RABIA EN PERROS: Contagio, síntomas y prevención

Si hay una enfermedad en el mundo canino conocida por todos, esa no es otra que la rabia en perros. Por suerte, esta patología altamente contagiosa –incluso a humanos- se encuentra erradicada en España desde hace algunas décadas. En el siguiente artículo te comentamos toda la información de interés sobre esta enfermedad que tantas vidas caninas y humanas se sigue llevando en otros países del mundo.

 

La rabia en perros es una enfermedad que siempre ha sido muy temida por los dueños de los animales, ya que aparte de ser mortal en su segunda etapa, es altamente contagiosa entre mamíferos.

Durante el siglo pasado, los casos de rabia en perros fueron masivos y provocaron multitud de muertes tanto caninas como humanas. Una alta inversión en vacunas ha permitido que este mal se haya erradicado desde 1966 en España.

A pesar de ello, no viene mal conocer detalles sobre la rabia en perros. ¿Cómo se contagia? ¿Qué síntomas tiene el can que la padece? ¿Qué podemos hacer para prevenirla y combatirla? ¡MASCOTA Y SALUD te trae todas las respuestas!

¿CÓMO SE PRODUCE LA RABIA EN PERROS?

El origen de la rabia en perros se localiza en un virus que pertenece a la familia Rhabdoviridae. Este es el encargado de fundar una enfermedad mortal que se localiza en todas las zonas habitadas del mundo –salvo Australia, las islas británicas y la Antártida- y cuyos principales portadores son los perros.

¿Cómo actúa este virus? Al principio se multiplica en las células musculares del mamífero. Más adelante, serán las neuronas y los ganglios nerviosos las zonas que se verán afectadas por este agente patógeno.

Como veremos en los síntomas en el apartado posterior, el sistema nervioso central será el principal afectado de la acción viral, provocando unos cambios en el comportamiento del can y en su salud bastante evidentes.

¿CÓMO SE TRANSMITE LA RABIA EN LOS PERROS?

Como hemos señalado en la introducción del artículo, la rabia en perros es una enfermedad contagiosa que puede afectar a todos los mamíferos, por lo que los humanos tampoco nos salvamos de ella.

De entre los animales que pueden poseer rabia, destacamos, aparte de a los perros,  a gatos, mapaches, murciélagos y zorros. Por lo tanto, si también tienes un felino en casa, ¡debes leer muy atentamente este artículo!

El virus de esta enfermedad se localiza en la saliva del animal contagiado. Esta característica sumada a la agresividad que provoca dicha enfermedad, convierte a la rabia en perros en una patología fácilmente contagiable. ¡La mordedura del can es mucho más probable en estas circunstancias!

También existe la posibilidad de contagio directo cuando la saliva del can entra en contacto con alguna herida que se localice en la piel. Dicho esto, es hora de conocer los síntomas que manifiesta un perro que padece dicha enfermedad.

SÍNTOMAS DE LA RABIA EN PERROS:

La rabia provoca una serie de cambios en el organismo canino que afectan tanto a su salud como a su conducta. Los agentes patógenos de esta enfermedad no tienen un efecto directo y rápido en el cuerpo del animal, sino que hay un período de incubación de los mismos.

El virus de la rabia en perros tarda entre tres y ocho semanas en incubarse, es decir, a partir de estos días, los síntomas de la enfermedad comienzan a aparecer. En seres humanos, la incubación es menos variable, ya que suele contemplarse un mes después de la entrada del virus en el organismo.

A la hora de explicar los síntomas de esta patología tan conocida, es necesario explicar que la rabia en perros contiene tres fases bien marcadas, aunque existe la posibilidad de que determinados canes no las experimenten todas. En ellas, los síntomas se diferencian con bastante claridad tal y como vemos a continuación:

  • Primera fase de la rabia en perros

También es conocida como la etapa prodrómica. Este período de la rabia destaca por el cambio de comportamiento del can. En los tres días que suele durar esta fase, se contempla un perro que interactúa de forma extraña y contraria con su entorno.

El cambio de conducta es claro y podrá observarse un perro asustadizo, nervioso y huidizo. Es decir, contemplaremos una actitud pasiva y sin ninguna intención de interactuar con su alrededor.  Esta fase en animales más agresivos puede representarse con un comportamiento cariñoso inusual.

rabia en perros

Aparte de estas variaciones de conducta, la primera fase de la rabia en perros también puede tener como síntomas la fiebre, los escalofríos, la anorexia, los vómitos y la diarrea. Si tienes alguna duda sobre esta etapa de la patología puedes dejarnos tu pregunta en nuestro consultorio veterinario gratuito.

  • Segunda fase de la rabia en perros

Siempre que se habla de esta fase, se nombra la conocida etapa furiosa. Los signos más evidentes de rabia en perros residen en esta segunda tanda de síntomas que te sonarán. No obstante, se trata de una fase que no todos los perros muestran y que suele durar entre un día y una semana.

El comportamiento del can da un giro brusco y lo que antes era evasión e incomodidad, se transforma en inquietud y agresividad. El can evidencia una hiperactividad evidente, muerde cualquier cosa que se encuentra a su paso y puede atacar a cualquier persona –incluso a sus dueños-.

Otros posibles síntomas dentro de esta fase son la desorientación y los ataques convulsivos. Descubre todo lo relacionado con las convulsiones en perros.

  • Tercera fase de la rabia en perros

Se trata de la etapa paralítica, una fase que no es alcanzada por todos los perros que tienen rabia, ya que no es extraño que fallezcan antes –el 99% de los perros que se encuentran en la segunda fase fallecen-. Todo perro que llegue a este punto tiene difícil solución, ya que esta etapa finaliza con un desenlace fatal.

Esta comienza con la parálisis del cuello y de la cabeza del perro. El sistema nervioso central es el principal afectado y el organismo del perro entra en una parálisis que le conduce a un coma profundo.  Las insuficiencias cardiaca y respiratoria son seguras y el can acaba falleciendo.

rabia en perros

¿Cómo podremos evitar este triste desenlace? A continuación se detallan una serie de consejos a seguir para combatir esta enfermedad con tiempo.

¿CÓMO PREVENIR LA RABIA EN PERROS?

Antes de comentar las medidas de prevención que hay que llevar a cabo para evitar el desarrollo de esta fatal enfermedad, hay que señalar que la rabia en perros no tiene ni tratamiento ni cura. Es decir, todo aquel que contraiga dicha patología no podrá deshacerse de ella.

Por ese motivo, lo más inteligente que podemos hacer para protegernos a nosotros y a nuestras mascotas es fijar una serie de medidas para evitar que la rabia aparezca.

Lo básico y fundamental es que nuestro can sea vacunado en los plazos establecidos. En el caso de la rabia, la vacuna se pondrá al perro cuando este supere los 3 meses de vida. A partir de ahí, la vacuna deberá recordarse en varias ocasiones y según lo que comente el veterinarioTodo el calendario de vacunas habitual para nuestro perro.

En el caso de que contemplemos que nuestro perro ha sido mordido por un can, deberemos limpiar la herida con agua y jabón e ir inmediatamente al veterinario. La rapidez es fundamental para que un profesional cualificado tenga el tiempo suficiente para contrarrestar la posible propagación del virus.

Deberemos hacer lo mismo en el caso de que contemplemos un cambio extraño en la conducta can. Todo esto será necesario inclusive si nuestro perro estaba vacunado contra la rabia. La vacuna no es 100% efectiva y siempre es mejor prevenir un mal mayor en nuestro perro.

RABIA EN PERROS: Contagio, síntomas y prevención
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar