¿Cómo es el sueño de los gatos?

Los gatos son verdaderos maestros en conciliar el sueño en cualquier momento y en cualquiera circunstancia.

Durante el 75% del tiempo de descanso los gatos están en un estado de duermevela y tan sólo en el restante 25% duermen de forma profunda llegando incluso a soñar.

Los gatos, y en general todos los felinos, son verdaderos maestros en conciliar el sueño en cualquier momento y en cualquiera circunstancia, incluso cuando permanecen sentados en posición vertical. Los gatos pueden dormir hasta 16 horas diarias e incluso cuando son cachorros pueden llegar a dormitar hasta 20 horas.

Podemos afirmar que este gusto por dormir es resultado del proceso evolutivo, de los hábitos nutricionales y de la fisiología. En un hábitat salvaje cualquier felino quema una gran cantidad de energía en cazar y por lo tanto dormir constituye la forma natural para la recuperación de energía.

Pero dormitar, algo que en los gatos sucede durante el 75% del tiempo de sueño, no significa que nuestra mascota se encuentre profundamente dormida. Durante el estado de duermevela los gatos pueden obtener todo el descanso que necesitan, pero al mismo tiempo permanecen alerta y listos para despertar en cualquier momento. Esta fase es fácilmente reconocible porque en ella los animales mueven las orejas al menor ruido y sus ojos se encuentran levemente abiertos.

Pueden llegar a dormir hasta 16 horas seguidas

Durante la cuarta parte restante (25%) del tiempo de descanso los gatos están en un sueño profundo, un porcentaje que en animales mayores puede alcanzar el 40%. Durante el tiempo de sueño profundo los gatos se acurrucan con los ojos bien cerrados y a veces puede que tengan su cola sobre la cara como si se tratara de un antifaz.

Este sueño profundo es fundamental para que el cuerpo pueda regenerarse y mantenerse saludable y también es el momento en el que los gatos sueñan. Si mientras duerme ve curvarse los bigotes de su gato, esa es una buena señal de que está soñando.

Y aunque pueda parecer extraño lo cierto es que los gatos también roncan. Generalmente el ronquido sucede cuando alguna parte del paladar blando obstruye las vías respiratorias, algo que ocurre con más probabilidad cuando el animal está relajado. Por otro lado el ronquido es más frecuente en gatos de narices cortas, como persas, himalayos u otras razas exóticas.

Finalmente, si su gato muestra desequilibrios en las horas de sueño será muy conveniente que se ponga en contacto con su veterinario. Un sueño excesivo puede ser síntoma de enfermedad o dolor, mientras que despertarse frecuentemente puede indicarnos un problema de hipertiroidismo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar