El caso del gato fallecido con Covid-19 y síntomas compatibles

Un estudio identifica a un gato positivo en Covid-19 en Reino Unido que finalmente terminó falleciendo ante la gravedad de su estado, con daños pulmonares compatibles con neumonía viral.

gato con ácaros del oído

Científicos de la Universidad de Glasgow identificaron dos casos de transmisión de Covid-19 de persona a gato. En un estudio publicado el 23 de abril, estos investigadores describieron, en concreto, dos casos de transmisión, encontrados como parte del programa de detección de la Covid-19 en la población felina de Reino Unido.

Ambos gatos, de razas y hogares diferentes, mostraron signos respiratorios de leves a graves, y los expertos se declinaron por el contagio de sus dueños como principal origen del mismo. Sus propietarios, de hecho, mostraron síntomas antes de que sus felinos lo hicieran, lo que explicaría que sus mascotas terminaran contagiadas del virus SARS-CoV-2 y padecieran la Covid-19.

La primera gata, bautizada como Ragdoll y de sólo cuatro meses, fue examinada por el veterinario en abril 2020 y presentó dificultades para respirar, empeorando su estado de tal forma que finalmente tuvo que ser sacrificada. Las muestras de pulmón post-mortem revelaron daños compatibles con una neumonía viral, con evidencia de infección por el virus de la Covid-19.

Diferente fue el caso de Negrito en España, otro de los gatos contagiados que también sería anestesiado, aunque en su caso particular contaba con una enfermedad previa (Cardiomiopatía hipertrófica) que ya le había sido diagnosticada.

En cuanto al segundo gato analizado en el estudio británico, la hembra siamesa de seis años fue llevada al veterinario por su propietario, diagnosticado de Covid-19, con secreción nasal y conjuntivitis. Pero finalmente, y por suerte, estos signos clínicos fueron leves y la mascota terminó recuperándose. Eso sí, la infección por la Covid-19 fue confirmada por la Agencia de Sanidad Animal y Vegetal del país (APHA).

Los investigadores completaron la secuenciación del genoma completo del virus en el segundo gato y detectaron que era muy similar a los genomas virales que circulan en los humanos. Además, no encontraron evidencias de adaptación de especies en las secuencias virales del gato, por lo que concluyeron que cualquier mutación presente en el genoma viral del segundo gato probablemente se encontrara presente en el virus del dueño, aunque la secuencia del genoma del mismo no estaba disponible para poder compararla.

Los investigadores señalan por tanto que «no hay evidencia en la actualidad de transmisión de gato a humano, o que los gatos, perros u otros animales domésticos desempeñen algún papel en la epidemiología de las infecciones humanas por SARS-CoV-2. Aún se desconoce si los gatos con Covid-19 podrían transmitir el virus de forma natural a otros animales o de regreso a los humanos».

Riesgo bajo de contagio de la Covid-19 de animal a humano

Según estos mismos expertos, estos dos casos aislados de transmisión de persona a gato en el Reino Unido son probablemente una subestimación de la verdadera frecuencia de transmisión de persona a animal, ya que las pruebas a animales son limitadas.

Margaret Hosie, profesora del MRC-University Of Glasgow Centre for Virus Research y autora principal del estudio, señala que «estos dos casos de transmisión de persona a animal, encontrados en la población felina en el Reino Unido, demuestran por qué es importante que se mejore la comprensión de la infección animal por SARS-CoV-2«.

En el estudio también se indica que «actualmente, la transmisión de animal a humano representa un riesgo relativamente bajo para la salud pública en áreas donde la transmisión de persona a persona sigue siendo alta. Sin embargo, a medida que disminuyan los casos en humanos, la posibilidad de transmisión entre animales se vuelve cada vez más importante como fuente potencial de reintroducción del SARS-CoV-2 en humanos. Por lo tanto, es importante mejorar nuestra comprensión de si los animales expuestos podrían desempeñar algún papel en la transmisión«.

Desde el inicio de la pandemia, se han detectado casos de Covid-19 en gatos en países como Hong Kong, Bélgica, Estados Unidos, Francia, Rusia, Alemania, Japón, Chile, Italia, Argentina, Suiza, Canadá, Brasil y Letonia, además de España. En todos ellos se estima que las mascotas se contagiaron por sus dueños.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar