Las 7 amenazas a las que se enfrenta tu perro en verano

El verano puede convertirse en una época bastante peligrosa para tu perro si no guardas las precauciones necesarias. Te comentamos los riesgos más probables que tu can puede sufrir en esta época del año y te ayudamos a evitarlos. ¡Toma nota de los peligros que te mostramos!

El intenso calor, los baños refrescantes y las numerosas horas expuestos al sol son tres ingredientes del verano que no nos faltan tanto a los humanos como a los perros. Nuestros compañeros peludosdisfrutan mucho de estos meses del año, sin embargo, en ellos están expuestos a numerosos peligros.

Los dueños son los únicos capaces de evitar estas amenazas en el cuerpo del can, por ello, te recomendamos que memorices bien estos riesgos veraniegos caninos que pueden poner en peligro la salud de tu mascota.

RADIACIONES SOLARES: MÁS INTENSAS Y PERJUDICIALES

Si por algo destaca esta estación del año, es por el elevado nivel de potencia que alcanzan las radiaciones del sol. Gracias a este hecho, el calor es más asfixiante y los rayos solares se convierten en auténticos enemigos del organismo de nuestra mascota si este no se encuentra protegido.

El golpe de calor en perros es una realidad que puede darse si no se toman las precauciones necesarias. Para empezar, es necesario evitar las horas del día en las que el calor es más intenso.

En estas condiciones climáticas, el coche no es un aliado, todo lo contrario. Por eso, no hace falta decir que no debemos dejar encerrado al can dentro de ningún vehículo, ya que las temperaturas alcanzadas en los automóviles pueden llegar a ser mortales para el animal.

Por otro lado, al igual que los humanos protegemos nuestra piel contra el sol, los canes también  necesitan dicha protección. El pelaje de los perros forma esa barrera contra los rayos ultravioletas, por lo que, antes de cortar su pelo, es necesario conocer a qué perros se les puede cortar el pelaje.

Aquí encontrarás toda la información sobre cortar el pelo a un perro.

ASFALTO MUY CALIENTE

Este apartado va directamente relacionado con el anterior. La intensidad con la que los rayos solares alcanzan el asfalto provoca que este “arda” literalmente. Nuestros canes se enfrentan a una situación de las aceras complicada, sobre todo, en las horas centrales del día.

Las quemaduras en las almohadillas son habituales en verano y, toda la culpa, reside en los dueños de los perros. Pasear al animal cuando más temperatura alcanza el asfalto es una práctica de riesgo para la salud canina. ¡Debemos sacar a nuestro can en las horas menos calurosas de la jornada!

Para evitar el daño en las almohadillas caninas, puedes leer el siguiente artículo.

Cualquier problema de salud en tu mascota, debe estar revisado por los mejores profesionalesposibles. Por ello, es recomendable que eches un vistazo a nuestros servicios veterinarios y elijas el que más se adapte a tus necesidades. Ver más información.

MÁS PROBABILIDADES DE DESHIDRATACIÓN

La deshidratación es otra de las amenazas a las que se enfrenta un perro en verano. Como dueños, deberemos ser mucho más insistentes con nuestro can para que beba agua durante todo el día.

Pero no solo el agua será importante. También habrá que destacar determinados alimentos que servirán para refrescar e hidratar a nuestra mascota. Hablamos de frutas o helados para perros, claves en la alimentación veraniega canina.

 Descubre la comida para perros en verano

CORRIENTES DE AGUA TRAICIONERAS

Los canes, al igual que los humanos, también agradecen un baño veraniego que les quite el calor del cuerpo. Playas, pantanos y ríos pueden convertirse en opciones refrescantes naturales muy agradecidas por nuestros fieles compañeros caninos. Aquí te damos algunos consejos si vas a la playa con tu perro.

No obstante, cuando nos aproximemos a alguna de estas aguas, es conveniente guardar la máxima precaución posible. Las corrientes acuáticas son una amenaza que cada año se lleva cientos de vidas humanas y animales.

Por todo ello, debes procurar que tu mascota siempre se bañe en zonas cercanas a la orilla y bajo tu supervisión constante. No es necesario señalar que si las aguas aparentan estar en malas condiciones para el baño, bajo ningún concepto debemos dejar que nuestra mascota se arrime a la orilla.

¡Lo último que queremos en unas inolvidables vacaciones de verano es que nuestro perro se lleve un susto!

MÁS RIESGO DE PADECER OTITIS

La otitis siempre puede aparecer en los oídos de nuestra mascota. No obstante, la época veraniega es un momento en el que esta enfermedad se incrementa gracias a los chapuzones estivales caninos.

Después de un refrescante baño, hay determinadas zonas de nuestros fieles compañeros que pueden no secarse bien. Hablamos de partes del cuerpo como las orejas y los oídos. Estas áreas son muy sensibles y un secado incompleto de las mismas puede suponer una otitis en perros.

Ante esta posible situación, se hace necesario secar con cuidado y con efectividad las orejas y la zona de los oídos de nuestro perro después de que este salga del agua -sobre todo si tiene las orejas grandes-. De lo contrario, la inflamación del oído será cuestión de tiempo…

APARICIÓN DE DETERMINADOS HONGOS

Secar bien a nuestra mascota es algo que deberemos tener en mente este verano. Con un buen secado, aparte de evitarnos posibles otitis, también esquivaremos la aparición de hogos en perros.

La humedad es una gran aliada de estos organismos. El contagio de un perro por alguna espora de cualquier especie de hongo es mucho más probable cuando el can se encuentra mojado. ¡Es el ambiente preferido por este tipo de microorganismos!

CUIDADO CON EL CLORO

En el caso de que tu mascota pueda darse un chapuzón en una piscina, el cloro será otra de las amenazas a tener en cuenta. Hablamos de una mezcla de compuestos químicos que puede resultar muy perjudicial para nuestro can en determinadas facetas.

Para empezar, es probable que entre agua con cloro en los ojos de nuestro can mientras este nada, ocasionándole un tipo de conjuntivitis en perros. Este conjunto de químicos también puede afectar a la piel, causando irritación en la misma.

Pero sin duda, la peor faceta del cloro en el organismo de tu can se produce cuando este es ingerido. El hecho de que el can beba agua de la piscina puede provocarle enfermedades muy graves, por ello, ¡nunca le dejes beber del agua de la piscina!

En el caso de que tu perro sufra alguna de estas amenazas, lo mejor es contar con el servicio veterinario de Mascota y Salud, ya que te aportará todas las garantías posibles. Más de 300 centros veterinarios estarán a la disposición de tu can y será atendido por los mejores profesionales. ¡En el banner podrás calcular tu seguro!

Las 7 amenazas a las que se enfrenta tu perro en verano
5 (100%) 2 vote[s]

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar