Heridas en las almohadillas de perros: causas, tratamiento y prevenciones

pata-perro

¿Por qué a mi perro le salen heridas en las almohadillas? ¿Hay trucos para prevenirlas? Anticiparse a estas lesiones tan molestas ya es una realidad. Conócelo todo sobre las almohadillas de tu can y aprende a protegerlas gracias los detalles que te reflejamos en este artículo.

Las almohadillas de los perros cumplen la misma función que la suela de las zapatillas que portamos los humanos. Es la zona de la pata que entra en contacto con el suelo y gracias a ella, el can es capaz de evitar numerosos problemas óseos: los saltos son amortiguados y el paso del perro gana ligereza, permitiendo que los huesos y las articulaciones del animal sufran mucho menos.

Por diversos motivos, esta parte de la pata del can puede resentirse y presentar determinadas heridas. Ante situaciones de este tipo, no hay que alarmarse, las lesiones en estas zonas del can son habituales. No obstante, sí que es conveniente tratar con precisión la zona para que nuestro fiel compañero se recupere lo antes posible.

¿Quieres descubrirlo todo sobre las heridas en las almohadillas de los perros? ¡Sigue leyendo!

¿Por qué aparecen las heridas en las almohadillas?

Las almohadillas del can están preparadas para aguantar en buen estado independientemente de la superficie en la que se apoyen. Sin embargo, varias circunstancias tanto del suelo como de nuestro can pueden implicar la aparición de ciertas heridas en estas plantas de las patas.

Heridas por erosión

La erosión, es decir, el excesivo desgaste que sufren las plantas de las patas es una de las causas principales de las lesiones en las almohadillas caninas. Pero, ¿cuáles son los motivos principales de este deterioro? Hay varias razones que ocasionan esta situación.

La más evidente es la dureza de la superficie. Cuando el suelo es más rígido, las almohadillas caninas sufren mucho más y la erosión se incrementa notablemente. Dentro de esta categoría, el asfalto y el hielo son las dos superficies que más “hacen sufrir” a las plantas de las patas perrunas.

Almohadilla de un perro con sequedad.

Ejercicio físico de la mascota

Pasarse con el ejercicio también provoca que la erosión con el suelo sea excesiva y que el can también sufra lesiones en las almohadillas por este motivo.

Otro motivo por el que surgen las lesiones por erosión, aunque parezca una contradicción, es la falta de ejercicio. Las almohadillas de los perros se ablandan cuando no cuentan con su dosis de actividad diaria. Por ello, el hecho de no fortalecer lo suficiente esta zona provoca que, al menor esfuerzo, surjan heridas en las almohadillas.

chat veterinario online

Las lesiones provocadas por la erosión en superficies duras no son graves. Las heridas que suelen surgir no alcanzan mucha profundidad y tienen una curación mucho más sencilla si se tratan con tiempo.

Heridas por quemadura

El clima juega un papel fundamental en este tipo de heridas. Cuando hace excesivo calor, nuestro can tiene muchas posibilidades de quemarse las almohadillas con el asfalto. Además, si el terreno se encuentra congelado o con hielo, las quemaduras en las plantas de las patas tendrán muchas papeletas de surgir en el animal.

Por todo ello, tanto en verano como en invierno debes calcular muy bien cuándo pasear a tu fiel compañero. En los meses más calurosos, evita las caminatas en horas centrales del día, ¡ya que el asfalto echa humo! En el período invernal, intenta que tu can corra lo menos posible por la nieve –sobre todo si no está acostumbrado a ella-. Debes proteger a tu perro del frío en la época invernal.

Huella de un perro que ha paseado por la nieve.

Heridas por traumatismo

Aquí contemplamos lesiones que vienen provocadas por determinados elementos que se puede encontrar tu perro en el asfalto. Hablamos de astillas, cristales, puntas de metal y demás objetos punzantes.

Los traumatismos provocados por estos objetos suelen ocasionar heridas de una mayor profundidad –con un sangrado más abundante- y, en numerosas ocasiones, es necesaria la implantación de puntos de sutura, añadiendo más complejidad a la recuperación del can.

¿Cómo curar las almohadillas de mi perro?

El tratamiento de las heridas de nuestro can variará dependiendo de la gravedad y de la profundidad de las mismas. Hay heridas que pueden ser curadas desde nuestra propia casa, en cambio, hay otras lesiones más graves que exigen la aparición de un veterinario que se encargue de estudiar la zona.

Desde Mascota y Salud, siempre te recomendamos que acudas a tu veterinario de confianza para salir de dudas en torno a la gravedad de las heridas. Siempre es mejor tener la opinión de un profesional, aunque la lesión no parezca muy grave.

Hay que decir que las heridas de esta zona, por lo general, suele requerir un tratamiento conservador. Sin embargo, son áreas complicadas de curar, ya que se encuentran en una zona muy sensible del can. Lo que siempre debemos hacer es prestarles la atención necesaria, para que nuestro perro no desarrolle problemas más graves.

Perro tumbado mientras muestra sus almohadillas.

 

Cuando las heridas son profundas y las almohadillas presentan una hemorragia, antes de acudir a nuestro veterinario, debemos detenerla. ¿Qué necesitaremos en estos casos? Tan solo agua oxigenada y gasas estériles.

En casos de quemaduras o heridas más superficiales, tendremos la posibilidad de realizar la cura en nuestra casa. Los pasos que debemos seguir son los siguientes:

  1. Limpiar la almohadilla. Para ello emplearemos agua tibia que nos permitirá observar el tamaño de la lesión.
  2. Desinfectar la herida. Trataremos la zona limpia con agua oxigenada ayudándonos con una gasa. Los toques que daremos serán suaves. Si la herida no es muy grande, con esto bastará. También es posible la aplicación, con otra gasa, de digluconato de clohexidina.
  3. Tapar la herida. Lo ideal es dejar la herida al aire, no obstante, al tratarse de la planta de las patas, el contacto con el suelo va a ser inevitable. Por ello, recomendamos poner un vendaje que se debe cambiar entre dos y  tres veces diarias (donde habría que repetir el proceso de nuevo). También puedes ayudarte de pomadas cicatrizantes, para provocar que la herida desaparezca lo antes posible.

¿Cómo prevenir las heridas en las almohadillas de mi perro?

Muchas son las medidas que podemos tomar para evitar que nuestro can sufra heridas de este tipo. Si las aplicamos en nuestro día a día le evitaremos más de un disgusto a nuestro fiel compañero.

Evitar los paseos en las horas de excesivo calor o frío

Como ya hemos comentado en este artículo, las quemaduras en las almohadillas son un tipo de heridas comunes que pueden presentar los perros en sus plantas. ¿Cómo podemos esquivar este tipo de lesiones? Evitando que nuestro perro salga a la calle cuando hay temperaturas elevadas y cuando es probable que se encuentre con una gran cantidad de placas de hielo y nieve.

Almohadilla que no presenta heridas

Esquivar zonas que alberguen objetos punzantes en el suelo

Aparte de que nuestro perro puede clavarse dichos objetos en la almohadilla, también es probable que se lleve a la boca alguno de ellos, con todas las consecuencias que esto supone.

Aplicar gel de aloe vera en las almohadillas

Hablamos de un producto que puede servir tanto para prevenir como para curar las heridas. El Aloe Vera tiene propiedades hidratantes, regeneradoras, cicatrizantes, antisépticas y analgésicas, características que la convierten en una  aliada perfecta contra las heridas en las almohadillas. ¡Las plantas de los canes ganarán resistencia ante cualquier erosión externa!

Ejercicio físico sin pasarse

El sedentarismo de nuestro perro implica unas almohadillas blandas más sensibles a la erosión. Por ello, es conveniente que el can tenga su dosis de actividad física diaria. Eso sí, tampoco hay que pasarse, ¡que el exceso de ejercicio termina desgastando las plantas de las patas!

Utilizar productos para endurecer las almohadillas

Existen productos que otorgan la posibilidad de endurecer estas zonas. ¿Dónde podemos conseguirlos? Nuestro veterinario nos puede facilitar determinados productos de este tipo, aunque también hay tiendas de animales que se encargan de comercializar estas sustancias. ¡Son ideales cuando tu perro va a caminar distancias más  largas de las habituales!

Emplear pomadas y cremas protectoras

Son productos que se encargan de reforzar e hidratar esta zona, factores que permiten una resistencia mucho mayor de las almohadillas antes cualquier rozadura considerable.

Si te ha parecido interesante este artículo sobre las heridas de almohadillas caninas, también te recomendamos:

¿Cómo cortar las uñas a mi perro?

¿Cómo elegir bien el bozal para mi perro?

Collar o arnés, ¿qué es mejor para mi perro?

 

Heridas en las almohadillas de perros: causas, tratamiento y prevenciones
5 (100%) 2 votes

¡Comparte!

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar