Anestesia en perros: Cómo funciona y cuáles son sus riesgos

Si bien la anestesia en perros es un procedimiento clínico que con el paso del tiempo ha reducido sus riesgos, todavía puede entrañar posibles problemas, eso sí, residuales. FECAVA ha compartido una guía de medidas fundamentales en anestesia y analgesia en animales como buenas prácticas próximamente.

anestesia en perro

Tanto para casos clínicos humanos como para los de ámbito veterinario, la anestesia es sin duda una técnica revolucionaria empleada para muchos tipos de intervenciones con el objetivo de insensibilizar al organismo y otorgarle así beneficios al paciente y a los profesionales. Si bien el procedimiento en sí ha evolucionado mucho desde sus orígenes, todavía hoy en día entraña ciertos riesgos residuales que conviene tener en cuenta por ambas partes.

¿Cómo funciona la anestesia en perros y cómo se prepara?

La anestesia de tipo local es la que menos probabilidad de riesgo conlleva, siendo además muy poco utilizadas en el ámbito veterinario, por lo que es la anestesia general la que puede ocasionarnos algunas complicaciones cuando nuestra mascota necesita una intervención quirúrgica. Esta se lleva a cabo induciendo al animal en un estado de inconsciencia que le deja inmovilizado y tan relajado que no puede notar dolor alguno. Tras un intervalo de tiempo estimado, este proceso puede volverse reversible y provocar la aparición de molestias y dolores en el paciente. Por lo general, el animal suele recuperarse de la anestesia de 24 a 36 horas tras la operación, mientras que de las secuelas de la misma podría necesitar en torno a una semana o 10 días.

El proceso de preparación de la anestesia es sumamente delicado y requiere tener en cuenta una serie de elementos para elegir el paquete analgésico más conveniente según la intervención que se va a llevar a cabo. Revisar el historial clínico del paciente animal para tener claro las enfermedades o afecciones patológicas que padece es el primer paso. También debe hacerse lo propio con los resultados obtenidos por un análisis clínico de laboratorio y evaluar aspectos como el hematocrito, la proteína plasmática o la hemoglobina en sangre antes de ejecutar la anestesia. Por último, no se puede dejar pasar su estado físico en el momento de la operación, pues la condición corporal y sus capacidades respiratorias y cardiacas pueden verse afectadas si se le administra una cantidad de anestesia mayor de la debida.

Peligros de la anestesia

Los riesgos son todavía hoy en día una realidad a la hora de emplear anestesia en mascotas. Una forma de minimizarlos es a través de las pruebas previas señaladas que pueden ayudar al profesional a la hora de saber cómo llevar a cabo el procedimiento. De hecho, el propietario y responsable de la mascota debe firmar un documento de consentimiento para que se administre el fármaco anestésico específico requerido.

La neumonía por aspiración es uno de ellos, al aspirar productos alimentarios que son regurgitados durante la anestesia. Para evitarlo se debe mantener en ayuna a la mascota horas antes de que se administre la anestesia. También corre riesgo de sufrir hipotermia, más frecuente al ver el cuerpo su temperatura reducida por el proceso analgésico. Las mantas o el calor pueden subsanar más tarde o más temprano esta afección. Además, los gases pueden provocar alguna lesión derivada del proceso de entubación en la tráquea. El fallecimiento es también otra posibilidad, aunque por suerte la más remota tal y como señalan algunos estudios de Mortalidad anestésica en España, que la cifran entre el 0,1 en Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, mientras que en territorio español el porcentaje es del 1,28%. El tiempo de duración de la intervención y el estado físico del animal son los principales condicionantes que pueden provocar tal fatídica consecuencia.

Hay que aclarar que estos «peligros» son escasos y representan un porcentaje muy bajo para casos de anestesia en animales de compañía, y se relacionan más bien con el estado del animal y a la intervención en sí. Son riesgos inevitables que serán menores si las condiciones son las más adecuadas. El profesional veterinario se encargará con total confianza de que así sea para que la seguridad del animal sea la máxima.

Las «buenas prácticas» de FECAVA

Por su parte, FECAVA (Federation of Companion Animal Veterinary Associations) ha lanzado una nueva campaña bajo el título de «Prácticas Básicas en Anestesia y Analgesia», en la que incluye destacadas iniciativas que llegarán a Europa en 2021. Será el 27º Congreso Europeo de FECAVA previsto para celebrarse en Praga del 8 al 11 de septiembre la culminación con una serie de presentaciones para el Simposio Especial de FECAVA. Los líderes del proyecto serán la Dra. Polly Taylor, especialista europea en Anestesia y Analgesia veterinaria en Reino Unido; y el Dr. Paulo Steagall, profesor de Anestesia Veterinaria y Manejo del Dolor en la Université de Montreal en Canadá.

Unas simples medidas pueden salvar muchas vidas. Esa es la conclusión de este proyecto según ambos especialistas, que indican que tanto la anestesia como el manejo del dolor «tienen un efecto enorme en la salud y el bienestar de los animales. Es mucho lo que se puede hacer para mejorar sus estándares. Se puede administrar una anestesia de alta calidad sin necesidad de monitores costosos. Ya no podemos aceptar que los animales mueran porque «no toleraron la anestesia». No queremos reinventar la rueda, pero queremos que los veterinarios dispongan de herramientas más básicas y de aplicación inmediata en la práctica clínica». Además, añaden que «no podríamos estar más felices de trabajar juntos en este proyecto».

Los temas que se incluyen en estas medidas fundamentales básicas, que serán presentados en conferencias por Europa son las siguientes:

  • Plan Anestésico
  • Evaluación del dolor y elaboración de un protocolo analgésico.
  • Anestésicos locales básicos para la práctica de pequeños animales.
  • Monitorización.
  • Minimización de complicaciones.
  • Protocolos anestésicos.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar