El miedo en los perros

El miedo es uno de los problemas de conducta más habituales en las mascotas. El miedo disminuye la calidad de vida de los animales y genera preocupación en sus propietarios. Ahora, un estudio muestra qué razas son más propensas a sufrirlo y qué podemos hacer para evitarlo.

miedo en los perros

Investigadores de la Universidad de Helsinki (Finlandia) han realizado un estudio acerca del miedo en los perros, cuyos resultados se han publicado en la revista “Nature”. El objetivo era tratar de obtener más información sobre un tema que preocupa especialmente a los propietarios de canes de todo el mundo.

Los resultados del estudio se han basado en una encuesta realizada a casi 14.000 propietarios de más de 20 razas distintas tratando de cubrir todos los tamaños, tipos de perro y pelajes para intentar identificar predisposiciones genéticas a padecer miedo.

En el estudio se han diferenciado cuatro tipos de miedo: a los fuegos artificiales, a los truenos, a las situaciones nuevas y a las superficies y alturas. En base a los resultados el más habitual es el miedo a los fuegos artificiales, seguido muy de cerca por el miedo a las tormentas.

La principal conclusión es que los ruidos intensos son una de las fuentes más comunes de temores y sensibilidad en los perros, provocando ansiedad y problemas de comportamiento. Los sobresaltos provocan una disminución en la calidad de vida de los animales y sus propietarios y pueden llegar a causar accidentes y problemas de salud.

Además, otro de los resultados más interesante es la edad media de los animales temerosos, que en todos los tipos se sitúa en torno a los 5 años a pesar de que el grupo de estudio incluía animales hasta los 18 años de edad. Esto muestra que los miedos son más habituales en animales jóvenes.

En cuanto a las razas, se pudo observar que la más miedosa en las cuatro categorías es el Cairn Terrier. Por categorías, el Pembroke Welsh Corgi fue la más temerosa a los fuegos artificiales y a los truenos mientras que el Labrador Retriever, el Chihuahua y el Schnauzer Miniatura fueron las más temerosas a las situaciones nuevas y a las alturas.

Entre las menos sensibles encontramos el Crestado Chino, que mostró poco miedo en todas las categorías. El Labrador Retriever, el Pastor Alemán y el Caniche Miniatura fueron los menos temerosos a los ruidos mientras que el Cotón de Tulear y el Border Collie fueron los que menos reaccionaron a las superficies y alturas.

También se detectaron varios factores comunes en el miedo entre los que destacan una baja socialización durante la etapa de cachorro, propietarios inexpertos, animales que viven solos o en entornos urbanos y aquellos que no han realizado actividades de entrenamiento.

El estudio ha permitido aprender más sobre los miedos en los perros y los resultados han sugerido que tanto una correcta socialización temprana, una adecuada interacción con sus propietarios y con otros animales y los ejercicios de adiestramiento pueden reducir los problemas de comportamiento relacionados con la ansiedad en los animales adultos y mejorar así su calidad de vida.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar