Dónde poner el comedero y bebedero de mi perro o gato

Muchas veces nuestro perro o gato tiene ciertos problemas de comportamiento o se encuentran incómodos en casa por la ubicación de sus comederos, bebederos o áreas de descanso. Para conseguir reducir su estrés y que tengan una vida lo más cómoda posible, te vamos a ofrecer algunos consejos sobre cómo las zonas de alimentación y descanso que permitirán a tu mascota estar feliz en casa.

Los dueños de mascotas tratamos de buscar siempre el bienestar de nuestros animales y en muchas ocasiones son los pequeños detalles, cómo la colocación adecuada de comederos, bebederos o lugares de descanso, los que hacen que nuestros mejores amigos puedan vivir más cómodos y relajados.

Dónde poner el Comedero y bebedero de un perro

Los perros son animales gregarios, es decir, que viven en grupo por lo cual es normal que les guste pasar el máximo tiempo posible cerca de sus dueños. Por esta razón cuando convivimos con un perro sociable comedero y bebedero deben colocarse en una zona donde transcurra buena parte de nuestro tiempo.

Sin embargo, en el caso de que se trate de animales con un carácter desconfiado o miedoso es recomendable que estos accesorios estén en un lugar tranquilo desde el que puedan tener un control del lugar.

En ambos caso comederos y bebederos deben estar alejados de corrientes de aire o de lugares donde puedan asustarse. Además, es muy importante tener en cuenta que la superficie sea de fácil limpieza ya que, además de desinfectar los cuencos, hay que mantener la zona higienizada y libre de restos.

Dónde poner el comedero y bebedero de un gato

A diferencia de los perros los gatos tienden a ser animales desconfiados, especialmente frente a ruidos o movimientos bruscos, lo que se acentúa cuando están comiendo o descansando.

Por esta razón es mejor evitar los rincones para colocar su comedero o bebedero y ubicarlos en zonas abiertas donde controlen bien el entorno. Además, los animales suelen estar más tranquilos si se les colocan a cierta altura, lo que también evita que accedan al alimento o el agua otras mascotas de la casa.

También hay que tener en cuenta qué estos accesorios deben estar separados del arenero, preferiblemente en habitaciones diferentes. Incluso hay gatos especialmente sensibles a los olores que requieren que la comida no esté colocada junto al agua.

¿Por qué son importantes las zonas de descanso?

Tanto perros como gatos requieren un refugio o zona de descanso donde no se les moleste cuando deseen tranquilidad. Para ello pueden usarse camas abiertas o cerradas, casetas o simplemente cestos o mantas en función de las preferencias del animal.

En el caso de los perros lo más habitual es que quieran descansar cerca de sus dueños, aunque se puede poner una segunda cama en un lugar más alejado por si el animal prefiere menos ruido o cuando haya niños que puedan incomodar al perro mientras duerme.

En el caso de los gatos las camas deben estar situadas en lugares de difícil acceso para las personas y el resto de mascotas. A estos animales suelen gustarles los escondites en altura y preferiblemente cerrados, donde se sienten especialmente seguros.

Además, los gatos son grandes amantes del sol y el calor. Por esta razón existen en el mercado camas que pueden colgarse de las ventanas y de los radiadores donde los felinos suelen disfrutar tumbados durante horas.

5/5 - (2 votos)

Comentarios (1)

hola, me pareció muy interesante el blog, me resulto muy útil.

gracias.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar