Ortodoncia en perros: Las técnicas también se aplican en los canes

Que el bienestar de nuestras mascotas cada vez nos importa más lo prueba el hecho de que las técnicas de salud que benefician a las personas, entre ellas la ortodoncia, ya se están aplicando en perros con el objetivo de solucionar todo tipo de problemas y malformaciones dentales.

Ortodoncia en perros

Cada vez más las técnicas de salud que se utilizan habitualmente con las personas son trasladadas a nuestras mascotas con el objetivo de solucionar todo tipo de problemas anatómicos y con ello incrementar sus niveles de bienestar. Desde un punto de vista dental las razas caninas que presentan mayores patologías son las denominadas “chatas” o aquellas que tienen cabezas más anchas.

Entre estas técnicas médicas aplicadas a los animales de compañía la ortodoncia se está abriendo paso muy rápido en el mundo de los perros y ya no es raro ver como algunas mascotas portan “brackets” con el objetivo de corregir deformidades en sus dentaduras, defectos que les suelen generar malestar y que les impiden masticar correctamente los alimentos.

Ya sea desde su nacimiento o en su desarrollo posterior es frecuente que algunos perros puedan sufrir alteraciones bucales que les llegan a ocasionar lesiones en los tejidos de la boca, fracturas, enfermedades periodentales, desgastes anómalos de los dientes, etc, que acaban por provocar una mordida inadecuada y una masticación incorrecta que hace que la comida sea ingerida en pedazos demasiado grandes que a su vez desencadenan procesos digestivos problemáticos.

Según el problema que presente nuestro perro los veterinarios expertos en ortodoncia canina serán los que decidan que técnica aplicar en cada caso, ya que la corrección puede necesitar de “brackets” de silicona o de metal, dependiendo de cada tratamiento concreto.

Este tipo de soluciones suelen ser necesarias en animales que padecen de mal cierre de la mandíbula, de colmillos inferiores que crecen hacia dentro o de los caninos creciendo hacia fuera. Estos tratamientos dentales nunca deben ser aplicados antes de cumplidos los seis meses, una vez que los llamados “dientes permanentes” ya se encuentran en su posición, aunque los expertos veterinarios aconsejan esperar a que el animal haya superado los ocho meses.

Los primeros dientes aparecen en los perros entre las seis y ocho semanas de vida, momento en el que su dentadura está compuesta por 28 ó 32 piezas. Más adelante, entre los cuatro y siete meses dependiendo de cada raza, es cuando van apareciendo en la boca del animal las cuarenta y dos piezas dentales permanentes.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar