6 accesorios para reducir el calor de tu mascota en verano

Existen muchos complementos dentro del mercado que pueden ayudar a mejorar el bienestar de nuestra mascota durante los meses de calor. A continuación te presentamos seis accesorios que de una manera fácil, y en muchos casos barata, te permitirán reducir la temperatura corporal de tu perro para que no sufran las altas temperaturas durante el verano.

accesorios para reducir el calor de tu mascota

Llega el verano y tenemos que empezar a pensar en proteger a nuestras mascotas frente a las altas temperaturas que se avecinan. Para ello existen productos que pueden ayudar a refrigerar a nuestra mascota. Sin embargo, aunque hagamos uso de alguno de ellos, no debemos olvidar que la mejor ayuda es la prevención por lo que debemos mantenerlos hidratados y no exponerlos en las horas de máximo calor.

Para empezar, debemos recordar que la temperatura corporal de los perros es superior a la de los humanos, y se sitúa entre los 37,8 grados y los 39,2 grados centígrados. Además, son más susceptibles a las altas temperaturas, en especial los cachorros y los perros mayores, por lo que habrá que protegerlos frente a golpes de calor evitando actividades en las horas centrales del día.

Si el calor es muy intenso, existen accesorios que nos ayudan a reducir la temperatura de nuestras mascotas. Estos complementos permitirán a los perros sobrellevar mejor el bochorno veraniego. A continuación te presentamos seis accesorios para reducir el calor de nuestra mascota en verano:

1. Chalecos refrescantes

Funcionan mediante la inmersión en agua durante unos minutos. Con estos chalecos podrás refrescar a tu animal hasta cinco días dependiendo de las temperaturas que se alcancen. Además, la gran ventaja reside en que una vez seco no tienes más que volver a sumergirlo para que vuelva a estar a pleno rendimiento.

2. Mantas y camas frías

Las camas acolchadas y mullidas son excepcionales para el invierno pero durante el verano pueden suponer un verdadero infierno. Las mantas y camas refrescantes están diseñadas con materiales que ayudan a mantener una temperatura suave. Además, algunos modelos pueden enfriarse con bloques de hielo por lo que ya no hay excusa para mantener fresquito a tu perro.

3. Piscinas

Esta opción es perfecta para aquellos que tengan un poco de espacio en casa. Se trata de instalar una pequeña piscina para que tu peludo se refresque cuando él lo desee. Las piscinas son especialmente agradecidas por razas como el golden retriever o el perro de agua, aunque seguro que ningún perro le da la espalda en un caluroso día.

4. Bebederos de viaje y fuentes de agua fresca

Los perros van a agradecer tener a mano siempre agua fresca durante el verano. Para ello existen diferente opciones como, por ejemplo, bebederos de viaje, que permiten almacenar hasta medio litro de agua. Además, también podemos disponer de bebederos con un interior de gel que puede congelarse y mantener fría durante horas la temperatura del agua.

5. Collares refrigerados

Otra buena manera de mantener a tu perro fresco es equiparlo para el paseo con un collar refrigerado. El interior está relleno con unas tiras de gel que puedes introducir en el congelador y así reducir su temperatura durante los paseos matutinos.

6. Peines que aceleren la muda del pelo

La muda del pelaje de invierno es un proceso progresivo que muchos animales no realizan de forma sencilla. Para mejorar la eliminación del pelo muerto existen peines y guantes que atrapan el pelo desprendido y ayudan a su retirada, lo que supondrá una mejora en la refrigeración del animal.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar