Gatos: el dolor dental está relacionado con su comportamiento

Una investigación se centra en las diferencias de comportamiento y conducta en los gatos cuando padecen un fuerte dolor dental antes y después de recibir el tratamiento que le corresponde.

dolor dental en gatos

La Universidad de Montreal (Canadá) ha llevado a cabo un estudio mediante el que analiza y aborda en los gatos la estrecha relación existente entre el dolor dental y el comportamiento de estas mascotas. La investigación incide en que este tipo de afecciones afecta de manera notable a la conducta, a la forma de comportarse de los animales felinos y a su calidad de vida. Y es que pese a tratarse una patología que suele ser habitual en las consultas veterinarias, esta enfermedad provoca la aparición de inflamación, disfagia, halitosis, pérdida de peso o incluso hemorragia oral en los casos más graves.

Ante tales consecuencias para el bienestar de estos animales, este equipo de autores y expertos ha apostado por estudiar por primera vez y de forma sistemática los signos de dolor. Y es que si estos no se reconocen, «la enfermedad mental y el dolor asociado pueden provocar un retraso en el tratamiento (limpieza dental, extracciones, etc.) hasta que el dolor sea intenso y cuando haya un impacto sustancial en el estado nutricional y de bienestar del gato«.

Un total de 24 felinos con una edad media de seis años participaron en este experimento, para el que estuvieron hospitalizados durante seis días divididos en dos grupos, con o sin enfermedad dental de gravedad. El procedimiento consistió, primero en un periodo de adaptación de las mascotas de un día, para recibir a las 24 horas el tratamiento consistente en una cirugía de extracción dental. Y tras ello fueron vigiladas mediante cámaras hasta el día de su alta.

Un conductista especializado analizó las grabaciones para evaluar la frecuencia y duración de los diferentes patrones de comportamiento de estos animales, siendo algunos de ellos el tiempo que estuvieron de pie o tumbados, los movimientos de cola o la interacción con los juguetes que allí tenían disponibles a su alrededor. Patrones de conducta que mostraron diferencias significativas durante el periodo de análisis, tomando como ejemplo el tiempo de juego, siendo mucho menor el empleado por aquellos gatos con dolor con enfermedad dental grave que por los que formaban parte del grupo con afección dental leve. Ejemplo que demuestra, como se reflejan los resultados del estudio, que estos comportamientos de juego «se vieron afectados por el dolor oral después del tratamiento dental», ya que los felinos más doloridos por la enfermedad oral severa que padecían terminaron siendo «menos juguetones».

Los autores concluyen de esta forma que las diferencias de comportamiento, tanto en el periodo previo al tratamiento como en el posterior, son evidentes entre los gatos con enfermedad dental leve y los que padecen una afección de mayor gravedad. Además, se identificaron comportamientos inducidos por el dolor en aquellos animales sometidos al tratamiento de la enfermedad dental, que también diferencian a los gatos con dolor de los que no lo tienen.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar