Cuidado con abusar de los piensos secos elaborados con arroz

Veterinarios de la Universidad de Helsinki alertan de que abusar de una dieta de piensos secos elaborados con arroz, puede ser una decisión poco acertada para la salud de nuestros perros. El riesgo está en que la planta del arroz acumula mucho arsénico de forma natural, contaminante que a través de los alimentos puede pasar al organismo de nuestras mascotas.

ETIQUETADO DE ALIMENTOS PARA MASCOTAS

Si nos estamos volviendo “exquisitos” en todo lo que tiene que ver con la dieta que consumimos habitualmente, también hay que decir que no paran de publicarse estudios referidos a la alimentación de nuestras mascotas.

Uno de los últimos es el firmado por la Universidad de Helsinki, donde un grupo de veterinarios -DogRisk- ha comprobado que el pelaje de los perros que se alimentan de piensos secos elaborados a base de arroz, presenta niveles de arsénico superiores a los de otro animales cuya dieta no contiene este cereal.

El arsénico, que está presente de forma natural en el medioambiente, se acumula en la planta del arroz y de ahí pasa a los piensos, razón por la cual este contaminante puede acabar almacenándose en el organismo de los perros.

En su estudio los veterinarios compararon los niveles de arsénico existentes en el pelo de un total de dieciséis ejemplares de Staffordshire Bull Terrier. Siete de ellos llevaban al menos un año alimentándose de piensos elaborados con arroz, mientras que por el contrario la dieta del resto de animales no contenía este producto.

Medir la presencia de arsénico en el pelaje es un procedimiento más fiable y barato cuando el objetivo es detectar la acumulación de dicho contaminante a largo plazo, mientras que los análisis a través de extracciones de sangre son más caros e invasivos para los animales y sus resultados están sujetos a muchas fluctuaciones.

Las mediciones realizadas demostraron que los menores índices de arsénico se dieron en perros que ingerían alimentos crudos, mientras que en el caso de los piensos secos la presencia del arroz entre sus componentes explicaría la existencia de mayores niveles de arsénico.

Es curioso, pero desde un punto de vista médico la “toxicidad” del arroz también se produce de forma similar en los seres humanos, donde está demostrado que determinadas patologías crónicas, como diabetes, y algunos trastornos neurológicos, pueden guardar relación con un consumo excesivo de arroz, principalmente en aquellas personas que siguen dietas sin gluten, lo que provoca que se incrementen los niveles de arsénico.

Las conclusiones de este estudio de la Universidad de Helsinki es que los piensos secos que contienen arroz no son peligrosos para la salud de nuestros perros, aunque lo aconsejable es no mantenerlos en la dieta durante largos periodos de tiempo. De esa forma estaremos evitando que nuestra mascota acumule un exceso de arsénico en su organismo.

Aunque la diferencia en los niveles medios de arsénico entre los dos grupos fue estadísticamente significativa, la diferencia fue bastante pequeña. Esto significa que, desde el punto de vista de la toxicidad,

“Según lo que sabemos hoy, nuestros resultados no indican que comer piensos secos para perros a base de arroz sea tóxico o peligroso para los perros. Sin embargo, debido a los efectos negativos para la salud asociados con la exposición crónica al arsénico en humanos, no podemos ignorar la posibilidad de efectos similares en perrosHasta que haya más investigación, sería aconsejable evitar alimentar a los perros con dietas a base de arroz por períodos muy largos y, en cambio, alimentar con una dieta más variada”, indica Rosendahl.

¿CÓMO SE LLEVÓ A CABO EL ESTUDIO?

El estudio utilizó análisis de minerales capilares mediante espectrometría de masas de plasma acoplado inductivamente (ICP-MS) para medir los niveles de arsénico del pelaje de los perros.

Este método ha sido ampliamente utilizado en la investigación humana, y últimamente también ha recibido cada vez más atención en la investigación de perros. Utilizar cabello brinda una mejor lectura de los niveles a largo plazo, mientras que los niveles en sangre pueden fluctuar rápidamente. Según los resultados de este estudio, el análisis de minerales capilares puede considerarse un método informativo, barato y no invasivo para medir los niveles de arsénico en perros.

“Estamos muy emocionados de confirmar la utilidad del análisis de minerales capilares en este estudio. El análisis de minerales capilares es un método muy interesante y planeamos usarlo también en futuros estudios”, asegura la investigadora.

Comentarios (1)

Tengo un yorkshire Bieber de 10 meses y le cuesta aun para comerse el pienso, no se si hago bien mezclándose con un poco de pechuga de pavo. Si no se lo hago asi no quiere pienso. Me podrían decir alguna otra manera que se pueda comer el pienso, gracias.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar