Pequeños problemas de salud en mascotas – Remedios caseros

En ocasiones durante una salida al campo o un viaje nuestra mascota puede sufrir leves o pequeños problemas de salud y no tenemos a nuestro veterinario de confianza para llevarlo o para pedir consejo. En estos casos podemos echar mano de la medicina natural y aplicar “remedios caseros” que probablemente van a solucionar el trastorno de nuestra mascotas. 

No son pocas las veces que durante un día de campo o un viaje nuestra mascota puede presentar síntomas asociados a algún problema de salud. Aunque lo ideal es acudir al veterinario para que realice una valoración y establezca un tratamiento, hay ocasiones en que no es posible hacerlo. Por esta razón os damos algunos “remedios caseros” para solucionar problemas leves habituales. 

Bajadas de glucosa 

Entre los pequeños problemas de salud es muy frecuente en cachorros, sobre todo en razas mini como el chihuahua o el bichón maltés, que tras un rato de juego intenso se queden algo apagados y sin fuerzas. Esto también puede ocurrir si el animal ha vomitado o lleva muchas horas sin comer.  

Si observamos que esto sucede podemos ofrecerle un poco de agua con azúcar con ayuda de una cucharilla o de una jeringa para que recuperen fuerzas. 

Heridas 

Durante las salidas los animales pueden golpearse y con ello provocarse alguna herida o corte leve. Si no disponemos de ningún desinfectante o pomada cicatrizante debemos lavar la herida con agua y un jabón neutro, secar bien y si es posible poner un poco de miel en la herida para después tapar con un vendaje suave. La miel tiene efecto antiséptico, evitando el crecimiento de bacterias y potenciando la cicatrización. 

Dermatitis 

Con el calor es frecuente que los animales puedan desarrollar irritaciones en la piel por picaduras, roces o reacciones alérgicas leves. Cuando observemos la piel enrojecida y el animal muestre picor podemos poner un poco de hielo en la zona afectada para bajar la  

hinchazón y frotar suavemente con una rodaja de aloe vera. Esta planta tiene efecto antiséptico, antiprurítico (alivia el picor y escozor) y cicatrizante. 

Conjuntivitis 

Las conjuntivitis son un problema muy frecuente tras baños continuados. Si es en piscinas el trastorno será debido a la acción del cloro y si es en mar la conjuntivitis vendrá provocada por las partículas en suspensión que arrastra el viento.  

Lo primero que deberemos hacer es aclarar los ojos de nuestra mascota con agua potable para limpiarlos de polvo y otras impurezas. Para aliviar y bajar la inflamación un remedio muy eficaz es efectuar la limpieza con infusión de manzanilla fría (sin azúcar por supuesto). 

La manzanilla tiene un efecto antiinflamatorio natural y ayuda a controlar el crecimiento bacteriano. 

Problemas digestivos 

Con los cambios de casa, comida y agua, durante los viajes es muy habitual que las mascotas puedan sufrir alteraciones digestivas que les causen vómitos o diarreas. En estos casos la calabaza es un remedio casero a utilizar.  

Esta hortaliza presenta un alto contenido en fibra que ayuda a normalizar el tránsito y además tiene efectos probióticos beneficiosos. Si, por el contrario, aparece estreñimiento el aceite de oliva es un lubricante natural que regula también el tránsito intestinal.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar