Osteoartrosis en Gatos: Causas, Prevención y Tratamiento

En cuanto detectamos los síntomas, tenemos la obligación de acudir al veterinario.

Al igual que con los seres humanos, las enfermedades asociadas al desgaste por envejecimiento también pueden aparecer en los gatos. La osteoartrosis en gatos, enfermedad crónica que afecta a las articulaciones y desgasta el cartílago, es muy difícil de detectar debido a la tendencia de estas mascotas a ocultar su dolor.

Un estado de malestar general es el primer síntoma, al que le sigue un dolor continuo. Puede darse en gatos de menor edad. Pero por regla general es una enfermedad que aparece en los más mayores, por desgaste natural.

¿Cómo podemos detectar la osteoartrosis en gatos?

Para comprobar si nuestro gato tiene osteoartrosis, debemos poner atención a su movilidad o actividad.

Si es portador de la afección, el cartílago se habrá ido inflamando progresivamente. El dolor empezará a aumentar de tal manera que el animal no se moverá de forma natural ni probablemente se muestre de forma agradable.

Lo más probable es que tenga que cojear para andar y dude al intentar realizar un movimiento más brusco, como un salto de un escalón.

Alimentación adecuada para evitar la enfermedad

Una alimentación inadecuada también podría desencadenar la aparición de la artrosis. Es muy probable que si el gato sufre de obesidad, ésta no sea la causa fundamental de la enfermedad, pero sí la acrecienta.

alimentacion y osteoartrosis en gatos

¿Qué tratamiento debemos de seguir para la osteoartrosis en gatos?

En cuanto detectamos los síntomas, tenemos la obligación de acudir al veterinario. Éste nos impondrá un tipo de tratamiento según las características del gato y de cómo esté avanzada la enfermedad.

La medicación se basará en el consumo de analgésicos antiinflamatorios para reducir el dolor. También en alimentos ricos en glucosaminoglucanos, para reducir la degradación del cartílago.

Además de las recetas médicas, es necesario acomodar la zona de confort del gato en casa para facilitar su estancia mientras supera el malestar. Facilitarle los pasos o modificar su cama son algunas de las opciones más aconsejables. Ni más ni menos que favorecer su reposo.

Para evitar disgustos innecesarios, los veterinarios recomiendan tener un rígido control de la alimentación. Así se reducirán casos de obesidad en los gatos.

De esa forma, si la osteoartrosis en gatos llega, será más factible superarla y recuperar el grado de movilidad habitual. Además, se obtendrá una calidad de vida más ideal para nuestro compañero felino, que al fin y al cabo es lo más importante.

Osteoartrosis en Gatos: Causas, Prevención y Tratamiento
5 (100%) 1 vote[s]

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar