un «cultivo fúngico para así detectar el hongo a tiempo y atajar el problema».

– Los tratamientos más efectivos a seguir para la caspa en gatos

El tratamiento va a variar en función de la causa. Si se trata de una alergia alimentaria, lo más conveniente será llevar a cabo una dieta comercial hipoenergética sin componentes alérgicos. Mientras que si deseamos tratar una alergia ambiental, debemos limitar al máximo exponer al gato a ese alérgeno que le afecte.

Si el problema lo causa un parásito, podemos seguir un régimen a base de champús o de nociones. En caso de que las afecciones sean muy fuertes, Daniel señala que otra opción sería «apoyarnos en antibióticos» para tratar de eliminar la caspa en gatos.

La Caspa en los Gatos: Causas, Prevención y Tratamiento
5 (100%) 1 vote[s]

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar