¿Cómo Limpiar el Ojo a un Perro? GUÍA PASO A PASO

Todo lo que debes saber sobre la conjuntivitis en perros.

¿Te han recomendado limpiar los ojos a tu can y tienes miedo porque piensas que no lo vas a hacer correctamente? ¿No sabes cuáles son los pasos a seguir? Presta atención a las indicaciones que te damos para limpiar el ojo a un perro.

Los ojos de un perro exigen una serie de cuidados habituales para mantenerse limpios. Los canes, al no tener opción de quitarse por sí mismos la suciedad y las legañas que se acumulan cerca de estos órganos de visión, agradecen, y mucho, que sus dueños limpien la zona.

Además, nuestro perro se enfrenta a numerosos agentes externos que le pueden provocar varias dolencias leves en los ojos. Hablamos de posibles alergias, arañazos con ramas, golpes con objetos, entrada de polvo, etc.

Cualquier can está expuesto a sufrir este tipo de problemas en los ojos, los cuales, también exigen una limpieza cuidadosa del globo ocular. Si tienes dudas sobre cómo actuar a la hora de limpiar el ojo de tu mascota, el contenido de este artículo te interesa.

– PRIMER PASO: Ir al veterinario

Sin dudarlo, lo primero que debemos hacer antes de limpiar el ojo a nuestro can es ir al veterinario. Si somos novatos, los consejos del profesional nos vendrán bien para actuar de forma correcta en la zona ocular canina.

No hace falta decir que, en el caso de que nuestro perro se haya dañado el ojo con algún elemento externo, un profesional cualificado debe ser el encargado de explorar la zona del ojo afectada para diagnosticar las causas.

Hay que recordar que existe la posibilidad de que la dolencia en el ojo no aparezca por daños superficiales como alergias o arañazos, sino que venga ocasionada por determinadas enfermedades virales.

Todo ello supone la aparición de infecciones serias y de un tratamiento mucho más específico, donde la limpieza del ojo se ejecuta con medicamentos recetados por el profesional veterinario.

Soluciona tus dudas sobre la conjuntivitis en perros.

Con la exploración pertinente ya realizada, nuestro veterinario nos recomendará una serie de productos para curar y limpiar el ojo de nuestro perro. En Mascota y Salud encontrarás profesionales de la más alta cualificación que darán el tratamiento más concreto y acertado a tu can.

– SEGUNDO PASO: Preparar el ambiente adecuado

Una vez ya hemos recibido los consejos y las observaciones del veterinario, es el momento de preparar a nuestra mascota para la limpieza de los ojos. Antes de nada, lo principal es hacerla sentir cómoda.

Ningún perro está a acostumbrado a que le toquen la zona de los ojos ni la cara, por lo que debemos de relajar previamente al animal. Para ello, es recomendable acariciarlo de forma delicada para ganarnos su confianza.

También es aconsejable elegir una habitación tranquila en la que no se escuche mucho ruido de la calle y, de esta forma, evitar que el perro se asuste ante los estímulos externos.

– TERCER PASO: Limpiar las legañas al perro

Antes de empezar a limpiar los alrededores de la zona ocular, es necesario que nos limpiemos bien las manos (con agua y jabón). Cualquier resto de suciedad en nuestros dedos o en la palma puede afectar a los ojos caninos. ¡Son zonas muy sensibles!

Cuando ya hayamos cumplido este requisito, llegará el momento de limpiar las legañas del perro. Lo más recomendable en este tipo de casos es humedecer una gasa estéril (nunca con algodón , ya que se deshace) con suero fisiológico. De esta forma, apartaremos con cuidado los restos de suciedad que almacene el ojo a su alrededor.

En los perros con pelo largo o lanoso, es recomendable recoger el pelo del mismo con una goma para que no tengamos dificultades extra en la limpieza.

– CUARTO PASO: Limpiar el ojo del perro, ¿con suero fisiológico?

Es necesario conocer el producto que vamos a emplear para limpiar los ojos del perro. Al ser zonas tan delicadas, hay que saber elegir bien las sustancias que empleamos para mantener una correcta higiene en la zona ocular.

Nuestro veterinario (paso número uno) nos habrá recomendando el producto más adecuado para los ojos de nuestro perro. En la mayor parte de los casos, cuando la limpieza se realiza por una pequeña infección, los profesionales suelen medicar suero fisiológico.

Existen otra serie de remedios caseros que nacieron con la idea de suplir a este compuesto –como la manzanilla- sin embargo, muchos veterinarios afirman que este tipo de tratamientos caseros empeoran la situación del ojo y no lo limpian correctamente.

Desde Mascota y Salud, te recordamos que este es un artículo meramente informativo y que, en ningún caso, debes automedicar a tu mascota con suero fisiológico o con otros compuestos relacionados. ¡Siempre te debe dar su consentimiento tu veterinario!

– QUINTO PASO: ¿Cómo limpiar el ojo a un perro?

Cuando tengamos en cuenta todo lo comentado en apartados anteriores, ya estaremos preparados para el paso definitivo. Lo primero que deberemos hacer es calmar y sujetar con cuidado y suavidad la cabeza de nuestro perro con una mano, al mismo tiempo que abrimos su párpado.

Con la otra mano, nos encargaremos de introducir varias gotas del suero fisiológico –u otro remedio medicado por el veterinario-. Acto seguido, como haríamos en nuestro ojo, con una gasa, limpiaremos los restos de gotas que se queden en el lagrimal y en los alrededores del ojo. ¡Si no aparecerán legañas de nuevo!

Cuando finalicemos esta acción, será el momento de comprobar el estado de los ojos caninos. Siempre que contemplemos algún resto de legaña después de realizar la limpieza, volveremos a repetir este proceso hasta que los ojos queden libres de suciedad.

Tu can te agradecerá que te tomes todas estas molestias para cuidarle los ojos. También estará mucho más tranquilo si contratas un servicio veterinario que esté a la altura de las circunstancias. Recuerda que, confiando en Mascota y Salud, tus seguros para perros serán los más completos y baratos del mercado. Descubre tu precio en el banner.

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar