Mi perro se marea en el coche – Todo lo que debes saber

Muchos perros tienen miedo a la hora de subirse a un coche y eso se puede deber a que sufren de mareos. Si tu perro se marea cuando viaja, para evitar que vuelva a tener esta sensación y hacer posibles los viajes con nuestra mascota sin que sea una mala experiencia para todos, aquí encontrarás algunos consejos para atenuar su miedo o para prevenirlo si todavía no lo ha desarrollado.

Perro se marea viajando en coche

Qué pasa cuando un perro está mareado

Muchos perros viven los viajes en coche como un auténtico suplicio. El miedo y la ansiedad dominan su mente y no desean más que bajarse. Este problema puede deberse a diversos factores, aunque el más común es un episodio de mareo.

Para conseguir que puedas viajar con tu mascota sin problemas te ofrecemos algunos consejos útiles que seguramente ayudarán a mitigar los mareos, ya que como parte de la familia nos interesa su bienestar.

Como ya hemos apuntado el mareo es uno de las peores sensaciones que puede experimentar un perro, ya que el estrés y la ansiedad que esta circunstancia les produce pueden provocar una mala reacción en el animal.

Cómo evitar que un perro se maree en el coche

Cuando nuestro perro tiene miedo a viajar en coche porque se marea lo primero es ofrecerle ayudas para remediarlo. Es aconsejable que nuestro perro viaje primero durante trayectos cortos, porque con ello le iremos acostumbrando a los ruidos, olores y al propio habitáculo del automóvil. Lo ideal es que nos desplacemos a un destino agradable a pocos minutos de nuestra casa y de esa forma poco a poco incrementar la duración del viaje.

Una acción que puede llevar a nuestro perro a relajarse en el coche es la de reconocer el vehículo con el motor parado. Un tiempo en el interior, junto con unas caricias y unas palabras tranquilas pueden significar un avance importante de cara a un viaje tranquilo.

Los destinos agradables ayudarán a que nuestro perro relacione el viaje con una experiencia positiva. Si además de esto adaptamos el interior del vehículo para que se sienta cómodo, incluyendo una cama y una manta que le sean conocidas, lograremos que viaje mucho más tranquilo.

Por otro lado, es muy importante que los perros que sufren mareos realicen el trayecto sin haber ingerido ningún alimento, porque ello les provocará vómitos y un mayor estado de malestar.

Qué le doy a mi perro si se marea en coche

Si aún así no logras que tu perro disfrute de un viaje en automóvil, existen en el mercado productos que pueden ayudar en este sentido. Los veterinarios disponen de calmantes suaves con los que puedes mejorar la experiencia en coche de tu mascota.

Qué se le puede dar a un perro para el mareo

Por otra parte, el tratamiento con productos antiansiedad es mejor evitarlo si podemos, ya que altera el estado de ánimo de los animales y además puede crear síndrome de abstinencia en algunos casos.

Por último, en viajes de larga duración es aconsejable realizar paradas para que nuestro perro camine durante un rato, orine y tome el aire. La hidratación es importante para el animal, pero hay que evitar que beba mucha agua de golpe.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar