Los perros prefieren el reggae y el rock suave a la música clásica

La música es una herramienta muy útil para mejorar la calidad de vida de los canes.

Expertos de la Universidad de Glasgow han liderado un estudio en el que se analizan los efectos que producen en los perros los distintos ritmos musicales.

Expertos de la Universidad de Glasgow y de la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales, que pasa por ser la mayor organización británica en la defensa del bienestar animal, han compartido la realización de un novedoso estudio cuyo objetivo es analizar el comportamiento de los perros al escuchar diferentes géneros musicales.

Está comprobado que la música es una herramienta muy útil para mejorar la calidad de vida de los canes, principalmente de aquellos que habitan en perreras y protectoras, dado que la audición de unos ritmos sonoros adecuados contribuye a aliviar los niveles de estrés e incluso ayuda a reducir el estado de ansiedad que sufren los animales por el hecho de estar separados de sus dueños.

Los investigadores implicados en este estudio han analizado todos aquellos efectos que provocan en los perros las diferentes músicas, desde los cambios de comportamiento y de carácter hasta los cambios posturales, y los primeros resultados obtenidos inducen a pensar que desde un punto de vista general la música provoca una reducción del estrés canino.

La música rebaja el estrés canino

Por otro lado también ha quedado comprobado que no todos los perros reaccionan de la misma forma al escuchar los diferentes ritmos, lo que demostraría que como sucede con las personas cada animal tiene sus preferencias musicales.

Hablar de la estimulación auditiva de los perros no es algo nuevo para el mundo de la ciencia, pues existen diferentes estudios que demuestran que los audiolibros y que el escuchar lecturas son factores que contribuyen positivamente a rebajar los casos de estrés canino, aunque por el contrario poco se había estudiado hasta ahora en relación con los efectos que produce la música en el comportamiento de los canes.

Los resultados obtenidos en experimentos anteriores de similares características parecían demostrar que entre todas las variantes rítmicas era la música clásica la que más contribuía a calmar a los perros, pero en esta nueva investigación de la Universidad de Glasgow  las conclusiones obtenidas han servido para romper algunos moldes, ya que para los animales estudiados los géneros musicales favoritos fueron, por este orden, el reggae y el rock suave.

Ya lo sabes, si tu perro sufre de ansiedad por separación quizás Bob Marley tenga la clave para relajarle.

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar