Un año de un perro NO equivale a 7 años de un humano

perro-edad

Todos hemos escuchado en alguna ocasión que un año de un perro equivale a siete años en una persona, creencia que de ser cierta provocaría que la población del mundo contara con millones de personas centenarias y que los seres humanos pudiéramos reproducirnos a la temprana edad de siete años.

– Creencias populares sobre la edad de los perros

Como muchas otras creencias populares se trata de una equivalencia que carece de rigor científico y que se cree que surgió como una estrategia de marketing de los centros veterinarios, con el objetivo de que los propietarios de mascotas hicieran más frecuentes sus visitas.

Seguramente esta “falsa creencia” se apoyó en la necesidad que tenemos las personas de humanizar a nuestras mascotas, para lo cual les otorgamos, entre otras cosas, una edad determinada para de esa forma poder reflejar en ellas nuestras expectativas de vida en cada momento concreto.

año de un perro

– Buscando semejanzas con el ser humano

Pero buscar semejanzas entre los procesos de desarrollo y envejecimiento de humanos y de perros es un absurdo, porque los perros crecen veinte veces más rápido que nosotros y cuando envejecen lo hacen cinco veces por encima, de forma que en ningún momento es posible que la extendida equivalencia de 1 a 7 sea una realidad próxima.

Un perro puede reproducirse con tan sólo un año y su desarrollo completo tiene lugar de forma rápida durante los primeros años de vida, aunque lo que sí está comprobado científicamente es que los perros grandes viven menos que los pequeños. ¿Por qué?

Los segundos alcanzan antes su madurez reproductiva y ósea, lo que provoca que a su vez envejezcan más lentamente y que por lo tanto puedan alcanzar edades más elevadas. Por el contrario un perro de gran tamaño necesitará al menos dos años para alcanzar su madurez y a partir de ahí su esperanza de vida rondará una media de seis años.

– El reto del algorítmo matemático: equivalencia de un año de un perro

 A pesar de que las equivalencias entre perros y humanos son difíciles dos investigadores de la Universidad de Georgia, Daniel Promislow y Kate Creevy, aceptaron el reto de elaborar un algoritmo matemático que permitiera calcular con cierta aproximación la relación “edad perruna/edad humana”.

Promislow y Creevy dividieron las razas de perro en función de su tamaño (pequeñas, medianas, grandes y gigantes), de forma que -por ejemplo- los 15 años de una persona equivalen con los 76 años de un perro pequeño, los 83 años de uno mediano, los 91 años de uno grande y con los 115 años de un perro de raza gigante. Cuando la misma persona tenía tan sólo cinco años un perro pequeño o mediano tendría 36-37 años y los grandes o gigantes entre 40 y 42 años.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar