El Savannah, un gato que es un guepardo en miniatura

Por el momento el gato Savannah es poco conocido entre los menos aficionados al mundo felino, aunque dentro de este sector se trata de una raza muy apreciada y cada vez más demandada por su belleza. Su tamaño y agilidad no le hacen la mascota ideal para todos los hogares, pero aquellos que tengan las condiciones idóneas pueden disfrutar de tener en casa un “guepardo en miniatura”.

¿Qué significa gato Savannah

El gato Savannah es el resultado del cruce entre un serval y un gato doméstico. Con un aspecto similar a un guepardo y originario del continente africano, el serval es un felino salvaje de tamaño mediano (los machos pueden alcanzar los 18 kg), con una coloración amarilla moteado muy característica y grandes orejas. 

El primero de estos cruces lo realizó Judee Frank en 1986 y al primer ejemplar lo llamó Savannah, que luego ha dado nombre a esta raza de gatos. En la década de 1990 varios criadores repitieron estos cruces, hasta que en 1996 dos de ellos presentaron el estándar oficial en la International Cat Association (TICA). Aunque en 2001 se reconoció a los Savannah como una raza felina, no fue hasta 2012 cuando fueron aceptados en los campeonatos de belleza.

¿Dónde viven los gatos Savannah?

Debido a que se trata de especies de géneros diferentes la cría no es sencilla, existiendo una gran cantidad de abortos tempranos, nacimientos prematuros y animales estériles, especialmente en las primeras generaciones. Por esta razón los criadores suelen tratar de cruzar ejemplares de esta misma raza e incluso han tenido que recurrir a otras más comunes como el Mau Egipcio o el común de pelo corto. 

El Savannah es una raza de gatos altos y esbeltos, lo que otorga a los ejemplares un mayor tamaño que otras razas. Su peso es muy variable, incluso entre cachorros de una misma camada, siendo por regla general más grandes cuanto más próximos estén al serval, siendo los machos superiores a las hembras de forma notable. 

Tienen un pelo corto y brillante y el único color aceptado es el moteado. Normalmente suelen presentar manchas marrones, desde una tonalidad dorada hasta un color chocolate oscuroaunque se aceptan otras capas como el marmolado, azul, nevado o capas diluídas. 

En cuanto al carácter y al tratarse de una raza tan reciente y con un porcentaje de genética de serval muy variable entre individuos, no hay un estándar generalizado. Algunos ejemplares son animales sociables, mientras que por el contrario otros se muestran esquivos y distantes, con un vínculo más estrecho con una sola persona a su elección.

Son capaces de saltar alturas de hasta dos metros y medio y poseen una gran fuerza, por lo que no se recomiendan para dueños inexpertos.

¿Cuánto cuesta un gato Savannah en España? 

El gato Savannah es mucho más caro que otras razas felinas. Además de tratarse de un híbrido, también porque no es demasiado conocida y, por consiguiente, no es fácil de conseguir. Por esta razón, el precio ronda entre los 1.400 y los 6.700 euros, dependiendo de dónde proceda y del propio animal. En cualquier caso, lo más recomendable es optar por la adopción para dar la oportunidad a cualquier felino de esta raza que se encuentre en una protectora y necesite un hogar y una familia con la que convivir.

Antes de adquirir o adoptar uno, es imprescindible preparar la casa para evitar los escapes y dotarla de gran cantidad de estímulos, como rascadores, escondites y zonas de descanso en altura para que disponga de enriquecimiento ambiental suficiente.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar