Estreñimiento en Perros: Prevención, Causas y Tratamiento

El estreñimiento en perros es un problema común. Pero no todos sabemos detectarlo o qué debemos hacer para que nuestro perro deje de sufrir estos problemas.

Los perros son el mejor amigo del hombre y son siempre una fuente de alegría y diversión para cualquier hogar. Nos protegen como al bien más preciado y son los únicos que siempre, siempre, siempre se alegran de vernos cuando llegamos a casa. Por eso quienes amamos a estos fantásticos y agradecidos animales tratamos de corresponderles alimentándolos bien, manteniéndolos limpios y cuidando de su salud.

Un perro cuidado y sano es un perro feliz. Y cuando los que tenemos perro vemos que algo no anda bien en su carácter o en su nivel de actividad, sabemos que algo está ocurriendo. Y, sin lugar a dudas, uno de los problemas más recurrentes en perros de toda raza, edad y tamaño es el del estreñimiento. Un problema común, sí. Pero también una dolencia que puede derivar en problemas de salud graves si no hacemos nada para remediarlo.

Así que aquí te dejamos una pequeña guía con consejos sobre el estreñimiento en perros, cómo detectarlo y cómo tratar de atajarlo.

¿Cómo saber si mi perro está estreñido? Síntomas del estreñimiento en perros:

Cada vez vivimos una realidad más estresante, con horarios y agendas más apretados, responsabilidades y deberes pendientes que requieren una y otra vez nuestra atención y nuestro tiempo. Por eso en ocasiones puede ser difícil que nos percatemos de pequeños cambios que suceden a nuestro alrededor o en la conducta y el estado de quienes nos rodean. Y sí, como sucede con nuestras parejas, no podemos dejar que el estrés y la rutina diaria nos distraiga de lo importante. Nuestra familia y amigos. Entre los que se encuentra nuestra mascota. Por lo que el primer y mejor consejo que te podemos dar para detectar si tu perro está sufriendo estreñimiento es que no dejes de observarle con atención cuando tengas la suerte de estar con él.

  • El perro no evacúa: lo lógico ¿no? Si sacas a tu perro cada día para que haga sus necesidades serás de los afortunados que más rápido detecta que el animal tiene problemas de estreñimiento. Si los perros no sufren cambios en su rutina alimentaria y de ejercicio lo normal es que sean regulares a la hora de defecar. Si detectas que disminuye la regularidad de sus deposiciones o directamente deja de hacerlo es casi garantía de estreñimiento.
  • Abdomen con hinchazón: es una muestra inequívoca de que algo no va bien. Si notas que tu perro tiene la zona del abdomen hinchada es muy probable que tenga un problema digestivo. El más común de ellos es el estreñimiento.
  • Cambios en el aspecto de las heces: eso otros síntoma claro de que algo va mal. Heces duras, y más pequeñas de lo habitual, de aspecto más oscuro. O con restos de mucosidad o sangre, denotan un problema intestinal en nuestro perro.
  • Vómitos: si el animal tiene un problema para defecar de forma normal puede acabar teniendo vómitos.
  • Dolor:si el perro gime o muestra dolor durante el proceso de evacuación es también síntoma de estreñimiento. O si le vemos escarbar mientras gime.
  • Menor apetito/Pérdida de peso:ambos síntomas son comunes cuando existe un problema de estreñimiento.
  • Cambios en el carácter: como es lógico, los animales también reflejan en su comportamiento su sufrimiento. Al igual que nos sucede a los humanos, cuando tenemos una dolencia o problema que nos causa malestar físico eso se refleja en nuestro estado de ánimo. Si ves a tu perro más apagado de lo habitual puede ser un síntoma de estreñimiento.
  • Restos en su zona anal:si observamos partículas o restos de hierba y /o heces filamentosas en la zona del ano es también un síntoma que nos puede poner sobre aviso acerca de la salud gastrointestinal del animal.

El estreñimiento es tan incómodo para los perros como para los humanos. O incluso más. No restes importancia a este problema y actúa con celeridad si presenta síntomas. Lo ideal es que consultes cuanto antes al veterinario. Ya que el estreñimiento puede ser sólo eso o una consecuencia de un problema más grave. Pero de lo que puedes estar seguro es de que, si no remite, es más que seguro que derivará en algo peor para la salud de nuestro perro. Y que él no dejará de sufrir hasta que acabemos con él.

Causas del estreñimiento en perros

Son muchos los diferentes factores que pueden ocasionar estreñimiento en nuestro perro. Algunos de poca importancia, pero otros pueden ser más graves, así que no te lo tomes a la ligera y recuerda que algo tan común como el estreñimiento puede conducir a un deterioro de su estado de salud. Si bien existen otros motivos, estos son algunos de los causantes más comunes  del estreñimiento entre los perros:

  • Próstata hinchada / infección urinaria:más común en perros de edad avanzada.
  • Hernias
  • Trauma pélvico
  • Trastorno neurológico
  • Falta de ejercicio
  • Deshidratación:la falta de agua o el exceso de sudoración pueden causar estos problemas. Atento en verano a la hidratación de tu mascota.
  • Enfermedades del riñón
  • Falta de fibra en su dieta:una dieta desequilibrada puede causar problemas de estreñimiento.
  • Glándulas perianales bloqueadas
  • Tumor alrededor del área anal
  • Ingestión de hierba, tierra, pelo o basura:la ingesta de éstos puede causar problemas en la digestión y evacuaciones de nuestro perro.
  • Efectos secundarios de los medicamentos:como nos ocurre a los humanos, algunos tratamientos con medicamentos pueden causarnos efectos secundarios.
  • Edad:con los años algunos perros comienzan a tener mayores problemas para defecar. Es habitual.

Algunas de estas causas de estreñimiento en perros se pueden resolver de forma muy fácil. Otras llevan asociadas causas más preocupantes, pero como no es fácil saber cuál es la verdadera causa siempre te recomendamos que acudas al veterinario para asegurarte. Nada mejor que una evaluación completa del estado de salud de nuestro mejor amigo peludo por parte de un profesional para descartar problemas serios y atajar cuanto antes su incomodidad.

estreñimiento en perros

Remedios para prevenir y tratar el estreñimiento en perros 

Hasta que acudamos al veterinario. O mientras nos aseguramos de que no es más que un estreñimiento ocasional, como el que sufre cualquier humano, existen medidas que podemos tomar para ayudar a nuestro perro. Estos son algunos:

  • Ejercicio: los perros necesitan un mínimo nivel de actividad (que varía en función de la raza) para estar sanos. Si no hacen suficiente ejercicio esto puede hacer que la falta de actividad también se refleje en su aparato intestinal. Por lo que aumentar el ejercicio puede ayudar a reactivar su colon y a que recupere la regularidad.
  • Hidratación: es fundamental que los perros beban suficiente agua. Especialmente en verano y tras periodos de mucha actividad debemos hidratar correctamente a nuestra mascota. Que nunca le falte agua en su cuenco.
  • Aceite de oliva: añadir una o dos cucharadas a su comida durante dos o tres días seguidos para tratar de ayudarle puede ser efectivo. Asegúrate de que sea aceite de oliva virgen extra. Como en los humanos, el aceite de oliva puede ser muy eficaz para tratar casos de estreñimiento leve. Se trata de una grasa saludable, cuyo sabor suele encantar a la mayoría de los perros. Y que ayuda a ablandar y descompactar las heces.
  • Fibra: de nuevo, al igual que en los humanos, una falta o deficiencia de fibra en su dieta puede ser el causante del estreñimiento. Aumenta la dosis de fibra en lo que le das para alimentarle y probablemente ayude a que mejore su tránsito intestinal.
  • Comida húmeda / no seca:como sabes, la mayoría alimenta a sus perros con pienso seco. Lo que hace que, si el perro no ingiere suficiente agua, no esté suficientemente hidratado. Si es el caso puedes optar por humedecer el pienso o darle comida húmeda para que tenga un mayor aporte de agua y esto le ayude. Puedes prepararla tú mismo pero también existe la comida preparada para perros húmeda.

Tratamientos para el estreñimiento en perros que te puede recomendar tu veterinario

A pesar de las medidas de precaución, el estreñimiento es natural en todos los perros, por lo que a priori, aunque no debemos tomarlo a la ligera, no hay que alarmarse. En cambio, si el problema perdura, no debemos tener dudas en acudir a un profesional. Ve a un veterinario de confianza para que revise su estado y decida cuál es el mejor tratamiento para acabar con este problema, o lo que esté causando su estreñimiento.

Si las medidas enunciadas en el punto anterior del artículo no han funcionado el veterinario puede recetar que el animal tome algún medicamento para fortalecer el intestino. Puede recomendarnos suplementos alimenticios para aumentar la fibra de su dieta. Puede proporcionarnos algún tipo de laxante específico para perros. O aplicarle un enema. Es de suma importancia que nosotros no nos aventuremos a realizar ninguna de estas medidas o tratamientos sin pasar por el profesional veterinario.

Si le aplicamos un laxante para humanos, un supositorio o un enema casero a nuestro perro podríamos empeorar mucho su situación. Si el médico de tu mascota le receta un tratamiento síguelo al pie de la letra. Y, si sigue estreñido, vuelve a la consulta para que el profesional observe su evolución. Porque la falta de deposiciones puede ser también un síntoma de algo peor que exija una cirugía o medidas veterinarias de mayor calado.

Cuida de tu perro como él lo hace de ti

Los perros dependen de nosotros diariamente. Es nuestra responsabilidad amarlos y cuidarlos. No es una opción tomarse un descanso, como ocurre con los niños. Claro que pueden sobrevivir sin nosotros varias horas a lo largo del día. Pero ellos no pueden ir solos al veterinario, ni comprar una comida sana o ir a que le corten el pelo en verano. Además dependen casi al 100% de nosotros para ser felices. Ellos nos quieren incondicionalmente. Y sólo si nosotros les correspondemos dedicándoles el tiempo de juego, ejercicio y cuidados que necesitan lograrán ser perros sanos y felices.

No olvides cuidar su peso. Ya te dimos una guía completa para evitar el sobrepeso en perros. Así como una lista con las frutas y verduras que puede comer nuestro perro. Y una guía de cómo debe ser la alimentación de nuestro perro en verano. Además de cuáles son los 27 alimentos prohibidos para los perros.

Si a todo esto le añades la actividad necesaria para que el animal se desfogue, se divierta y esté en forma. Y si además mantienes tu casa debidamente adaptada para que viva en un espacio seguro para él, te aseguramos que tendrás un perro feliz y sano.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar