15+1 razas de gatos exóticas que posiblemente no conocías

Son muchas las razas de gatos que existen, pero algunas son mucho menos conocidas que otras. Repasamos cuáles son las más exóticas y comprobamos algunas de sus particularidades y características más llamativas.

razas exóticas de gatos

Si tenemos la intención de adoptar un gato y tenemos curiosidad por aquellas razas que menos conocemos, en esta lista podrás comprobar cuáles son las mascotas felinas más exóticas y comprobar algunas de sus diferencias más destacadas. Estos son los nombres y las características principales de los gatos domésticos menos comunes y más particulares que existen en todo el mundo.

Shpynx o gato esfinge

Quizá de todas estas razas de gatos exóticas, sea la del gato esfinge, egipcio o Sphynx la más conocida ante la creciente popularidad que ha sufrido en los últimos años a pesar de no ser demasiado longeva. Y si por algo es cada vez más conocida es por su aspecto tan distinguido, Su escaso pelaje le caracteriza y le distingue del resto de razas de gatos, y aunque le pueda parecer independiente es todo lo contrario, un animal sociable y cariñoso. Un gato especial que es el único junto con los rusos Donskov o Don Sphynx y Peterbald que cuenta con un pelaje apenas imperceptible, con una capa que es más bien fina y corta. Un aspecto que requiere higiene y cuidados especiales para evitar que puedan afectarle diversos problemas de salud.

Mau Egipcio

Mau Egipcio

Este otro gato egipcio posee un cuerpo totalmente diferente al Sphynx, más atlético y con mayor cantidad de pelaje. Le gusta situarse en espacios con altura para sentir mayor control en su campo de visión, aunque es perfectamente adaptable a la vida doméstica y familiar. Su manto es moteado, que contrasta con el color del fondo y posee una distribución uniforme e incluso aparecen líneas discontinuas, mientras que las patas y la cola son oscuras. Dispone de hasta cuatro variedades de pelo: plateado, con manchas de color azulado oscuro sobre un fondo plateado claro, bronce con manchas marrones con un tono bronceado en el fondo, color humo moteado con manchas negras en un fondo de color crema y, por último, el peltre.

Es una raza similar al oriental de pelo corto y es muy independiente e inteligente, pero al mismo tiempo afectiva y amistosa. Eso sí, dado que es un gato territorial y celoso no se recomienda dejarle jugar solo con niños.

Gato exótico

gato exótico

Estamos ante uno de los gatos más exóticos que existen, como su propio nombre indica. Con una complexión del gato persa pero con el pelaje corto, este felino robusto se creó con la intención de agregar el gen del pelo corto al pool de genes del gato persa. Aceptado como raza pura desde 1967, no tiene la popularidad del persa pero en los últimos años su fama se ha ido extendiendo debido a que el cuidado de su pelo es más básico que el del otro felino y genera menos alergias al caerse menos cantidad.

Su diseño es compacto, con un cuerpo redondo y fornido y un pelo grueso pero corto. Destaca su expresión facial dulce, con ojos grandes y nariz corta y chata. Las orejas son pequeñas y le otorgan una apariencia distintiva. Su personalidad es relajada y tranquila, parecida a los persas pero con más energía que éstos, siendo un gato más curioso, juguetón y amigable incluso con perros. No suele maullar y muestra habitualmente mayor cariño y lealtad que otras razas de gatos.

Scottish fold

Scottish Fold

Originaria de Escocia, esta raza felina destaca por tener una estructura ósea mediana y una musculatura imponente. Su cabeza es redonda, sus orejas pequeñas, caídas y dobladas, la nariz chata y el pelaje es corto, aunque también existe una versión bautizada como Highland Fold que lo tiene semilargo. El color de esta exótica raza no es específico y su carácter es fuerte, con un instinto de cazador que le hace estar muy unido a su dueño y adaptarse con facilidad a otros entornos. Padece graves problemas de salud puesto que la mutación genética que afecta al cartílago y la doblez de las orejas causa artritis, razones que llevaron a la Asociación Británica de Veterinaria a prohibir el cruce entre gatos de esta misma especie.

Thai o siamés moderno

El Siamés moderno es otro de los gatos más particulares y distinguidos que podemos encontrar en todo el mundo. Se trata de una antigua raza que procede del antiguo reino de Siam (Tailandia), que fue trasladada a finales del siglo XIX tanto a Inglaterra como a Estados Unidos. Siendo un gato de talla mediana, su cuerpo es oriental, tanto elegante como esbelto, flexible y musculoso, con un rostro de forma triangular. La diferencia con el gato siamés tradicional es que este es menos fornido. Además, se caracteriza por tener un manto con un esquema de color más oscura en los puntos donde la temperatura corporal es menor, como las extremidades, la cola, las orejas y la cara, que contrasta con el resto del cuerpo.

Savannah

gato Savannah, una de las razas más exóticas

Esta raza de gato exótica es un híbrido entre un gato doméstico (Felis silvestris catus) y un serval o gato africano salvaje (Leptailurus serval), lo que la convierte en una de las más especiales, raras y complejas de encontrar. Un cruce de finales del siglo XX que dio origen a un gato de constitución alta y delgada, con una apariencia de tamaño mayor que su peso real. Sus colores y manchas son similares al serval.

Tiene la entrada prohibida en determinados países como Australia, ante el riesgo de impacto en la fauna nativa. Pero en lo que respecta a la vida doméstica son animales muy leales, sociables y amigables, aunque esto puede cambiar si son personas extrañas. Cuentan además con una gran habilidad para saltar.

Lykoi

Se le conoce como el ‘gato lobo’ por el parecido a una mezcla entre ambas especies que posee. El Lykoi tiene su origen en Estados Unidos tras el cruce de dos razas de gatos de pelo corto y cuenta con un pelaje gris oscuro y plata, aunque en algunas zonas de su cuerpo carece de pelo. Tiene un carácter juguetón y enérgico. Sus ojos son grandes y de color amarillo.

Devon rex

Creada en Devon en 1960 tras una mutación de pelo rizado de carácter recesivo, esta exótica raza con estándar propio posee un pelaje corto y terso que forma rizos suaves. En un principio, se pensó cruzar con el Cornish rex, pero los resultados no resultaron ser lo esperado. Sus orejas son realmente grandes y contrastan con su pequeña cabeza y ojos de gran tamaño pero ovalados. Su maullido es muy suave y, en general, es un gato de naturaleza cariñosa y tranquila pero también vigilante, siendo considerado de los más inteligentes que existen.

Bobtail japonés

Otra de las razas de gatos exóticas, un gato doméstico de origen japonés con una cola corta que se asemeja a la de un conejo. Una particularidad muy llamativa con la que se diferencia del resto de felinos, y que se debe a un gen recesivo. Estos pequeños animales son nativos del país nipón y de todo el Sureste asiático, siendo una raza icónica del folklore japonés. Su origen es incierto y de lo más antiguo, lo que le ha convertido en todo un símbolo. Su carácter es sociable, le gusta estar con gente y es también muy inteligente.

LaPerm

Laperm, razas de gatos exóticas

El gato LaPerm tiene su origen en Estados Unidos y destaca por su inteligencia y carácter afable, dócil y afectuoso. Se desarrolló de manera casual en Oregón no hace mucho y posee una morfología única. Su tamaño es mediano y tiene un gran manto de pelo rizado, existiendo dos variedades aceptadas (pelo largo o corto-medio). Es muy obediente y requiere tiempo de ejercicio y actividad física por su energía.

Sokoke

Vamos ahora a con otra raza exótica de gato, concretamente la del Sokoke. Un felino enérgico y atlético con un manto de pelo de lo más particular, con un cierto parecido a la corteza de un árbol. De origen africano (Kenia) en el siglo XX, continúa conviviendo con algunas tribus nativas tras su popularización por dos criadores ingleses. Es elegante e independiente, con musculatura compacta y penachos en las orejas, lo que le otorga un aspecto salvaje y distintivo. Algunos científicos opinan que puede ser el eslabón perdido que justifica la emergencia del padrón clásico atigrado o tabby de la mayoría de los gatos domésticos.

Oriental de pelo corto

Si bien hay dos tipos de gato oriental (pelo corto y largo), quizá el de pelo corto sea más exótica a pesar de su antigüedad, puesto que podría tener su origen en la Edad Media. Endémico de Tailandia, es la raza de gato nacional del país y comparte parecido con el Siamés o Thai, con un porte elegante, temperamento vivaz y gran inteligencia, siendo de hecho apodado el galgo de los gatos. Es orgulloso pero extremadamente sensible, reaccionando a cualquier estímulo y rechazando la soledad al ser también muy sociable. Necesita actividad y no soporta el aburrimiento, por lo que suele intentar llamar la atención como sea posible.

Birmano

Sagrado de Birmania o gato Birmano es una raza exótica de pelo semilargo y sedoso con un tono blanco que cubre el fondo con zonas de tonalidades oscuras y que contrasta con sus ojos color azul zafiro. Es de tipo intermedio entre siamés y persa, con un tamaño similar al primero pero más robusto y macizo. Se caracteriza por ser sociable, afectivo, inteligente, dócil y tranquilo, aunque detesta la soledad. Su origen reside en el oeste de Birmania y apreciado por los monjes budistas, es tan antiguo que existen leyendas alrededor del mismo sobre la llegada de estos felinos al continente europeo.

Gato de bengala

gato de bengala

El gato de bengala o bengalí es otra de las razas de gatos más exóticas del mundo, llegando a confundir a muchos pensando que se trata de un animal salvaje por su característica figura. Pero no es así y estamos ante un gato doméstico, si bien es una mezcla que le hace parecer a un animal de la fauna silvestre por su gran tamaño, pero sobre todo por su manto atigrado y suave.

Chausie

Creada en Egipto tras el cruce del gato de la jungla, un felino silvestre, con gatos domésticos, son animales de gran tamaño y son consideradas como una de las razas de gatos más grandes que podemos encontrar. Sin embargo, su figura es estilizada y su manto atigrado le aporta un toque muy característico que le hace ser de lo más exótico. Es también muy inteligente, además de activo e independiente.

+1: Gatos Carey

Sobre estos curiosos felinos, lo primero que debemos saber es que NO ES UNA RAZA. Al menos definida, ya que son ejemplares que cuentan con una alteración genética que se manifiesta en su manto, y que hace que se combinen varios colores en el mismo (blanco, anaranjado y negro). Es por ello que se les conoce como los felinos tricolores, siendo además una característica más propias de las hembras, aunque también podemos encontrar machos con tal particularidad genética. Un aspecto único que le convierte en uno de los gatos más exóticos de todo el mundo.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar