¿Cuál es el mejor repelente para gatos?

Nuestros amigos felinos son curiosos por naturaleza, por lo que muchas veces acceden a zonas peligrosas de nuestra casa o se acercan a objetos que deseamos proteger. Para evitar que se aproximen a estos lugares lo más práctico es emplear repelente con olores naturales que sean desagradables para ellos, haciendo que parte de su interés se pierda por no sentirse cómodos en este entorno.

¿Cómo preparar un repelente efectivo para gatos?

En algún momento todos los propietarios de gatos tenemos la necesidad de espantar o repeler a nuestro minino de alguna estancia o de alguna zona de la casa para evitar que haga destrozos o, por el contrario, porque hay algún tipo de peligro para el animal.

La cocina es uno de esos sitios donde casi todos los dueños de gatos desearíamos que no entrasen, pero no es el único. Los amantes de las plantas pueden necesitar un espacio donde sus macetas estén a salvo de las uñas y los dientes de los felinos y aquellos que tienen jardín pueden necesitar alejar a sus compañeros de los sofás o del huerto.

Algunas personas optan por cerrar con mallas o redes estas zonas para evitar la entrada de los gatos, pero hay que saber que existen repelentes naturales que no causan ningún tipo de daño a los animales y que pueden hacernos la vida más fácil.

¿Cuáles son los olores que odian los gatos?

  • El aroma de los cítricos es uno de los olores que más odian los gatos. Es muy sencillo de usar y puede aplicarse sobre plantas y diversos objetos. Las cáscaras pueden colocarse sobre muros, ventanas o maceteros y el jugo de limón diluido en agua puede pulverizarse con un spray.
  • Algunas personas añaden a la mezcla ajo triturado y canela para lograr un efecto más intenso, porque el olor del ajo y de la cebolla son un gran repelente para los gatos.
  • También es eficaz utilizar otros aromas ácidos como el del vinagre de vino blanco diluido en agua o las velas de citronella, muy usadas para repeler insectos.
  • La planta de romero constituye también un repelente natural y es considerada como no tóxica para las mascotas, por lo que se puede plantar en el huerto para prevenir la entrada de los felinos o usar en infusión para limitar el acceso dentro de casa o evitar que toquen ciertos objetos. Podemos usar también aceites de romero con un efecto aún más intenso.
  • Por último, otro de los olores que los gatos no soportan es el eucalipto. Algunos dueños usan una mezcla de este con limón para pulverizar por las zonas que queremos proteger. Una de las ventajas es que aporta un olor agradable en casa.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar