Calendario de vacunación habitual para nuestro perro

calendario-vacunas-perros

Muchas veces no tenemos claro cuales son las enfermedades que entran en el calendario de vacunación de nuestros perros. Analicemos cuáles son para poder prevenirlas al vacunar a nuestras mascotas con el fin de demostrar lo importante que es vacunación.

Calendario de vacunación habitual

– 6 Semanas 👉 Puppy (DP) Moquillo y Parvovirosis

– 8 Semanas 👉 Tetravalente (DHPPi) Moquillo, Hepatitis, Parvovirosis y Parainfluenza 

– 10 SEMANAS 👉 2º TETRAVALENTE, MOQUILLO, HEPATITIS, PARVOVIROSIS Y PARAINFLUENZA

– > 3 Meses 👉 la rabia La pondremos junto con el microchip

– Anual 👉 Heptavalente Moquillo, Hepatitis, Parvovirosis, Parainfluenza y Rabia

Cuando tenemos cachorros siempre deberemos de desparasitar antes de vacunar.

Cuando un animal está enfermo nunca podremos vacunarlo, deberemos de esperar a que se recupere y esperar de 7 a 10 días para que podamos empezar con el protocolo del calendario de vacunación normal.

Veamos brevemente en qué consisten las distintas enfermedades con el fin de aclarar porque es tan importante llevar al día el calendario de vacunación de nuestras mascotas.

PUEDE QUE TE INTERESE NUESTRO SERVICIO DE ASISTENCIA, VACUNACIÓN Y DESPARASITACIÓN POR 85 EUROS AL AÑO

Enfermedades del calendario de vacunación

– Moquillo

El moquillo es una enfermedad vírica, provocada por un virus específico (Paramixovirus). Puede llegar a ser mortal y afecta a vísceras y tejido epitelial.

Podemos encontrarnos todos estos síntomas:
• Hipertermia
• Catarro óculonasal
• Síntomas digestivos
• Síntomas respiratorios
• Síntomas nerviosos
• Síntomas cutáneos

Si el animal pasa la enfermedad y se recupera pueden quedar secuelas neurológicas. La eliminación del virus es a través de estornudos, secreciones y excreciones de distintos tipos. Los animales suelen infectarse a través de contacto directo por la penetración del virus vía nasal o conjuntival.

– Parvovirosis

Se llama así por ser causada por un parvovirus. Se caracteriza clínicamente por provocar gastroenteritis hemorrágica. Frecuentemente afecta a animales jóvenes.

Sintomatología:
• La incubación se produce en 3-4 días
• Anorexia
• Postración
• Vómitos
• Diarreas hemorrágicas
• Deshidratación importante

La infección se produce de manera fecal-oral. Nuestras mascotas huelen y chupan casi cualquier cosa que se encuentran, por ello es importante que si nuestro animal no está vacunado porque es un cachorro y todavía no está inmunizado evitemos que tenga contacto con defecaciones y con perros que no estén controlados.

– Hepatitis

La hepatitis contagiosa canina está producida por el adenovirus canino Tipo I. La enfermedad puede encontrarse pero no manifestarse, sin embargo cuando esta aparece lo hace como una enfermedad sistémica donde nos podemos encontrar:

• Hipertermia
• Amigdalitis
• Inflamación de algunos nódulos linfáticos (submaxilar, preescapular)
• Gastroenteritis
• Uveítis

La incubación se produce de 3-6 días y la curación en unos 10. La eliminación del virus se produce por orina y se alarga desde 8 semanas a varios meses. El contagio se puede producir de manera directa o indirecta.

– Parainfluenza

Este virus junto con el adenovirus canino Tipo II y la bacteria Bordetella bronchiseptica entre otros, son los responsables de la traqueobronquitis contagiosa canina, más comúnmente conocida con “Tos de las perreras”.

Síntomas principales:
• Traqueobronquitis
• Conjuntivitis
• Rinitis
• Amigdalitis
• Faringitis

Su contagio se produce a través de gotas microscópicas que se transportan por el aire y que han sido eliminadas por animales afectados. Es por ello que esta enfermedad se suela observar de manera más habitual en perreras, jaurías, criaderos o lugares donde hay una gran concentración de animales, de ahí su famoso nombre.

– Rabia

Es una ZOONOSIS, esto significa que afecta de igual forma a animales y a humanos, de hecho es una enfermedad que afecta a todos los mamíferos. Por ello es tan importante.

España está declarada libre de rabia por la OIE (organización internacional de epizootias), pero esto no significa que debamos bajar la guardia y dejar de vacunar. De hecho en Junio de 2013 se encontró un foco de rabia en Toledo.

Actualmente si se localiza algún perro con rabia o con indicios de que la pueda padecer no se le dará tratamiento debido al alto riesgo que supone para la población. Será sometido a una cuarentena esperando a ver signos clarificadores o directamente será sacrificado para analizar el cerebro, pues este virus (rabdovirus) tiene preferencia por el tejido nervioso provocando comportamientos anómalos, agresividad, fotofobia, etc.

Otros signos típicos son animales que babean y con los músculos de la cara en tensión, todo ello provocado también por la afección del virus al sistema nervioso. Toda esta clase de sintomatología es con la que habitualmente se relaciona a perros rabiosos.

La infección se produce por mordeduras o arañazos de los animales enfermos que se encuentran en la fase neurológica.

La vacunación contra esta enfermedad no es la misma en todo el territorio español, por ejemplo en Madrid es obligatoria pero en Cataluña no. La legislación vigente no está unificada y se ceden las competencias a las distintas comunidades autónomas.

Nuestra recomendación es vacunar siempre, sea o no obligatorio en la comunidad donde vivamos. Antes de los tres primeros meses a nuestros cachorros y después una vez al año en adultos. Con ello conseguiremos una buena inmunización y asegurar que nuestro país siga estando libre de la enfermedad.

Reacciones posvacunales: Cuáles son los riesgos de las vacunas

Aunque las vacunas tienen unos beneficios innegables a la hora de proteger a nuestras mascotas de múltiples patógenos, en ocasiones se producen reacciones a las mismas con distinta intensidad y síntomas. Por esta razón es necesario que los propietarios sepan cómo actuar en caso de que el proceso sea muy intenso, llevando al animal al centro veterinario o hospital de referencia para que le administren los cuidados necesarios.

Las aparición de las vacunas supuso un antes y un después en la medicina veterinaria al tratarse de una herramienta imprescindible en la lucha contra ciertas enfermedades infecciosas, desde problemas leves como la tos de las perreras o la rinotraqueitis felina hasta patologías más graves como el parvovirus, el moquillo o la rabia.

reacción de las vacunas

Aunque los beneficios de las vacunas son reconocidos es importante saber que la administración de estos preparados puede provocar ciertas reacciones que es importante identificar para poder darles atención temprana, ya que la mayoría de estos procesos alérgicos son reversibles y prácticamente inocuos.

¿Por qué se produce reacción a las vacunas?

Cuando se administra una vacuna inoculamos en el organismo el patógeno frente al que queremos producir protección. Estos patógenos pueden ser virus vivos debilitados, como sucede con la vacuna del parvovirus; virus muertos o inactivados, como en la vacuna de la rabia, o de carácter bacteriano como en la vacuna de la leptospirosis.

Además, para que se genere una inmunidad adecuada las vacunas incluyen unas sustancias llamadas “coadyuvantes”, que facilitan que puedan cumplir su función correctamente. Al mismo tiempo también pueden llevar conservantes para mantener el patógeno estable y asegurar una duración adecuada del producto.

Por lo tanto, la reacción tras la vacunación no siempre está causada por el patógeno de la vacuna, sino que también puede estar generada por alguna de estas sustancias complementarias..

Cualquier vacuna puede provocar reacción, aunque se han reportado más casos durante el uso de las vacunas de la rabia y de la leptospirosis. Con el fin de minimizar los riesgos es imprescindible que el animal esté totalmente sano en el momento de la vacunación, por lo que una exploración previa es imprescindible antes de administrarla.

Tipos de reacciones posvacunales

Las reacciones posvacunales pueden ser leves o llegar a ser graves como en el caso de las reacciones anafilácticas.

  • Reacciones locales: Se producen en el punto donde se inocula la vacuna, normalmente entre las escápulas. En estos casos puede aparecer engrosamiento de la piel, inflamación y tumefacción (calor), síntomas que pueden ir acompañados de dolor o molestia al tocar la zona.

En otros casos puede aparecer una pequeña fibrosis, una pequeña masa dura bajo la piel que el uso de frío y masajes suaves hará desaparecer. En animales sensibles o de tamaño muy pequeño se puede administrar un antiinflamatorio no esteroidal para aliviar las posibles molestias.

reacción de las vacunas

La reacción local más grave está descrita únicamente en gatos tras la administración de la vacuna de la leucemia felina y consiste en un tumor llamado sarcoma y que puede requerir tratamientos quirúrgicos o quimioterapia.

  • Reacciones sistémicas: La más frecuente es la aparición de fiebre y malestar con pérdida de apetito e incluso vómitos o diarrea. En estos casos se puede administrar un tratamiento sintomático y en algunos casos pueden prevenirse manteniendo al animal en reposo durante 24 horas después de la vacuna.
  • Reacción anafiláctica: La anafilaxia consiste en una reacción alérgica intensa unos minutos después de la administración de la vacuna. Esta reacción requiere tratamiento urgente con adrenalina, fluidoterapia y monitorización debido a su nivel de gravedad.

Comentarios (7)

Muy interesante el calendario de vacunación, así como la explicación de cada enfermedad.

Debemos de tener en cuenta siempre esta información ya que los animales son parte como de tu familia es por eso que deben de recibir la misma atención como a un ser querido , ya que un perro puede sufrir diversas enfermedades ya sea por contagios o por que se lo generan por condiciones de su entorno , es por eso que esta información es de suma ayuda para por lo menos tener la noción de que vacuna ponerle a nuestro canino y así poder prevenirle alguna enfermedad desde la mas ligera hasta la mas mortal

Mi perra de 4 años tiene dermatitis atopica y lleva tomando apoquel 1 año. el veterinario me aconsejó no ponerle las vacunas cuando empezó con el apoquel. mi pregunta es, lleva 1 año y medio sin las vacunas de recuerdo. puedo vacunarla ahora y seguir cada año o ya no sirve de nada

Muy buen contenido para mantenerme informado

Es importante conocer estos temas, en lo personal se lo importante que es que mis perros tengan sus vacunas en orden para asi evitar esas enfermedades que pueden dañarlos hasta producirles la muerte.

Gracias por el aporte estaba esperando el saber para que sirve cada vacuna de mi mascota

Interesante artículo!

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar