Displasia de cadera y codo en perros: Detectarlas a tiempo es vital

La displasia de cadera y codo son algunas de las enfermedades que más preocupan tanto a veterinarios como a propietarios de perros dado los efectos que pueden provocar en estos animales a largo plazo.

golden con displasia

Definida como degeneración anormal de la articulación de la cadera, la displasia es una de las enfermedades que puede afectar a un perro en su etapa de crecimiento y puede originarse por diferentes causas. Ya sea por cuestiones genéticas o por exceso de ejercicio o peso durante esta etapa temprana en su vida, el animal puede llegar a padecer este problema de salud que se evidenciaría con síntomas como la cojera o si muestra signos de dolor, cansancio repentino, rigidez o dificultad para desplazarse o realizar diferentes movimientos básicos. Pero además de la zona de la cadera, los cánidos pueden padecer displasia de codo causada debido a una alteración del crecimiento en dicha articulación.

Ambas afecciones causan bastante preocupación tanto en profesionales sanitarios como en los propietarios de perros que tienen el objetivo de llevar a cabo los métodos de prevención más factibles para evitar que sus mejores amigos domésticos puedan padecerlas. Con el fin de obtener información sobre las mismas, la Asociación Británica de Veterinaria (BVA) y el Kennel Club (KC) han llevado a cabo una investigación para estudiar tanto la importancia como el impacto de los esquemas de salud para la displasia de cadera o codo a largo plazo en los perros. El estudio se completó con los datos de hasta seis razas caninas: Labrador retriever, Golden retriever, Pastor alemán, Rottweiler, Boyerno de Berna y Terranova.

Como enfermedades hereditarias que pueden desarrollar las articulaciones de manera incorrecta, tanto la displasia de cadera como de codo acarrean graves dolores, artritis y cojera que además aumenta conforme a la edad del animal. Los expertos realizaron dos esquemas de exámenes de salud para así evaluar el estado de las articulaciones tanto de la cadera como del codo del animal. Un procedimiento que se comprueba a través de radiografías que el veterinario envía a la BVA para que sean examinadas y calificadas. De esta forma, los criadores contarían con la posibilidad de comprobar con antelación cuáles serían los perros más apropiados para la reproducción y así disminuir el riesgo de producción de cachorros con problemas de displasia. Estos resultados serían registrados y publicados en el Kennel Club.

Tras analizar los resultados de las pruebas realizadas con estas razas, los investigadores concluyeron tras comprobar los esquemas que en la mayoría de razas estudiadas se produce una disminución importante en las puntuaciones graves de la cadera y de igual forma aunque en menor medida de las de codo. De esta forma, las generaciones recientes de las razas estudiadas poseen según el estudio un riesgo genéticamente menor de displasia que los perros que fueron criados hace 30 años.

El Gerente de Investigación de Genética Cuantitativa en el Kennel Club, Tom Lewis, valora el uso de los esquemas de detección, que han posibilitado «que nazcan menos cachorros de padres no probados, puesto que se eligen ejemplares con mejor puntuación y esto ayuda a mejorar la salud del perro». Lewis reconoce por tanto que la evaluación de la salud «es fundamental para reducir los incidentes de estas condiciones dolorosas», y señala que continuarán apoyando y colaborando con los clubes para que la tendencia continúe.

El objetivo más inmediato será el de aplicar este estudio a las seis razas que han sido empleadas en la investigación y desarrollar estrategias que continúen reduciendo el riesgo de padecer displasia en generaciones de perros futuras, al mismo tiempo que sirva para combatir la enfermedad demostrando que todos los esfuerzos son avances para lograr mejorar la salud de nuestros perros.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar