Agua para gatos: Todo lo que debes saber

Los gatos y en general los felinos son malos bebedores de agua, circunstancia que les provoca un serio sobreesfuerzo en el funcionamiento de sus riñones por encontrarse continuamente deshidratados. Esta circunstancia puede provocarles serias consecuencias para la salud, como una insuficiencia renal a partir de los 8-10 años, por lo cual planteamos algunas soluciones que harán que nuestro gato beba en la cantidad adecuada.

¿Qué agua deben tomar los gatos?

Es difícil saber en qué momento beben los gatos. La mayoría de felinos son tan discretos que ni siquiera dejan pruebas de que han bebido. Esto, sumado a que suelen tomar volúmenes muy pequeños de líquido, hace que nos parezca que los gatos no necesitan beber agua. 

Nada más lejos de la realidad. Los gatos son malos bebedores y esto es así porque suelen ingerir cantidades inferiores a las que deberían tomar y, además, suelen ser bastante quisquillosos tanto con el agua como con el bebedero. 

agua para gatos

¿Por qué no toma agua mi gato?  

Los gatos tienen una forma poco eficaz de beber. Su lengua toca la superficie del agua y rápidamente entra de nuevo en la boca arrastrando una pequeña cantidad de líquido. Esto les supone hacer un gran esfuerzo si quieren beber una cantidad suficiente, algo a lo que no están dispuestos si el agua no está fresca o el plato les resulta incómodo.

El hecho de no beber suficiente agua hace que la mayoría de felinos vivan en una situación de deshidratación subclínica, lo que significa que están deshidratados a unos niveles que no se detectan externamente y que provoca que algunos de sus órganos, especialmente los riñones, trabajen bajo mayor presión 

¿Qué es bueno para hidratar a un gato?

Con el paso de los años este sobreesfuerzo renal tiene su precio, de forma que entre los 8-10 años de vida muchos gatos padecen de insuficiencia renal. Para solventar este problema existen trucos que ayudan a que los gatos tomen más agua.

gato bebe agua

¿Cómo les gusta el agua a los gatos?

  • El primero de ellos es usar bebederos anchos de forma que los bigotes no toquen los bordes. Deben colocarse varios en diferentes zonas de la casa, para que los animales elijan los que más les gusten. El agua de estos bebederos debe estar siempre limpia y fresca. 
  • Otra forma cómoda de aumentar la ingesta de agua es ofreciendo a nuestros gatos comida húmeda, bien toda la ración (dietas BARF) o bien una parte de la ración diaria como suplemento del pienso. La cantidad de comida húmeda debe ser de al menos el 25% de la ración total. 
  • Por último, la colocación de una fuente para gatos que mantienen el agua en movimiento puede ayudar enormemente a prevenir este problema, aunque existen algunos gatos que prefieren disponer siempre de un vaso lleno o que sólo aceptan beber directamente del grifo, por lo que debemos recordar abrirlo varias veces al día.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar