Dermatitis en perros: Síntomas y tratamiento | Guía Completa 2019

Perro pequeño con ojos claros que no sufre dermatitis

El bienestar de nuestro fiel compañero es algo que nos preocupa en nuestro día a día. En muchas ocasiones, su comodidad se ve interrumpida por la aparición de dermatitis en perros. Sin embargo, no todas las dermatitis son iguales ni aparecen con la misma frecuencia en todas las razas.

Hay determinadas razas que son más propensas genéticamente a sufrir este tipo de problemas: el bóxer, el bulldog francés, el golden retriever y el pastor alemán, entre otros. En cualquier caso, para tratar la irritación de la piel lo mejor posible, debemos conocer los tipos de dermatitis en perros que puede adquirir. Tanto el origen como el tratamiento de este trastorno son distintos. Por ello, te recomendamos que sigas leyendo atentamente los siguientes tipos de dermatitis en perros que pueden producirse.

Labrador de color blanco aullando

Dermatitis atópica o alérgica en perros

Es un tipo de dermatitis que aparece en aquellos perros que tienen predisposición genética a sufrir alergias a componentes externos. En este apartado tienen cabida el polen, los insectos (como pulgas y ácaros del polvo), la hierba, las plantas, los productos químicos, etc.

¿A qué síntomas se enfrenta tu perro cuando tiene una dermatitis atópica? Pues picor, enrojecimiento de la piel, granos, sequedad y descamación, endurecimiento de la piel y oscurecimiento de la zona afectada. El can suele rascar, frotar, lamer o morder las diferentes zonas con dermatitis para aliviar el picor característico que provoca.

Este problema no tiene una localización fija. Dependiendo de la gravedad del mismo, el tratamiento será más o menos agresivo. Como método habitual, se suele recetar al perro medicamentos para que alivien el picor. De esta forma, se evita que se rasque continuamente. También se les suele emplear champús especiales para acabar con la irritación. Para este tipo de dermatitis en perros, la vacuna es una opción que previene la aparición de la misma en un 15%.

Dermatitis fúngica en perros

Se trata de la dermatitis causada por la aparición de hongos. Los canes con un mayor número de arrugas en la piel tienden a sufrir con mayor frecuencia esta dermatitis. Es el caso del shar pei y del bulldog inglés. La irritación en la piel suele aparecer en la misma zona cuando las defensas de la mascota disminuyen.

Como síntomas principales destacan: la caída del pelo, la supuración de pus, la sequedad y los cambios en el tono de la piel. Si tu perro tiene dermatitis fúngica, no te preocupes, es un problema que tiene fácil solución. Una pomada será suficiente para aliviarle todos estos síntomas a tu mascota.

Pero como en la mayoría de los casos, más vale prevenir que curar. Por ese motivo, desde Mascota y Salud te recomendamos secar correctamente a tu perro –sobre todo si tiene una piel arrugada-. Gracias a esta práctica evitarás que la humedad permita el surgimiento de esta molestia en la piel.

Perro de la raza shar pei

Dermatitis por contacto en perros

Aparece cuando la piel del can entra en contacto con un agente externo que provoca síntomas como la inflamación, el enrojecimiento, el picor, el endurecimiento de la piel y la aparición de costras. Estos agentes van desde desinfectantes hasta cloro, pasando por productos de limpieza o pinturas.

En estos casos, actuar con la mayor rapidez es un propósito que debes tener en cuenta. Te aconsejamos que, en la mayor brevedad posible, limpies la zona afectada por el agente externo y lleves al veterinario a tu mascota. Cuanto menos tardes, menor será el riesgo que corra la salud del can. Lo mejor que puedes hacer para evitar esta dermatitis es no dejar al alcance de tu perro productos peligrosos.

Dermatitis seborreica canina

La seborrea o dermatitis seborreica canina es un trastorno que puede ser provocado por distintos motivos. Su origen puede ser primario –cuando el animal nace con el trastorno– o secundario –cuando el desorden se da por distintos factores que se producen en la vida del can. En este último grupo, podemos incluir el efecto rebote por un baño excesivo, la alergia a componentes externos o a determinados alimentos, las enfermedades autoinmunes y la carencia de zinc o de vitamina A, entre otros.

En este tipo de dermatitis, se aprecia una severa descamación, placas de escamas y grasitud en determinadas zonas del cuerpo. Entre estas zonas destacamos: orejas, cara, pliegues corporales y región periocular.

¿Qué es lo recomendable en estos casos? Sin duda, acudir al veterinario para que un profesional realice un diagnóstico lo más concreto posible. Si tu perro sufre este tipo de dermatitis, es posible que te aconsejen cambiarle el champú o determinados alimentos.

Debes saber que la dermatitis en perros es un trastorno que, aunque tenga tratamiento, no tiene cura. Al encontrarnos en esta situación, lo más recomendable es seguir los consejos que te hemos dado a lo largo de este artículo para prevenir estos problemas en la piel. Una correcta alimentación y una buena higiene son los pilares fundamentales para que tu mascota pueda evitar las dermatitis señaladas.

Artículos Relacionados

% Comentarios (2)

Hola , a mi perro según la histopatología le dianosticaron dermatitis ulcerosa fistulizada.
Quisiera orientación sobre los tratamientos , pudiendo evitar cirugias ya que se le realizaron ya 3 en menos de 8 meses.
Es un Pitbull de 7 años .
Muchas gracias

Hola, María!
Desde el blog no podemos pautarte tratamientos. Hay que ver físicamente a la mascota para poder hacerlo. Te aconsejamos que acudas a tu veterinario habitual para que te de las alternativas posibles.
Un saludo.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar