9 consejos para convivir con un perro ciego

Con motivo del Día Mundial de la Visión, la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA) ha elaborado una guía básica con recomendaciones para la convivencia con perros con problemas de ceguera. El objetivo no es otro que el de crear conciencia social acerca de la importancia sobre la salud ocular de estas mascotas.

perro ciego

Cómo cuidar a un perro ciego o con discapacidad ocular. Es la cuestión que plantea la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA), preocupada por la salud de los animales domésticos y que, con motivo del Día Mundial de la Visión que se celebra en octubre, ha publicado una guía básica de consejos para afrontar la convivencia con canes que padecen graves problemas oculares. Su fin con ello es el de, además de ayudar a este grupo específico de propietarios, crear conciencia social y fomentar la importancia que conlleva el bienestar de la salud ocular.

A través de la experiencia personal de una de sus profesionales integrantes, la asociación señala como fundamental la habilidad de captar las primeras señales de angustia que pueden indicar que el perro se está quedando ciego. La búsqueda de atención del animal hacia nosotros mediante ladridos constantes sin que haya otro motivo evidente puede ser un ejemplo de ello, además de un cambio en la forma de caminar, mostrando desequilibrio o dificultad para ello. Indicios que nos obligarán a acudir al veterinario cuanto antes para comprobar de qué problema se trata. Una vez que el mismo lleve a cabo los exámenes oculares pertinentes, podremos estar seguros del tipo de discapacidad visual y comenzar a combatirla lo antes posible.

1. No mover los muebles de la casa

El animal elaborará su propio mapa mental y olfativo para así poder desplazarse con mayor facilidad por los rincones del hogar. Pero si cambias las cosas de sitio, no le será nada fácil y podría llegar a desesperarse y angustiarse.

2. Busca bordes afilados y protégele de ellos

De esta manera, evitaremos daños físicos en la mascota que puede hacerse ella misma al no divisar estos espacios peligrosos de la casa.

3. Usa tu voz para hablar con tu perro

Para tu mascota será fundamental oír tu voz y seguir una serie de comandos como «cuidado», «sube», «baja» o «quieto» para según qué situaciones pueda actuar y cumplir tu orden adecuadamente.

4. Utiliza la radio si no estás en casa

Si debes salir y vas a dejar al perro en casa sin compañía, dejar la radio puesta no es una mala idea. Le servirá para no sentirse solo y puede utilizar el sonido para orientarse.

5. Ponle una etiqueta distintiva

Debemos hacer saber que nuestro es perro o que padece algún problema de visión para evitar problemas o situaciones imprevistas. Una etiqueta o collar que indique tal información facilitará, por ejemplo, que si se pierde y lo encuentran, sean conscientes de su discapacidad.

6. Actualiza la información del microchip

En cuanto el veterinario nos confirme tal discapacidad, debemos proceder a actualizar esa información en el microchip del perro con el mismo fin que se explica en el punto anterior.

7. Usa prendas para alertar

Se recuerda que, si es posible, un abrigo, bandana o la correa o arnés que se empleen con el animal también pueden alertar de su condición si así lo indican.

8. Lleva campanas de cetrería

Si las llevamos nosotros, el perro sabrá dónde nos encontramos si se despista en algún instante del paseo. Estos objetos son muy útiles para orientar al animal en caso de que se encuentre desorientado para ayudar a indicarle en qué posición estamos.

9. No dejes de jugar con tu perro

Recuerda que aunque padezca una discapacidad ocular o incluso esté ciego, a tu perro no se le olvidará jugar y no perderá las ganas de seguir divirtiéndose contigo. Mediante juguetes con sonido y mejorando sus capacidades olfativas podrá aprovechar tales ventajas y fortalecer sus otros instintos.

Cómo afrontar la ceguera y los problemas de vista en los perros

La RSPCA también aporta otros consejos para propietarios de perros con problemas de visión o ciegos, en lo que respecta a cómo hacer frente a la ceguera y la discapacidad visual que padezca el animal.

  1. No asumas que se trata de la edad: Al igual que los humanos, los perros pueden verse afectados por afecciones que limitan la vista, tales como cataratas, glaucoma e infecciones. Aunque la vista puede deteriorarse en los perros mayores, no debemos asumir que cualquier deterioro en la visión se debe sólo a su edad, ya que puede ser un signo de otros problemas. Un tratamiento a tiempo puede revertir la pérdida de la visión en algunas situaciones, por lo que siempre debemos consultar con nuestro veterinario ante cualquier inquietud.
  2. Otras afecciones pueden causar ceguera: por ejemplo, la diabetes, tumores o enfermedades cerebrales.
  3. La SARD en perros: Se trata de una discapacidad o condición poco habitual que causa ceguera repentina e irreversible debido a cambios en la retina. Se diagnostica mediante una electrorretinografía (ERG). Se desconoce qué la causa, aunque recientemente se ha sugerido que un mal funcionamiento del sistema inmunológico podría estar relacionado, siendo además una enfermedad autoinmune.
  4. Señales de que tu perro está perdiendo la vista: entre las mismas se incluye la desorientación, el que choque con paredes o muebles, pasear sin rumbo fijo o rechazar bajar escaleras o, en definitiva, moverse demasiado.
  5. Acudir al veterinario ante cualquier duda: Las pruebas determinarán el problema que padece el animal y la consulta nos ayudará a combatirlo. A mayor urgencia nos demos, más posibilidades tendrá nuestro animal de tratamiento.
  6. La adaptación del perro a la ceguera: Siempre que se controle cualquier enfermedad subyacente, la mayoría de los perros se adaptan bien a la ceguera durante un periodo de seis a ocho semanas. Es muy posible que un perro ciego bien cuidado con un dueño afectuoso y atento tenga una excelente calidad de vida.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar