Cómo las redes sociales ponen en peligro a nuestras mascotas

Desde los autoproclamados «expertos» hasta los supuestos «influencers» con poca cabeza pero muchas ganas de atención. Te explicamos los peligros que presenta la influencia de las redes sociales en nuestras mascotas y en cómo las cuidamos, educamos y alimentamos.

el peligro de la redes sociales para las mascotas

La proliferación de las redes sociales ha hecho que cada vez pasemos más tiempo en ellas. Pero también que cada vez recurramos más a internet para casi todo. Desde buscar recetas en Youtube a encontrar reformistas o decoradores en Instagram.

La era de la información nos ha traído eso precisamente, información de todo tipo, al alcance de la mano, y en sólo un par de clics. Ahora bien, también ha traído consigo algo menos positivo: la desinformación. Los bulos, las teorías conspiranoicas o las corrientes alternativas sin fundamento científico campan a sus anchas por este mundo virtual alternativo que, paulatinamente, se hace más relevante en el mundo real.

El peligro de los malos consejos

No hay que buscar demasiado para encontrar en redes sociales alguna publicación en la que alguien pida un consejo sobre mascotas o en la que alguien dé un pésimo consejo acerca de las mismas. Lo más habitual es encontrar a particulares que son (o han sido) dueños de una mascota y no dudan en darte directrices sobre la mejor forma de adiestrar a tu mascota para que se comporte bien en casa, aconsejarte sobre cómo alimentar mejor a tu gato, o sobre cómo acabar con la agresividad de tu perro.

En ocasiones incluso, damos con consejos que nadie ha pedido, y que llegan directamente de la iluminada mente de alguien que se autoproclama como «experto» en la materia. Nos llama especialmente la atención cómo, a raíz de determinados programas televisivos, han proliferado de la noche a la mañana una cantidad ingente de «encantadores de perros» por las redes sociales.

redes sociales gato comiendo

Pero la pregunta es ¿ realmente quiénes son y qué saben? Porque, aunque a algunos les pese, haber enseñado a tu perro y al del vecino a dar la pata y tumbarse, o ver todos los capítulos de televisión o youtube de otro de estos supuestos expertos no equivale ni a formación ni a título ninguno. Hay que dejar muy claro que uno de estos supuestos expertos en perros no es un conductista ni un etólogo. Los profesionales de verdad no se limitan a ir a las redes sociales a dar consejos gratis. Porque ni es profesional ni tampoco es prudente (no olvidemos que más allá de la raza a la que pertenezca, cada animal es un mundo).

Por eso hay que tener mucho cuidado con los malos consejos que pueden ofrecer los autoproclamados gurús. Ya que cualquiera puede decir barbaridades tras un teclado. Pasa como con las celebrities: hay que tener dos dedos de frente antes de apuntarte a la última dieta milagro que promocione la Gwyneth Paltrow de turno. Porque detrás tendrá más publicidad que ciencia. Y tu salud podría resentirse (mucho).

De ahí que si buscas consejos sobre cómo ayudar a tu mascota lo más adecuado es que acudas a los que puede darte un profesional. Si se trata de comportamiento acude a un etólogo o a un adiestrador con experiencia. Si te preocupa lo que come, o si presenta síntomas de algún tipo, acude a tu veterinario de confianza.

Opiniones médicas

Es sin duda el peor de los males que puedes encontrar en las redes sociales. Precisamente por ser el más peligroso. ¿Tu gato tiene problemas de salud? Pues déjate de redes sociales y acude al veterinario con él. Ninguna opinión médica debería venir de alguien sin estudios ni experiencia. Mucho menos de uno de estos «influencers» o «sabelotodos». Es una vergüenza que den consejos veterinarios. Pero es igualmente vergonzoso que tú los sigas.

gato en veterinario

Lleva a tu mascota a un veterinario. Tienen años de experiencia médica profesional en el tratamiento de nuestras preciadas mascotas. Y, si no estás seguro de si tu perro o tu gato necesita realmente acudir a consulta debes andar con cuidado. Porque incluso si se trata de un problema leve de salud es siempre mejor tratarlo cuanto antes. Dejarlo pasar puede causar infecciones o que lo que se podría haber atajado a tiempo acabe teniendo consecuencias permanentes o fatales para tu querido amigo de cuatro patas.

Un veterinario tiene las herramientas y la capacitación para diagnosticar adecuadamente cualquier dolencia que pueda afectar a un animal. Y esta calidad asistencial nunca podrá ser suplantada por las redes sociales. Cuando en Mascota y Salud decidimos abrir el veterinario online lo hicimos pensando en brindar ayuda, fundamentalmente, a aquellas personas con dudas sobre aspectos básicos de la salud de nuestras mascotas. Lo que nos hemos encontrado… daría para escribir una saga de novelas de ciencia ficción.

redes sociales perro en veterinario

Siendo sinceros, la mayoría de nuestras respuestas a las consultas online se mandan por privado, remitiéndoles a un veterinario de urgencia. Precisamente porque es increíble el número de mensajes que nos llegan de personas que esperan a que sus animales estén al borde de la muerte para consultarnos. Y evidentemente no podemos hacer nada «online» por un perro que lleva ya cuatro días vomitando sangre, sin probar alimento, con convulsiones y dificultades para respirar. ¿Qué esperan que les digamos o solucionemos con un mensaje? Suena feo decirlo, pero ojalá algunas personas no pudiesen tener mascota… El caso es que no podemos dejar de aprovechar la ocasión para aconsejaros que, si vuestra mascota parece estar enferma, acudid cuanto antes a la consulta de un veterinario.

Las absurdas «tendencias» y la imitación en RRSS

Las redes sociales son una plataforma fantástica para compartir experiencias, información, ideas… una herramienta maravillosa que puede conectarnos a todos en esta convulsa era de la información. Pero también son, desgraciadamente, el altavoz y difusor de algunos comportamientos más estúpidos que uno puede imaginar, así como de ideas y teorías que nadie ha contrastado.

perro en acantilado

Antes los profesionales de una materia se convertían en «expertos» después de años de experiencia y demostrada solvencia. Tras una dilatada trayectoria en la que no habrían faltado ensayos y errores. Y cuando uno se ganaba el estatus de experto probablemente había derramado sangre, sudor y lágrimas para llegar ahí. Sin embargo hoy día en las redes sociales el título de «experto en x campo» suele ser autoproclamado. Pero el gran problema no es ese. El problema son los consejos gratuitos que dan estos autoproclamados expertos y el crédito que podemos darles como fuente fiable de información. Está muy bien ser entusiasta y optimista sobre las propias capacidades, pero todo el entusiasmo del mundo no compensa la falta de experiencia en ninguna materia.

Otro problema de estos inexpertos entusiastas de la red es que publican imágenes que, muchas veces, tienen como único objetivo eso: lograr una imagen impactante. ¿Cuántos perros habéis visto al borde de un acantilado? ¿O a una jauría de perros sin correa corriendo por la calle? E incluso a un perro pequeño arrastrando un trineo… Muchas son imágenes bonitas, por la majestuosidad del propio animal o del paisaje. Pero en ninguno de los tres casos hablamos de beneficio alguno para el animal. Hablamos de perros expuestos a situaciones que no les convenían por lograr una buena foto con muchos «likes» en Instagram. ¿Os parece correcto poner a un animal sin sujeción al borde de un abismo sólo por un poco de atención?

redes sociales jauría de perros en la calle

Lo más triste es que en muchas ocasiones se produce un efecto imitación. Y lo que nunca debería haberse hecho con una mascota acaba por verse como algo «normal» por culpa de las redes sociales. Y esto vale tanto para este tipo de situaciones extremas como para esos consejos brindados por influencers, gurús y expertos de pacotilla.

Algunos te dirán que llevan meses haciendo una determinada cosa con su mascota y «nunca ha pasado nada malo». O que «a mí sí me funcionó con mi gato». Vale, de acuerdo. Pero la excepción confirma la regla, no al revés. Si queremos cambiar la conducta de nuestra mascota, darle los cuidados que necesita, alimentarlo con el pienso adecuado para su peso, raza y tamaño, o simplemente educarla como es debido…. por favor, no acudáis a las redes sociales. Hablad con un experto.

mascota que necesitan adopción

No queremos despedir este artículo sin poner también en valor el poder positivo de las redes sociales. Cada día sirven para ayudar a cientos de miles de animales. Sirven para denunciar casos de maltrato animal, para difundir la necesidad de adopción de mascotas que buscan un hogar, para promover la castración, para poner en valor la tenencia responsable, para condenar el abandono o la compra de animales como si fuesen objetos, para mejorar la imagen de razas y especies que están estigmatizadas injustamente… Por eso, porque las redes sociales son también una gran herramienta, usémosla de la mejor forma posible.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar