Pastor Alemán

pastor aleman tumbado

CARACTERÍSTICAS DEL PASTOR ALEMÁN

CARÁCTER: AMIGABLE Y CARIÑOSO
PESO: 25 KG (ADULTO)
ESTATURA: 55 - 65 cm (ADULTO)
VIDA: 9 - 13 AÑOS
ACTIVIDAD FÍSICA: ALTA
SALUD: DELICADO

FÍSICO

Pocos canes pueden presumir de tanta corpulencia y habilidad al mismo tiempo como el Pastor Alemán. La proporción y la estructura corporal de esta raza le permiten ser uno de los perros más completos que existen.

La cabeza del Pastor Alemán es grande y poco definida gracias al grosor del cuello. Sobre ella, unas largas y puntiagudas orejas permanecen erguidas alertando al animal de cualquier ruido sospechoso. Descendiendo por la frente, se localizan unos ojos oscuros y, más abajo, se detecta un hocico grande con forma de cuña. De la boca sale una lengua larga y se pueden ver unos dientes afilados con unos belfos superiores algo caídos.

Aunque tiene un pelaje bastante denso, la musculatura está patente en todo el cuerpo del Pastor Alemán. Espalda, pecho, vientre y lomo se encuentran muy desarrollados. Las patas posteriores muestran una ligera inclinación hacia atrás, lo que provoca que el tren inferior de este perro sea algo más bajo que el superior. Por último, la cola es larga, gruesa y tiene una densidad de pelo parecida o mayor a la del resto del cuerpo.

ALIMENTACIÓN Y DEPORTE

Una alimentación adaptada por el veterinario de confianza puede combatir de forma bastante eficaz la aparición de las patologías articulares nombradas anteriormente. Además, el Pastor Alemán siempre exigirá alimentos que le aporten un alto grado de energía, puesto que se trata de un can muy inquieto.

El deporte que realice este can desde que es un cachorro, marcará, aparte de su peso, su forma de comportarse. El Pastor Alemán es un can que necesita gastar energía diariamente, puesto que eso regula su temperamento y provoca que no sufra ningún tipo de ansiedad. ¡Imposible que aguante 24 horas seguidas en casa!

COMPORTAMIENTO DEL PASTOR ALEMÁN

El Pastor Alemán es una de las razas más amigables y cariñosas que existen. Siempre quiere estar acompañado de los suyos y no aguanta estar en soledad. Exige tiempo a sus dueños para jugar y moverse realizando algún que otro entrenamiento, por lo que no es un perro muy casero.

Gracias a la enorme capacidad de aprendizaje que tiene, su educación es una de las más sencillas y reconfortantes. El hecho de que algunos ejemplares de esta raza se empleen en cuerpos de seguridad, no quiere decir que sea un perro agresivo y serio. Eso sí, este can mostrará su peor cara con aquellos que supongan una amenaza para la familia a la que pertenece, por lo que es un excelente perro guardián.

pastor alemán en la playa

SALUD DEL PASTOR ALEMÁN

El hecho de que el Pastor Alemán haya sufrido una crianza masiva por parte de personas inexpertas que solo tienen el objetivo de ganar dinero, ha provocado que las patologías que sufra esta raza sean numerosas. Aun así, la esperanza de vida de este can se encuentra entre los nueve y los trece años.

Entre las dolencias más populares, se localizan: la displasia de cadera (problema articular), glaucoma (provoca dolor y pérdida de visión en los ojos), moquillo (ocasiona tos, disnea, mucosidad, conjuntivitis, fiebre…), leptospirosis (surge de beber agua contaminada) y pododermatitis (llagas, pus y dolor al caminar provocadas por un exceso de humedad), entre otras.

HISTORIA

Alemania es el país en el que se originó esta raza, concretamente en la zona de Sajonia y Turingia, donde los perros pastores eran muy populares. A finales del siglo XIX, un fanático de este tipo de canes, Max von Stephanitz, se deslumbró al contemplar un ejemplar canino de rasgos similares a lo que se conoce hoy como Pastor Alemán.

Su apariencia, similar a la de un lobo, y su disposición siempre por trabajar fueron dos de los rasgos que más atrajeron a Max para hacerse con este can y para fundar el primer club de la raza y el primer patrón racial en el año 1899.

El Pastor Alemán se expandió rápidamente por toda Europa, aunque su aspecto evolucionó algo al cruzarse con algún ejemplar de Pastor Escocés. Como curiosidad histórica, hay que señalar que este can fue empleado por la Alemania nazi como perro rastreador en la Segunda Guerra Mundial.

Y es que el Pastor Alemán destaca por ser un can muy inteligente, habilidoso y por contar con un olfato muy desarrollado, factores que lo convierten en un gran compañero de trabajo. Cuerpos de seguridad de decenas de países cuentan en su equipo con esta raza para rastrear sustancias peligrosas y explosivos en vehículos, equipajes e, incluso, personas.

CURIOSIDADES

En la actualidad, el Pastor Alemán se divide en dos tipos: de pelo corto y de pelo largo. Sin embargo, no siempre se ha aceptado esta clasificación de esta raza. Hace unas décadas, solo era considerado Pastor Alemán aquellos canes con el pelo corto, los de pelo largo, eran denominados Pastores Alsacianos y era una raza diferenciada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar