La Nariz de los Perros – Todo lo que Debes Saber Sobre su olfato

nariz-perro

La nariz de los perros es una de las partes de su cuerpo más trascendentales a la hora de realizar determinadas acciones en su día a día. No obstante, se trata de una zona muy desconocida por parte de los dueños. Es por ello que este artículo te da varias claves, despejando las dudas más frecuentes relacionadas con ella.

Nuestros perros olisquean todo aquello que se encuentran a su paso. No importa en qué sitio estén, su instinto les impulsa a catar los olores de los objetos y de las personas que pasan por su alrededor. Esto solo es una manifestación de la importancia que posee la nariz del can –también llamada trufa- a la hora de relacionarse con su ambiente, con los seres humanos y con otros perros.

Para explicar de forma clara todo lo relacionado con la nariz canina, en este post nos hemos planteado una serie de cuestiones frecuentes relacionadas con el sentido olfativo y con la nariz de los perros. ¡Lee atentamente los siguientes puntos!

¿Cuál es el sentido más desarrollado de los perros?

Sensitivamente hablando, los perros nos llevan años de ventaja. Son capaces de percibir hechos y realidades que a los seres humanos nos cuesta captar. No obstante, nuestros fieles compañeros tienen un sentido que sobresale con respecto al resto. Hablamos, como no podría ser de otra forma, del olfato.

Desde que nacen, los canes tienen un sentido olfativo madurado. Esto les permite sobrevivir los primeros días de vida, ya que los canes llegan a este mundo sordos y ciegos. Por lo tanto, hablamos del sentido más importante con el que cuentan.

El desarrollo del olfato es indudable. Los perros tienen el privilegio de contar entre 200 y 300 millones de receptores olfativos, una cantidad muy superior a la de los humanos, ya que albergamos unos cinco millones. Por lo tanto, ¡los perros tienen un olfato que supera de 10.000 a 100.000 veces al nuestro!

El sentido del olfato provoca sensaciones tan intensas que los canes, en varias escenas rutinarias, no tienen más remedio que alterarse. Un ejemplo claro es el momento en el que el perro sale a la calle. La cantidad de olores que percibe el can de golpe es tan elevada, que el animal no tiene más remedio que revolucionarse ante este estímulo. Ahora comprendes mejor por qué tu can se activa tanto nada más salir de casa, ¿verdad?

Nariz o trufa de un bull dog.

¿Cómo funciona el olfato canino?

Todos hemos escuchado sobre las increíbles capacidades de los perros para detectar cosas con el olfato. La razón de este magnífico sentido es la adaptación evolutiva para hacer de él su mejor herramienta, desarrollando entre 30 y 60 veces más células olfativas que el ser humano. Además presentan otras estructuras como la mucosa olfativa, que incrementa sus capacidades a larga distancia.

El hecho de que los perros tienen mejor olfato que las personas está de sobra comprobado. No solo nos ayudan en rescates y catástrofes; además nos proporcionan alimentos de gran valor como la trufa e incluso nos ayudan a detectar ciertas enfermedades como el cáncer con un correcto entrenamiento. Pero, ¿cuáles son las razones biológicas de su buen olfato?

El olfato es el sentido que más evolucionado está en los perros. En el interior de su nariz tienen entre 150 y 300 millones de células olfativas que son entre 30 y 60 veces el número de células que tiene el ser humano. Gracias a esta particularidad los perros son capaces de desarrollar todo tipo de búsquedas, ya que detectan partículas inapreciables para el ser humano y logran así ubicar exactamente el origen de ese olor.

Es tan importante el olfato para los cánidos que para ellos el mundo está compuesto por olores, es decir, tienen memoria olfativa. Esta cualidad les permite identificar inequívocamente el camino que han tomado o cuál es su casa sin necesidad de emplear el sentido de la vista, razón por la que muchos perros que han perdido la visión se ubican en su entorno perfectamente.

El olfato es por tanto vital en la vida de los perros, sirviendo para establecer sus relaciones sociales con otros animales y con los humanos. El animal emplea el sentido del olfato como parte de su comunicación, captando y emitiendo señales químicas que le aportan información mediante el órgano de Jacobson, también llamado vomeronasal.

Estas señales químicas son en su mayoría feromonas y aportan de una manera clara información sobre las reacciones de otros animales. Según el tipo de hormona captada el animal tendrá una u otra forma de actuar:

  • Las feromonas apaciguadoras son segregadas por las madres tras el parto y sirven para aportar calma y seguridad a los cachorros.
  • Las feromonas sexuales, segregadas mediante la orina o una secreción vaginal, avisan a los machos de que la hembra está en celo.
  • Las feromonas de alarma se liberan a través de las glándulas anales o las glándulas sudoríparas de las almohadillas plantares y comunican al resto de la manada el estrés o miedo producido por uno de sus miembros.
  • Las feromonas territoriales se liberan por la orina y las almohadillas plantares, razón por la cual los animales realizan el marcaje de sitios prominentes y rascan en ciertos lugares, dando a entender a otros que la zona tiene ya un dueño.

El olfato de los perros además de contar con millones de células olfativas tiene como ventaja evolutiva la presencia de una mucosa olfativa en la parte posterior de la cavidad nasal.

Este tejido permite al cerebro analizar mejor la información captada a través del olfato, convirtiéndola en corrientes eléctricas que aportan valiosa información, incluso a largas distancias, a la hora de localizar posibles presas o saber dónde se encuentran miembros de la manada.

Los perros respiran y huelen por sitios distintos

Las cavidades que posee el can son autónomas, es decir, posee dos rutas distintas en sus orificios nasales, de tal forma que el perro puede respirar y oler de forma independiente. La estructura de la nariz de los perros es la clave para que este sistema respiratorio y olfativo pueda llevarse a cabo.

Dicha autonomía nasal del can le permite inhalar y exhalar aire cinco veces cada segundo, al mismo tiempo que puede captar los olores de su alrededor. ¿Te imaginas cómo percibiríamos el mundo los humanos con un olfato tan desarrollado?

¿Cuáles son los perros con el olfato más desarrollado?

Todos los perros cuentan con un olfato superdesarrollado que deja a años luz al de los humanos. No obstante, hay razas de canes que sustentan un sentido olfativo más desarrollado que el resto. Hablamos de los Pointer o los German Shorthaired Pointer, tipos de canes con una capacidad mayor porque cuentan con unas fosas nasales más abiertas que el resto de perros.

En este apartado, también hay que incluir a todos aquellos perros que tienen las orejas largas. Como norma general, todos aquellos perros cuyas orejas alcanzan el suelo, tienden a oler mejor. Al parecer, estas arrastran todos los aromas y los acercan a la trufa del perro, permitiendo un olfato mucho más preciso. De esta forma, razas como el Basset Hound y el Beagle tienen un olfato bastante más desarrollado que el resto.

En la otra cara de la moneda, encontramos a otros perros que no disponen de un sentido olfativo tan evolucionado como el de los demás. En esta lista debemos incluir a: bulldog inglés, bulldog francés, bóxer y mastín.

Golden retriever blanco en el suelo.

¿Por qué la nariz de los perros está siempre húmeda?

Hablemos de una característica que probablemente, hayas notado constantemente en tu perro. La trufa siempre se encuentra húmeda. ¿Esto es relevante? Aunque a simple vista pueda parecer que no, lo cierto es que la nariz mojada de los canes tiene dos misiones importantes en el organismo de los mismos.

En primer lugar, la humedad de la nariz de los perros es uno de los elementos que ayuda a regular su temperatura corporal. Como ya sabrás, los canes no pueden emitir sudor en su cuerpo, por lo que tienen otras formas de refrigerarse. Una de ellas es expulsar el calor a través la trufa. Eso sí, hay que aclarar, que lo que detectamos en la nariz del can, no es sudor, sino mucosa.

Dicha mucosa será clave para que la trufa desarrolle su segunda función. Este moco disuelve los químicos del aire y permite absorberlos por la piel, conduciéndolos hasta las células que reconocen los aromas. De esta forma, la nariz de los perros húmeda también posibilita un mejor olfato por parte del can. ¿A que no te imaginabas que la nariz de los perros pudiese tener varias funciones?

¿Qué ocurre si mi perro tiene la nariz seca?

Quizás te hayas percatado de que últimamente tu mascota no tiene la nariz tan húmeda como acostumbraba. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que esto es así y calcular cuántos días puede llevar en esa situación. En el caso de que no lleve mucho tiempo, no te preocupes, esto puede ser un síntoma de los cambios de temperatura, de la realización de algún esfuerzo físico, de permanecer en un lugar con escasa circulación de aire, etc. Debes tener claro que una trufa seca no siempre implica una enfermedad.

No obstante, si el síntoma persiste, lo más recomendable es que acudas a tu veterinario de confianza para realizar una exploración detallada a tu mascota. La nariz seca, en ocasiones, simboliza, junto con otros síntomas, enfermedades importantes como el moquillo o el parvovirus. Este estado de la nariz también puede estar producido por una exposición al sol excesiva.

Labrador blanco.

Consejos para proteger la nariz de tu perro

Para que tu perro goce de una trufa húmeda que le permita refrigerarse y olfatear a su alrededor, se hace necesario seguir una serie de consejos. De esta forma, evitaremos problemas de salud que pueden poner en peligro el bienestar de nuestra mascota:

– Evitar una exposición prolongada al frío

Que nuestra mascota permanezca un tiempo excesivo soportando temperaturas bajas o ante un viento constante no es nada favorable para su trufa. Por ello, ¡evita esta circunstancia siempre que puedas!

– Mantener a tu perro hidratado

La deshidratación es un síntoma claro de la sequedad en la trufa del animal. Para evitarla, a nuestro perro no debe faltarle nunca agua en su cuenco. No está de más recordarle de vez en cuando dónde tiene el recipiente (de esta forma le incitaremos a beber un mayor número de veces).

– Proteger a tu perro del sol

Como ya hemos dicho anteriormente, si tu perro permanece mucho tiempo al sol, su trufa puede secarse con mayor facilidad. Estas circunstancias impulsan la aparición de una enfermedad tan grave como el cáncer de piel, por ello, se hace necesario proteger la nariz de nuestro fiel compañero.

Para empezar, no debemos dejar que el can permanezca largos períodos de tiempo al sol. De esta forma evitaremos un golpe de calor en el can y una sequedad manifiesta en la nariz. Además, es recomendable broncear la trufa del can con cremas solares para perros que eviten las quemaduras en esta zona.

Perro jadeando.

– Lavar la nariz de los perros con frecuencia

La higiene de la nariz de los perros es primordial para que pueda desarrollar sus funciones dentro del organismo del perro. Para ello, es aconsejable emplear un jabón especial para canes y, tras la limpieza, secar con suavidad la zona.

– Contar con un seguro veterinario

La trufa es una parte muy sensible del can que en cualquier momento puede verse afectada. Por ese motivo, nunca viene mal contar con un seguro veterinario que se encargue de velar por el bienestar de nuestra mascota.

Los seguros para perros con asistencia veterinaria aportan a tu mascota una serie de garantías muy útiles cuando su salud se desequilibra. Todos contamos con que nuestro perro va a gozar de un bienestar pleno durante toda su vida. Sin embargo, la realidad es otra. Inevitablemente, como nos pasa a los seres humanos, nuestros fieles compañeros se enfrentan a complicaciones médicas.

En estos casos, disponer de una amplia gama de veterinarios y de centros a la disposición de tu fiel compañero, es una ventaja que facilitará su recuperación más rápidamente. Con los seguros de Mascota y Salud  tu perro recibirá el mejor diagnóstico y tratamiento siempre y cuando lo necesite. ¡Calcula tu precio en el banner!

Comentarios (5)

curso de carretillero

Adoro los perros, bueno todos los animales y cada dia me sorprendo al saber tantas cosas, increible el olfato que tienen y gracias por los consejos.
bs

Ricardo Jiméneznez Quiñonez

Que debería uno de hacer si un perro sufrió una severo envenenamiento con un fertilizante que trago, el perro convulsiono y cuando despertó del tratamiento el perro había perdido la vista, el oido y el olfato, el perrito camina y tropieza por todos lados, no puede olfatear su alimento y tampoco sabe donde se encuentra, generalmente se encuentra echado, aparentemente dormido, se orina por todas partes y de igual forma defeca pues no sabe donde se encuentra, su dueña considera que se puede recuperar pero ya lleva dos semanas y el no muestra ningún signo de mejora, siento que el pobre animalito esta sufriendo al igual que su dueña.

Que lamentable. Lo mas seguro es que el can sufrió daños irreversibles como producto de la ingesta de toxicos. Como cualquier organismo biológico se observa los resultados del problema. Se podriá haber aminorado la situación actuando de inmediato antes que la toxicidad haga sus estragos. Aún así y como lo explican hay de que dejar que sus sistema inmunológico reaccione ante tal situacion y el animalito se sobreponga; pero como dije el daño ya esta ocasionado. Buena suerte.

María Guadalupe López

Mi cachorro tiene 2 meses y medio aún no lo e vacunado y desparacitado x q panas s destetó y comenzó a comer croquetas pero ayer notamos q de su nariz despide un mal olor como a podrido o acedo le pusimos gotitas de y de manzanilla para limpiar sus fosas nasales pero el mal olor perciste q tiene es normal o debo preocuparme y q debo hacer g. Gracias x su atención

si tu perro es raza pug puede que sea norma.. ya que los pugs son de boca aplastada es normal que tengan problemas respiratorios pero igual si tenemos esa raza tenemos que cuidarlo mucho ya que tienen problemas respiratorios

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar