5 razones del porqué los gatos mueven o tiran el agua para beber

Los gatos poseen en ocasiones un hábito especial a la hora de beber agua que puede extrañarnos o hacernos pensar que algo no va bien si llevamos poco tiempo conviviendo con nuestra mascota. Te explicamos los motivos por los que nuestro felino pueda tirar o mover su bebedero, y si es realmente un ritual o si debemos intervenir.

gato tira el agua cuando bebe

Si recientemente has adoptado a un gato y en estos primeros días de convivencia te has fijado que mantiene una actitud extraña a la hora de beber agua en su bebedero, te aclaramos que esta conducta puede tener su explicación. Lo cierto es que a estos animales tan especiales les fascina tener el control sobre sus propiedades y objetos, y es habitual que a la hora de beber, tengan la costumbre de tirar el agua o mover el bebedero. Un comportamiento que, como es lógico, puede parecerte extraño e inusual, pero que tiene su explicación.

Recuerda que los felinos necesitan hidratarse a menudo y que en la naturaleza, la mayor parte de agua que beben proviene de la comida, puesto que se trata de carne con alto contenido de humedad. Es por ello que estas mascotas necesitan beber una cantidad adecuada para su correcta hidratación, pero se trata de una acción que no realizan de manera instintiva, lo que puede provocarle problemas de salud tales como enfermedades del tracto urinario y del riñón.

Las causas o los motivos que pueden provocar esta forma de actuar en los felinos pueden ser de diferente tipo que vamos a analizar a continuación:

1. Porque Busca una distracción o lo hace por diversión

Si tu gato no cuenta con juguetes en casa y el aburrimiento está haciendo mella en su rutina diaria, es posible que se tome como un juego el momento de beber y que utilice el bebedero como medio de diversión tirándolo y jugando con el agua. La falta de motivación en su día a día puede ser uno de los principales motivos por los que un gato tire el bebedero o juegue con el agua.

Una causa que en un primer momento puede parecernos menos preocupante, pero no hay que olvidar que su origen se sitúa en el aburrimiento o la desgana que puede sentir la mascota si no tiene ninguna inquietud o distracción en un tiempo, algo que como propietarios debemos evitar. Una forma de intentar poner fin a que tu gato tire el bebedero cada vez que vaya a beber puede ser facilitarle uno de mayor tamaño que le resulte más pesado y saciar su sed de juego y diversión con juguetes para gatos o socializar más con él.

2. Porque Rechaza el bebedero o quiere medir su profundidad

Otro motivo para que tu gato tire el bebedero o mueva el agua antes de beber puede ser que se trate de una cuestión de higiene. Esto significa que o bien el bebedero no es de su gusto o le resulta incómodo beber en él o que previere evitarlo porque lo no lo considera suficiente higiénico para saciar su sed en él. Si no considera que el bebedero se encuentra lo suficientemente limpio para él, realizará tal acto para hacerte ver que no desea beber en ese recipiente.

GATO MIDE LA PROFUNDIDAD DEL BEBEDERO

También puede mover el bebedero o tirar el agua para tratar de estimar la profundidad del recipiente y así conocer cuánta cantidad de agua dispone para beber, y si no le resulta incómodo el acto de hacerlo por la distancia que le separa de la superficie del agua según la cantidad de ésta. La escasa visión que tienen estos animales en distancias cortas, por lo que puede recurrir a alejar el recipiente para distinguir el nivel de agua que se encuentra en este.

Si además cuentas con otro gato en casa u otras mascotas, el hecho de que tire el agua puede deberse a crear una situación de seguridad ante el resto de animales si la convivencia no es demasiado óptima.

3. Por seguridad o desconfianza

A la hora de dar de beber a tu gato y ofrecerle el bebedero, es posible que reaccione de forma que intente coger el agua o remover su interior como si estuviera buscando algo. Para tu tranquilidad, debes tener en cuenta que este tipo de comportamiento forma parte de la conducta natural de los felinos y que no sólo sucede cuando se disponen a beber o se encuentran con agua de por medio.

GATO BEBE DE UNA FUENTE

Lo cierto es que por temas de confianza y seguridad propia, estos animales pueden optar por intentar llevarse la comida o el agua a otro lugar de la casa en el que se sientan más seguros y cómodos. Para solventar esto, podemos optar por llevarle la comida y el agua a aquella zona de la casa en la que hayamos comprobado que se encuentre más tranquilo y usar un bebedero mayor para que le resulte pesado si intenta tirarlo, siempre y cuando nos aseguremos de que su altura y medidas sean apropiadas para que alcance a beber sin problema. De hecho, algunos felinos prefieren mantener la zona de comida lejos de la de bebida.

Además, el agua en movimiento (por ejemplo, la que sale de un grifo o una fuente) puede provocar en tu gato una sensación de mayor confianza que la que ve en un bebedero, que podría reunir bacterias y podría verla menos limpia. De ahí la importancia de proporcionarle un recipiente con agua limpia y fresca. Estos animales prefieren evitar beber de cuencos de agua estancada y siempre optarán por beber agua corriente, por lo que pueden golpear esta antes de beber para comprobar su estado.

4. Para proteger sus bigotes

Se trata de una de las partes del cuerpo que más cuidan y protegen estos animales. Los pelos táctiles que forman los bigotes de los gatos son muy sensibles y cuentan con raíces más profundas que los pelos normales y terminaciones nerviosas. Esto significa que al frotarlos con la superficie, le puede generar una sensación desagradable o incómoda que tratarían de evitar pasar tirando el agua al suelo en lugar de beber en el recipiente. De hecho, el animal podría pasar dolor o padecer fatiga ante la fricción de sus bigotes con una superficie que no le resulte cómoda, sobre todo si el bebedero es demasiado profundo y estrecho, por lo que es recomendable optar por recipientes amplios y poco profundos.

BEBEDERO PARA GATO

5. Es producto del estrés: identifica el problema o consulta con el veterinario

Si nuestra mascota ha pasado por un periodo estresante, es posible que esta conducta, si antes no la ha llevado a cabo, se deba al estrés que está sufriendo. En este caso es primordial identificar cuál es la causa que ha provocado este estado en nuestro felino más que proteger el bebedero, lo que puede provocar que el animal exprese sus nervios o ansiedad de otra forma y no resolvamos el problema. Si no das con el verdadero origen del problema, consulta con tu veterinario o acude a tu clínica más cercana para mayor tranquilidad.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar