¿Cuánto necesitan dormir perros y gatos para estar sanos?

Como nos sucede a los seres humanos nuestras mascotas también necesitan dormir, sobre todos cuando se trata de cachorros o de ejemplares de avanzada edad. Otro factor que interviene en las horas de sueño es la estación del año, dado que el calor provoca que descienda la actividad vital de los animales. Lo normal es que perros y gatos adultos duerman al menos doce horas diarias.

Todos los animales necesitan –necesitamos- dormir, porque entre otras cosas las horas de sueño sirven para retener lo aprendido, de ahí que los cachorros pasen dormitando muchas horas del día, y porque el descanso es fundamental para que el sistema inmunológico funcione correctamente.

Lo que si es cierto es que hay especies animales, como sucede con los humanos, que necesitan dormir una tercera parte del día, mientras que en otros casos, como por ejemplo las jirafas adultas, es suficiente con cabezadas de cinco minutos de duración, o también están los delfines, que tienen la capacidad de descansar desconectando tan sólo la mitad de su cerebro.

Animales domésticos como vacas o caballos es normal que duerman tres o cuatro horas al día, pero en el caso de nuestras mascotas un perro adulto puede realizar descansos diarios con una duración media de diez horas, aunque son frecuentes los animales que llegan a las doce e incluso catorce horas.

Uno de los factores que más influye en el tiempo de sueño es la edad, de ahí que un cachorro pueda llegar a las veinte horas en sus primeras semanas de vida y que posteriormente dormiten entre 16 y 18 horas diarias, lo que suele suceder también en los animales de edad más avanzada, dado que su actividad desciende y su metabolismo se ralentiza.

En el caso de los gatos los estudios realizados al respecto reflejan que estos felinos dedican a dormir la mitad del día, una media de 12,1 horas, aunque pueden llegar sin problema a las dieciséis horas sin que ello suponga problemas de salud. De cualquier forma la época del año también influye en la actividad de los animales.

A los gatos la necesidad de dormir les viene en los genes, ya que todos los felinos son grandes dormilones. Los tigres, por ejemplo, pueden remolonear dieciséis horas diarias, mientras que los guepardos lo hacen durante doce horas.

Y cuanto más se acerquen a sus ancestros salvajes menos horas dedicará nuestro gato a dormir. Aquellos animales con genes del gato leopardo asiático, como es el gato de bengala, conservan intactos muchos rasgos de la personalidad de sus primos silvestres y por ello duermen la mitad de tiempo que otros gatos.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar