Sarna: Todo sobre esta enfermedad de la piel

La sarna es una enfermedad que afecta a muchos animales, entre ellos, los perros son uno de los grandes focos de esta infección. Se trata de una enfermedad de la piel muy contagiosa causada por ácaros, unos parásitos diminutos pertenecientes a la familia de los arácnidos.

En este artículo os contamos cómo saber detectar la sarna en perros, los síntomas, el tratamiento y la manera de prevenir esta enfermedad. Además también os explicamos si es posible que nuestro perro nos contagie la sarna.

¿TIENE SARNA MI PERRO?

Si tu perro se rasca continuamente, se pega pequeños mordiscospierde más pelo de lo habitual, le aparecen costras o incluso pierde peso, es posible que tenga la sarna.

Es importante detectar esta enfermedad a tiempo, ya que cuanto antes le pongamos remedio más fácil será combatirla. Los síntomas suelen ser claros y el veterinario con una pequeña muestra de piel y con la ayuda de un microscopio podrá observar si existen ácaros o no y te dará un diagnóstico bastante concreto.

Los perros sanos y fuertes tienen menos posibilidades de contraer esta enfermedad ya que es más común en animales con las defensas bajas, desnutridos o con falta de higiene.

SÍNTOMAS DE LA SARNA

Los síntomas de la sarna en perros son muy comunes. Veamos algunos de los característicos.

  • El principal síntoma de la sarna es el picor y ardor de la piel, lo que conlleva que nuestra mascota se rasque constantemente o intente frotarse con muebles o esquinas de la casa para intentar sentir alivio.
  • Otro de los síntomas causado por la sarna son los pequeños mordiscos. El perro intentará rascarse con todos sus medios al alcance y sus dientes son uno de ellos que también le producen un cierto alivio.
  • La piel se enrojecerá e incluso se puede llegar a inflamar.
  • También es posible que veamos algunas heridas o llagas en la piel del animal. Pero si lo que observamos es una piel excesivamente seca y con costras, debemos alertarnos, pues se trata de un síntoma de la sarna avanzada.
  • La pérdida de apetito y peso es otro de los síntomas de esta enfermedad.
  • Pueden aparecer escamas cutáneas.
  • El pelo comenzará por debilitarse y según avance la enfermedad se irá cayendo hasta formar calvas en el cuerpo de nuestra mascota.
  • El mal olor en el perro es otro de los síntomas de la sarna.

¿ES CONTAGIOSA LA SARNA ENTRE PERROS?

Sí. La sarna en perros es una enfermedad muy contagiosa, y aunque no existe una única manera de contagio, la más habitual es en la que dos perros entran en contacto directo entre ellos o con alguno de sus objetos infectados por los ácaros. Por ello, debes prevenir que tu perro se relacione con otros animales si tiene sarna.

Sácale por alguna zona en la que no haya otros perros y siempre atado por si se acercara alguno intentar apartarle.

La sarna en perros es más fácil de contraer en canes que no tienen la higiene adecuada o no se alimentan bien. Si tu perro está fuerte y sano es más difícil que contraiga esta enfermedad.

TRATAMIENTO DE LA SARNA

A la primera sospecha que tengamos de que nuestro perro tiene sarna, lo primero que debemos hacer es acudir inmediatamente al veterinario para que examine al animal y nos dé un diagnóstico concreto. Será él, mediante diferentes pruebas, quien determine si se trata de sarna y de qué tipo es.

Una vez diagnosticada la sarna, el tratamiento dependerá de varios factores, como por ejemplo del estado de la enfermedad, según si está avanzada o no, de la edad y del peso del animal.

Lo más probable es que el veterinario aplique al perro un acaricida que puede ser oral, tópico o incluso inyectable. Además, puede complementar el tratamiento con antiinflamatoriosanalgésicos y alguna loción o champú para tratar los ácaros.

Es muy importante seguir el tratamiento a rajatabla y en ningún caso dejarlo a medias, aunque creamos que nuestra mascota ya está curada. Si lo hacemos es posible que al poco tiempo se vuelva a reproducir la enfermedad y esta vez sea más difícil acabar con ella.

¿PODEMOS PREVENIR LA SARNA EN PERROS?

No es posible prevenir por completo la sarna en perros pero si podemos intentar que sea más difícil su aparición o contagio. Veamos algunos consejos preventivos:

  • La higiene es uno de los puntos más importantes en la prevención de la sarna. Mantener a tu mascota limpia debe ser una prioridad. Se deben bañar al menos dos veces al mes y si se ensucia jugando en el parque debemos asearle a su vuelta. Además, también tienen que mantenerse limpios sus enseres, como su cama o su comedero, entre otras cosas.
  • Una correcta alimentación es otro de los factores primordiales a tener en cuenta. Si nuestro perro está fuerte y sano es más difícil que contraiga la sarna.
  • Debemos tener precaución con animales que padezcan la sarna. Evitar el contagio es vital, así que si ves a otro can con síntomas o sabes de su enfermedad, no te acerques a él con tu perro. Mantén las distancias.
  • Visitar al veterinario siempre es bueno para nuestra mascota. Respeta las revisiones y no te saltes ninguna fecha del calendario de vacunación. De esta manera las defensas de tu perro estarán en su punto más álgido.

Para mantener una buena higiene en nuestra mascota también es importarte cepillarle el pelo con frecuencia. Te damos algunos consejos útiles.

¿PUEDE NUESTRO PERRO CONTAGIARNOS?

Depende del tipo de sarna que tenga nuestro perro. Generalmente es difícil que un animal pueda contagiarnos esta enfermedad si tenemos cuidado, pero hay un tipo de sarna bastante común entre los perros, más concretamente la sarna sarcóptica, que es altamente contagiosa y que corremos el riesgo de contraerla.

Si sospechamos que nuestro perro tiene sarna, lo mejor es prevenir. Como no sabemos de qué tipo de sarna se trata, tomaremos precauciones cuando tengamos contacto con nuestra mascota, utilizando guantes de látex para evitar el contacto directo.

Seguidamente llevaremos al animal al veterinario para poder obtener un diagnóstico médico y saber con certeza de que tipo de sarna se trata y si estamos, o no, en peligro de contagio.

Hay que tener en cuenta que los síntomas de contagio no aparecerán hasta al menos una semana después del contagio, por lo que lo recomendable es prevenir y acudir al veterinario al menor síntoma.

Si aún no tienes un veterinario de confianza o no sabes dónde acudir con tu perro, no te preocupes, en Mascota y Salud tenemos más de 300 clínicas repartidas por toda España y gracias a su seguro veterinario, por tan sólo 19€ al año, podrás disfrutar de diferentes descuentos y ventajas. ¿A qué esperas? ¡Infórmate!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar