Estos son los Peligros de las Barbacoas para los Perros

Los veterinarios alertan del aumento progresivo de los accidentes de perros en barbacoas organizadas por sus propietarios. Recuerda los riesgos que conllevan para las mascotas y cómo protegerlas.

Cada verano es un clásico organizar un plan que incluya una barbacoa con la familia o los amigos. Reuniones en las que las mascotas también están presentes y, aunque no lo creamos, son expuestas a riesgos innecesarios que pueden poner en peligro su estado de salud y bienestar. Para los veterinarios es, de hecho, habitual tener que atender bastantes casos de perros con lesiones de gravedad tras haber ingerido brochetas de madera y metal, mazorcas de maíz enteras y hasta huesos cocidos. Objetos y alimentos propios de las barbacoas habituales que se organizan en los meses de verano.

Una encuesta de 2018 elaborada por la Asociación Británica de Veterinarios (BVA) aseguró que uno de cada cuatro veterinarios reconoció haber tratado a mascotas con lesiones causadas por barbacoas durante ese verano. Problemas que causaron elementos específicos como los que se incluyen a continuación:

Brochetas y astillas de huesos cocidos

Tanto las brochetas como las astillas de huesos cocidos pueden provocar lesiones internas graves que incluso pueden requerir cirugía. Los daños en la boca y las lesiones internas producidas por brochetas de kebab o huesos cocidos fueron los casos más habituales tratados en las clínicas, por detrás de las causadas por las mazorcas de maíz, según la encuesta.

Mazorcas de maíz

Y es que, aunque el maíz no sea peligroso para los perros, la incapacidad de digerir una mazorca puede causarles una obstrucción que puede conllevar consecuencias devastadoras para su sistema digestivo, como una ruptura intestinal. Hasta un 56% de los veterinarios que participaron en la encuesta trataron casos de lesiones en perros producidos por mazorcas de maíz en barbacoas.

La parrilla y las brasas

Los veterinarios también reconocieron a las quemaduras como otra de las consecuencias más habituales de las barbacoas con mascotas en verano, tanto por ingerir comida caliente de la parrilla o tocar la misma o las brasas. Además, el exceso de grasas de algunos alimentos, como las salchichas, ocasionaron casos de malestar gastrointestinal o incluso pancreatitis en algunos canes.

bloqueo gastrointestinal en perros

Daniella Dos Santos, vicepresidenta de la BVA, señala al respecto que «los perros son carroñeros bien conocidos y comen cualquier cosa que crean que es un bocado sabroso«. También recuerda que «he tratado a un Spinone italiano que se comió una brocheta de kebab de 20 centímetros de largo y necesitó cirugía para sacarlo, y a otro perro que necesitó cirugía de emergencia después de comerse un trozo de mazorca de maíz entero. Otro perro comió tantas sobras con grasa de barbacoa que terminó con pancreatitis y tuvo que ser hospitalizado para recibir tratamiento«.

Del mismo modo, advierte que «nuestro consejo para cualquiera que tenga una barbacoa es que mantenga las brochetas, las mazorcas de maíz, las carnes con mucha grasa y los huesos cocidos fuera del alcance de las mascotas, ya que pueden causar lesiones o enfermedades graves que a menudo requieren tratamiento veterinario o incluso cirugía. Si vas a hacer una barbacoa en un espacio público como un parque, limpia después para asegurarse de que otros perros no se traguen accidentalmente las sobras«.

En cuanto a los síntomas de un bloqueo gastrointestinal en perros, la veterinaria incluye vómitos, falta de apetito, letargo y dolor, y recomienda «acudir al veterinario de confianza de inmediato» si nos preocupa que la mascota haya podido comer algo que no debiera.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar