cuidados-de-un-cachorro

¿Problemas de conducta y manejo del cachorro? ¿No sabes cómo educar a un cachorro?

Si tienes un cachorro y te asaltan todas estas dudas, entonces éste es tu artículo. Vamos a hablar sobre cómo educar a un cachorro, los trucos y consejos fundamentales que te ayudarán día a día a enseñar a tu mascota de forma correcta.

Ten en cuenta que tu cachorro es nuevo en la familia y todavía no sabe las normas de la casa. ¡Ayúdale a descubrirlas fácilmente!

Prevención del desarrollo de conductas de miedo

Debes tener en cuenta que educar a un cachorro no será precisamente rápido. Como los niños, tienen un proceso de aprendizaje y de adaptación. Así que no desesperes si no lo aprende a la primera. Verás que puede llegar a ser muy divertido y gratificante cuando comiences a ver los avances.

Debes ser muy constante. No lo dejes ni un día. Si le das tregua, puede olvidar lo aprendido y entender que puede haber excepciones en su conducta. Es dar un paso atrás y corregirlo es más difícil.

Socialización, ejercicio y juego

Debes entender que los animales suelen estar en manadas y necesitan convivir y relacionarse con animales de su especie. No tengas miedo de que juegue con otros perros, le ayudará mucho ver cómo se comportan los demás. Y, además, podéis divertiros juntos jugando y haciendo algode ejercicio, que nunca viene mal.

► No reforzar ni castigar las conductas de miedo

Con el miedo no llegamos a ninguna parte. Es más, podemos retrasar su aprendizaje. Es mejor educar a un cachorro a base de gratificaciones. Ponte en su lugar, ¿no te gustaría que te recompensaran cada vez que haces algo bien? Aprenderías con mucho menos estrés.

► Adaptación progresiva a nuevos estímulos

Es un cachorro, así que le costará al principio entender de qué va la cosa. A base de repeticiones y constancia conseguirás educar a un cachorro.

► Habituación a la soledad y a la dinámica de vida de los propietarios

¡Tranquilo! No le va a pasar nada si le vas dejando a ratos sólo. Es más, si va a estar de manera habitual varias horas sólo, es mejor que le vayas habituando de forma que no sea traumática para él. Poco a poco siempre es mejor.

► No reforzar las conductas de ansiedad

Si tu perro te recibe ansioso, lo mejor es no hacerle mucho caso hasta que se tranquilice. Ésto ayuda a que entienda que con una actitud nerviosa no va a ser atendido. ¡No hay que perder los nervios!

► Adiestramiento de obediencia

Poco a poco puedes ir enseñándole pequeñas cositas: no puedes subir al sofá o a la cama, siéntate, túmbate, pasea junto a mi sin tirar de la correa, etc… Recuerda que sólo a base de repeticiones y premios, te entenderá correctamente.

 

Perrito

Prevención del desarrollo de conductas agresivas

Socialización para educar a un cachorro

Reconocer posturas y comportamientos dominantes que habrá que evitar y en su caso castigar:

Algunos comportamientos nos pueden ayudar a detectar conductas agresivas y tendremos que corregirlas lo antes posible para lograr educar a un cachorro de forma correcta:

Mantener mirada fija con rabo y orejas erectas, incluyendo gruñido es una amenaza de morder o mordisco.
Subirse encima de los propietarios.
Acabar el juego en postura dominante sobre el dueño.
No dejarse acariciar cuando come o descansa.
Exigir comida y comer antes que los dueños.
No permitir que se le quite algo de la boca.
No permitir manipulaciones (cepillado, corte de uñas…).
Elegir los mejores sitios de la casa como zona de descanso, sin permitir que se le mueva..
Pasar primero por las puertas.
Elegir sus propios itinerarios de paseo.

Reconocer posturas de sumisión que habrá que recompensar para reforzarlos:

Y, otras veces, verás que se comporta de manera sumisa y lo ideal sería que las premiaras:

Desviar la mirada, adoptando posturas sumisas, sin gruñir ni intentar morder en ningún caso
Tumbarse en decúbito lateral o supino para ser acariciado y dejarse presionar el esternón y el hocico, flexionando la cabeza hacia abajo
Finalizar los juegos en posición de inferioridad a los propietarios
No exigir comida y comer después de la familia y solo
Permitir que le quitemos algo de la boca
Dejarse acariciar en todo momento
Obedecer órdenes

Utilizar adecuadamente el premio y el castigo es fundamental para educar a un cachorro

No le premies por todo o si no, no entenderá nada… Puede ser con chuches para perros, con caricias, mimos, etc.

Premio: palabras cariñosas, comida, caricias.

Y no le castigues físicamente nunca. Piensa que ellos no lo entienden como tú. Busca otros métodos alternativos que te ayuden a que haga lo que quieres.

Castigo: Inmediatamente a la conducta, intensidad suficiente, no dolor físico.

Control de la alimentación

Evitar suministros de “extras” cuando los pide. Sólo como recompensa ante una acción positiva.
No alimentar “ad libitum”.
Dispondrá de una hora para alimentarse, trascurrido ese tiempo se retirará el sobrante hasta la siguiente toma.

Practicar el juego con el cachorro de forma adecuada

Evitar juegos competitivos en los que el animal salga victorioso. Es mejor divertirse juntos. Así entenderá que él no domina, sino que es uno más del juego.
Finalizar el juego a criterio del dueño. Si quieres terminar el juego y el insiste en seguir, sé firme y no cedas. Lo tomaría como una debilidad.

Adiestramiento de obediencia a la hora de educar a un cachorro

▪ Es la mejor forma de reforzar el liderazgo del dueño. Mediante juegos, puede llegar a ser muy satisfactorio para ambos.
2-3 sesiones de obediencia al día. No te pases con las horas de adiestramiento. Recuerda que, al igual que los niños, cuando son pequeños, lo que más le gusta es jugar contigo. ¡No va a ser todo trabajar! Hay que divertirse y ser feliz.
Órdenes simples como el siéntate. Cuanto más sencillo, mejor lo entenderá. Órdenes muy complejas no conseguirá entenderlas bien.
Sesiones cortas 5-10 min.
▪ Orden más recompensa: adiestramiento en positivo. Ya sabes, si empieza a cumplir tu órdenes o si tiene actitudes correctas por sí mismo, es bueno que le recompenses. Un mimo, una chuche, un rato de juegos, … ¡seguro que le encanta!
Finalizar las sesiones con buena acción. Como a los humanos, a ellos también les gusta terminar algo con un buen saber de boca. ¿A quién no le gusta irse a casa contento  y sabiendo que ha hecho un buen trabajo?
▪ Utilizar la máxima: nada en la vida es gratis. Si quiere algo, tiene que ganárselo. Nada de regalos si no cumple las expectativas. Lo irá entendiendo poco a poco.

Prevención de problemas de conducta

educar a un cachorro

Conducta destructiva del perro joven

Causas

Conducta exploratoria. A veces, la curiosidad les puede. Ayúdales a entender que todo tiene un límite.
Conducta de juego. Se puede jugar, pero tienes que enseñarle cuándo parar para evitar conductas dominantes.
Erupción de la dentición. Ese es el momento crítico en el que lo morderá todo. Ayúdale con algunos trucos para que la dentición no sea tan molesta.

Pautas a seguir

▪ Proporcionar juguetes adecuados y adaptados para cachorros. Así evitaremos accidentes.
▪ Estimular a jugar con esos juguetes (juegos interactivos). Interactuar juntos. Es más divertido y satisfactorio jugar juntos.
Aumentar su motivación por esos juegos/juguetes mediante recompensas. Sí lo hace bien, dale un fuerte achuchón. ¡Verás como le encanta y lo repite!
No permitir que juegue con objetos de la familia. Esa famosa zapatilla… ¡nada de llevársela como un juguete! Ya sabes cómo acaba el juego.
▪ El cachorro debe realizar ejercicio en función de sus necesidades. No le tengas todo el día corriendo. Es un cachorro y necesita su tiempo de relax y descanso para desarrollarse correctamente.
▪ Utilizar el castigo de forma adecuada. Eso sí, nunca físico. Hace más efecto quitarle algo o no jugar con él, que golpearle.
Evitar, cuando el dueño esté ausente, que tenga acceso a cosas o lugares que pueda destrozar. No daremos oportunidades de hacerlo mal. Él no sabe todavía que no puede jugar con el rollo de papel higiénico o con la papelera. Pero poco a poco lo irá entendiendo. Si lo dejas fuera de su alcance al principio, podrás ir enseñándole que no se coge poco a poco.

Control inadecuado de la mordedura

Causas

▪ Déficit de adquisición de los autocontroles (juguetes). Es decir, coge un juguete y lo destroza.

Pautas a seguir

Evitar juegos bruscos (morder cuerdas o ropa y competir con él, tirando). Debes enseñarle que el juego es tranquilo. No pegues tirones fuertes del juguete.
Evitar castigo físico. Si ves que no lo hace bien, deja el juego. Y cuando se tranquilice, vuelve a jugar otra vez.
Redirigir la conducta. Enséñale qué quieres que aprenda de forma sencilla.
Cese del juego (no permitir que nos muerda jugando). Si muerde, se acabó el juego rotundamente. Eso le ayudará a entender que no te ha gustado su actitud.
▪ Cuando muerda, emitir un sonido fuerte (chillar), para que se dé cuenta que está haciendo daño.

Conducta de eliminación inadecuada

Pautas a seguir

Elegir lo antes posible la zona de eliminación (ej. Papel de periódico en la cocina). Si todavía no puede salir a la calle, puedes enseñarle a hacer sus necesidades en un papel de periódico o en una cajita de arena.
Llevar con frecuencia al cachorro a la zona de eliminación, al menos 6 veces al día.
▪ Sacar al perro inmediatamente después de despertarse (aunque sea sueño corto) y a los 15-30 minutos de haber comido.

Reservar los juegos para después de la conducta de eliminación.
Elogiar al perro tan pronto como empieza a ponerse en posición de eliminar y premiarlo inmediatamente después de terminar.
Los castigos solo son eficaces si se pilla “in fraganti”. Suficiente un “No” seco, alto, en tono enfadado. Si se corta la conducta llevarlo inmediatamente a la zona donde debe hacerlo.
▪ Los castigos físicos inducen al miedo.

▪ Si para llegar a la zona de eliminación hay que recorrer cierta distancia, cogerle en brazos (sin presionar la vejiga) para inhibir la eliminación durante el recorrido.
Evitar deambulaciones del perro por toda la casa y acostumbrarle a esta en un espacio restringido. El cachorro no eliminará en su cubil a no ser que pase demasiado tiempo.

Con todos estos consejos seguramente te resulte más sencillo educar a un cachorro. Recuerda que sólo a base de constancia y paciencia podrás obtener buenos resultados.

Artículos Relacionados

% Comentarios (3)

Y que consejos o pautas a seguir se utilizan cuando el perro al llegar a casa te salta encima? O en el parque saluda igual a los demás propietarios… No consigo cambiarla

Hola Zaira, muchas veces, cuando llegamos a casa, solemos (sin quererlo o incluso sin saberlo), provocar un estado de estrés a nuestras mascotas; les saludamos efusivamente, alzamos los brazos, la voz…
Ellos intentan subirse a ti bien para intentar saludarte y ponerse a tu altura, o por dominancia, cualquiera de las dos acciones las tenemos que controlar. Podemos probar varías técinas:
– No hagas caso a tu mascota hasta que esta se relaje, no le acaricies, en caso de que se suba, puedes suavemente subir la rodilla para que choque contra esta (sin hacerle daño). Intentamos que choque y su acto quede frustrado.
– Otra forma es darte la vuelta y no hacerle caso, no le acaricies hasta que no se haya tranquilizado, le diremos «no» con un tono seco, en el momento en el que se haya sentado o puesto a cuatro patas, con voz suave procedemos a premiarle (caricias suaves, que transmita tranquilidad), no antes.
Para evitar estrés, también intentaremos que las despedidas sean lo menos dramáticas posibles para él, no le repitas que te vas, cuanto más natural mejor, ellos nunca saben cuando volverás y su nivel de ansiedad incrementa.
Respecto a otros perros, puedes probar a sentarle antes de que se acerque a ellos, andar otro poco y volver a sentarle si se pone nervioso, que vaya entendiendo que si salta no se acercará a ese perro a jugar. Si tira de ti, gira inmediatamente hacia el otro lado y comienza a andar en sentido contrario, que él/ella sepa que eres tu quien manda. Cuando quieras, vuelve hacia ese perro y si vuelve a tirar, volvemos a andar hacia el otro lado.
Son técnicas que requieren tiempo, pero terminan entendiéndolo.
Nosotros somos veterinarios a domicilio, no etólogos, pero esperamos haberte ayudado y que funcionen estás técnicas. ¡Ya nos contarás! 🙂

Betina Paula Iglesias

Hola! Tengo un cachorro y día a día lo vamos educando pero no se como hacer cuando alguien sale de casa llora y no se queda solo aún. Ojalá me den estrategias. Gracias

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar