Tener mascota, bueno para el corazón

La convivencia con un perro nos aporta múltiples beneficios para nuestra salud. El efecto positivo que genera en nosotros es tal que incluso afecta a nuestro corazón y posibilita que esté más sano.

TENER PERRO BENEFICIA AL CORAZÓN

No son pocos los estudios que insisten en afirmar que la convivencia con un animal doméstico repercute en nuestra salud de manera positiva. Son los propios propietarios de mascotas los que reconocen que su compañía beneficia su bienestar, como ya expuso el informe Un vínculo único. Por otra parte, el que publicara recientemente AERA Open se centró en los resultados de experimentos científicos, que demostraron los beneficios fisiológicos que nos produce acariciar a un animal de compañía. Por tanto, no es ninguna sorpresa afirmar que la compañía de un perro o un gato nos aporta bienestar y refuerza nuestra salud.

Un nuevo proyecto llevado a cabo con la intención de ir más allá afirma que la presencia de un perro en nuestro hogar provoca incluso que nuestro corazón esté más sano.

El estudio Kardiozive Brno 2030 ha profundizado en la asociación de la propiedad de mascotas, concretamente con perros, que cuentan con factores de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Con evaluaciones de seguimiento de 5 años, en 2019 se examinó a 1.769 sujetos sin antecedentes de enfermedad cardíaca y los calificó según índice de masa corporal, dieta, actividad física, tabaquismo, presión arterial, glucosa en sangre y colesterol total. Posteriormente, se compararon las puntuaciones de salud cardiovascular de los propietarios de animales con aquellos que no convivían con mascotas.

Andrea Maugeri, investigadora del Centro Internacional de Investigación Clínica de la Universidad de St. Anne. Hospital en Brno y la Universidad de Catania, aclara que «en general, las personas que poseían cualquier mascota tenían más probabilidades de informar sobre más actividad física, mejor dieta y azúcar en la sangre al nivel ideal«, y puntualizó además que «los mayores beneficios fueron para aquellos que tenían un perro, independientemente de su edad, sexo y nivel educativo».

Por tanto, el informe prueba una conexión entre el hecho de convivir con perro y un corazón sano. Una afirmación que también corrobora la Asociación Americana del Corazón, en lo que respecta a los beneficios saludables que conlleva convivir con un can y que repercuten en la actividad física y en la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Además, Maugeri sugiere que las personas pueden plantearse la posibilidad de adoptar o rescatar un animal como «estrategia potencial» para conseguir una mejor salud cardiovascular, puesto que la convivencia con la mascota supondrá un incremento de la actividad física. Por su parte, el doctor Francisco López-Jiménez señala en ese caso que tener un perro en casa debe incitar a los propietarios a llevar a cabo una mayor movilidad en su día a día, lo que a su vez facilitará una mejor salud mental y reducirá la percepción de aislamiento social, claves para evitar fallos cardíacos.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar