¿Cómo Saber si un Perro es Feliz? 9 Factores Imprescindibles

¿Cómo saber si mi perro es feliz? ¿Cómo conseguir que lo sea? Detallamos una serie de factores que implican una vida canina mucho más alegre y divertida. ¡Las claves del bienestar pleno de un can las localizarás en este artículo!

Controlar el estado de ánimo de nuestras mascotas no es una tarea para nada fácil. Las emociones de un perro pueden llegar a parecernos una auténtica montaña rusa de la que no sabemos predecir si llegará una subida o una bajada.

Los sentimientos caninos son expresados con numerosos gestos que podemos contemplar a diario: movimiento de la cola, expresiones faciales, llantos, saltos, ladridos, jadeos, rabietas, etc. Como bien sabemos, algunas de estas acciones tienen connotaciones negativas y otras positivas.

¿Cómo saber si tu perro es feliz? Analizando seriamente todo lo que nuestro can nos expresa a lo largo del día, ¿podemos confirmar que es un perro feliz? En este artículo te explicamos una serie de factores que, de cumplirse, implicaría la felicidad plena del animal. ¡No pierdas detalle de las señas de alegría que detallamos a continuación!

– Actitud efusiva ante todo

La primera señal de que un perro es feliz la podemos detectar en el desplazamiento de su cuerpo y en la actitud con la que lo lleva a cabo. Todo can activo que reaccione con entusiasmo a cualquier cosa (por absurda que parezca) y salte por ello es realmente feliz.

– Relajación óptima del cuerpo, señal de un perro feliz

Dentro de la efusividad que describíamos en el apartado anterior, el perro debe transmitir relajación y serenidad cuando esos picos de emoción ya han pasado. El relax que transmita el perro será un fiel reflejo de su grado de alegría. ¡La ausencia de tensión indica que tu perro es feliz!

Sin embargo, hay que tener cuidado con el exceso de relajación del can. Un estado de pasividad bastante prolongado puede ser un signo inequívoco de que nuestro can padece depresión.

– Movimiento de la cola, otro motivo de que tu perro es feliz

Otra señal adherida al sentimiento de felicidad del can es el movimiento de la cola. Cuando esta parte del cuerpo canino se tambalea con efusividad, hablamos de una característica inequívoca de que nuestra mascota se encuentra feliz.

– No es destructor ni compulsivo

Si por algo destaca un perro feliz, es porque la efusividad que transmite en determinados momentos no ocasiona que sea un animal destructor. Los canes alegres, no tienen actitudes compulsivas.

Hay determinadas mascotas que, ya sea por ansiedad o por otros problemas de salud, se encuentran alterados y ansiosos, provocando el caos a su alrededor.

En este sentido, podemos destacar el rasgado de muebles o el hecho de morder todo lo que se cruce a su paso. Si tu perro es muy inquieto y realiza este tipo de acciones, no confundas la felicidad con el sentimiento de estrés que padece. Consulta los síntomas principales de la ansiedad en perros.

– Duerme adecuadamente

En este apartado es necesario que aclaremos las horas que suele dormir diariamente un can. Nuestros fieles compañeros suelen invertir aproximadamente unas 16 horas del día para dormir –en los cachorros esto puede incrementarse unas cuatro horas más-.

Con todo este descanso repartido por la noche y durante el día, los perros son capaces de acumular la energía suficiente para transmitirnos la alegría más plena.

No obstante, si nuestra mascota no duerme tanto o se pasa todas las horas del día durmiendo, decaído y depresivo, su descanso no es el propicio, lo que nos indica un mal estado de salud por su parte.

Todas las curiosidades del sueño en perros

– Las orejas nos muestran la felicidad de los perros

Por increíble que parezca, una de las señales más evidentes de que un perro es feliz, es la posición de las orejas. Esta parte del cuerpo del can estará relajada si el perro está contento.

Todo lo contrario ocurrirá si permanecen erguidas, símbolo inequívoco de que el animal se encuentra poco confiado ante lo que sucede en su alrededor.

– Ojos y boca relajados

Otras zonas del cuerpo canino que expresan la felicidad del animal son la boca y los ojos. Por un lado, la mirada de un perro feliz es clara, limpia y radiante. Por su parte, la boca de un can alegre se muestra casi siempre poco abierta y la expresión de la misma rebosa felicidad.

Una vez comentado esto, es obvio señalar que los jadeos excesivos y los ojos entrecerrados no son buenas señales sobre el estado de ánimo del animal. Si tu perro se expresa de esta forma, ¡tienes motivos para preocuparte!

– Te pide cariño y atención

Una cualidad inconfundible de un perro es feliz es, sin duda, su intención de recibir cariño por parte del dueño constantemente. Tu mascota te pide que le acaricies, busca acurrucarse cerca de ti con frecuencia, te acompaña a cualquier parte y te muestra multitud de afectos más.

Las caricias son los mimos preferidos de un perro feliz. Teniendo en cuenta esto, no está de más saber las partes del cuerpo en las que un can prefiere ser acariciado. Descubre dónde y cómo acariciar a un perro.

el perro es feliz

En el caso de que un perro huya de estas muestras de afecto, es conveniente acudir a un profesional para que le realice una revisión al animal. Uno de los motivos por los que tu fiel compañero canino evita cualquier tipo de roce es la artrosis en perros.

– No pierden el apetito

Un perro realmente feliz no rechaza ni un gramo de comida al día. La confianza y la alegría es plena en aquellos canes que no dejan nada en el plato y que te piden algo más cuando ya se ha terminado su parte.

Eso sí, por mucho ímpetu que le ponga a los alimentos que le ofreces, recuerda que estos no pueden ser perjudiciales para su saludDebes tener claros los alimentos prohibidos para estos animales.

Si deseas complementar la alimentación canina, los suplementos naturales que te ofrecemos en este artículo te serán de gran ayuda.

En aquellos casos en los que el perro no come la cantidad de alimentos que debería, lo recomendable es acudir al veterinario, puesto que es probable que contenga algún problema psicológico e incluso físico.

Perros alegres y divertidos – Cómo muestra un perro su alegría

La ciencia cada vez invierte más esfuerzos en comprender la evolución de los comportamientos humanos fijándose en el comportamiento de los animales. La primatóloga Sasha Winkler ha realizado un estudio en el que analiza la relación entre la postura y los sonidos en los momentos de juego y alegría, demostrando que especies como los perros realizan esta actividad con frecuencia.

La ciencia cada vez presta más atención a las mascotas con el fin de entender sus comportamientos y procesos de comunicación. Aunque los animales no realizan las mismas acciones que los humanos a la hora de demostrar alegría, sí que efectúan ciertas vocalizaciones que producen los mismos circuitos y respuestas en el cerebro.

En un estudio publicado en la revista “Bioacoustics”, la primatóloga Sasha Winkler analiza el sentimiento de alegría en al menos 65 especies de mamíferos y aves. En todos los casos estos animales, entre ellos los perros, tenían una característica común: su pertenencia a grupos sociales.

perros alegres

En opinión de Sasha Winkler “este trabajo expone muy bien cómo un fenómeno que alguna vez se pensó que era particularmente humano, resulta estar estrechamente compartido por especies separadas de los humanos por decenas de millones de años”

En este sentido grupo de investigadores liderado por Winkler estudió las vocalizaciones de los perros, analizando el tono, intensidad, agudeza o duración, con el objetivo de encontrar patrones que estuvieran vinculados a los momentos de juego y a las distintas posturas.

La asociación de sonido y postura ha sido una cuestión fundamental a la hora de comprender el comportamiento de alegría de los perros. En muchas ocasiones el juego en la naturaleza difiere poco de una pelea, aunque los sonidos articulados por el animal son radicalmente distintos cuando el perro realiza una conducta no agresiva o cuando se trata de una demostración de dominancia o fuerza.

“Cuando nos reímos -afirma Sasha Winkler- brindamos información a los demás de que nos estamos divirtiendo y les invitamos a unirse”. De forma similar y tras analizar el comportamiento vocal la conclusión es que muchos animales comparten este mismo “efecto llamada” durante el juego.

En el caso concreto de los perros las actitudes que nos demuestran que se divierten y que se alegran de nuestra llegada tiene mucho que ver con la llamada postura de reverencia o saludo, estirando las patas delanteras mientras elevan la parte de la cola.

Finalmente, el estudio concluye que un análisis más intenso sobre la comunicación no verbal, permitirá comprender mejor el proceso de evolución social del ser humano y cómo la risa llegó a ser una herramienta de comunicación tan potente.

Comentarios (2)

¿¿Me encontré dos perros callejeros (pastor alemán) quisiera saber si puedo correr si los cuido??

Magnífico artículo, me ayuda a entender mejor el estado de ánimo de mis chicas, ya sé porque mí Tara me corre tanto, es hiperactiva ya sé que hacer, y mi Safira me mira como raro.. Y Nico duerme tanto.. Gracias y bendiciones!

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar