Felis nigripes: el gato patinegro más letal del mundo

Aunque su aspecto tienda a pensar que se trata de un felino adorable, el felis nigripes o gato patinegro no es ni mucho menos un animal doméstico. De hecho, es más letal a la hora de cazar que otros felinos con proporciones mucho mayores.

felis nigripes

Solitario y letal. Características totalmente contrarias a lo que aparenta este gato patinegro cuando lo ves en cualquier imagen. Lo cierto es que es mejor visualizarlo de esa forma que encontrártelo, ya que este felino no es tan adorable como parece. De hecho, el felis nigripes es el gato salvaje más pequeño de África y uno de los más pequeños del mundo, todo un cazador nato con la mayor tasa de mortalidad en sus presas de todos los felinos del mundo. Es decir, es más peligroso que un león o un tigre, y de hecho no maúlla, sino que ruge de manera bronca y similar (aunque con menos potencia) que lo hacen las especies mencionadas con las que se le compara.

Su nombre proviene del color de sus patas, ya que sólo las almohadillas y la parte inferior de las mismas es de color negro. Su pelaje, más similar al de un leopardo, destaca por mezclar tonos marrones (canela o marrón rojizo) y manchas negras o marrones que forman anillos en las patas, cuello y cola. Su piel, en cambio, resalta por ser rosa sin pigmentar, lo que le diferencia de otros gatos manchados.

Pudiendo superar los dos kilos de peso a pesar de sus reducidas dimensiones, este animal se alimenta en gran parte de reptiles, aves y otros mamíferos de pequeño tamaño a los que da caza durante la nocturnidad y tras la puesta de sol. De esta forma, para su presa resulta muy complejo esquivar su ataque porque apenas son vistos, capacidad de la que se aprovechan también para evitar ser capturados. Así aprovechan las horas diurnas para descansar y protegerse del sofocante calor que predomina en el desierto africano, siendo los países del centro de África austral, como Botsuana, Namibia Sudáfrica o Angola, en los que suele habitar este curioso felino.

Especie en peligro de extinción

Pero si hablamos de hábitat, también cabe mencionar que, lamentablemente, el felis nigripes o gato patinegro es una especie en peligro de extinción. Así lo cataloga la Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza (UICN), que lo incluye en su clasificación de especies vulnerables y que sufren una importante reducción de su población en el mundo. Y es que al tratarse de animales de tamaño muy reducido, y solitarios, no resulta sencillo cuantificar los ejemplares que existen. De hecho, no se habitúa para nada bien a condiciones de cautividad y los parajes con grandes espacios descubiertos son sus lugares preferidos. Otros factores como el cambio climático y la deforestación provocan la pérdida de su hábitat natural, en la que suelen predominar las zonas secas como sabanas, pastizales o zonas semidesérticas con arbustos y árboles elevados. Un condicionante que puede causar que no sea una especie más numerosa.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar