Arenero para gatos – Todo lo que debes saber

El arenero es una parte importantísima en la vida de los gatos domésticos. Su mala ubicación, un tamaño incorrecto, el tipo de arena utilizada o su falta de limpieza, pueden provocar que nuestros gatos opten por ensuciar otras zonas de la casa, por lo que para ahorrar problemas es importante seguir una serie de consejos a la hora de comprarlos y ubicarlos.

Para los gatos domésticos uno de los elementos más importantes en su vida diaria es el arenero. Desde que son cachorros su madre les enseña a acicalarse y acudir con regularidad al arenero para realizar sus deposiciones, un comportamiento que es vital para los gatos, que como depredadores que son tienden a ocultar su rastro para no delatar su presencia.

¿Cómo limpiar el arenero de un gato?

La higiene en los felinos es importantísima, razón por la cual dedican muchos minutos al día en su limpieza y en el mantenimiento de su pelo. Normalmente tan sólo cuando existen problemas de salud o de comportamiento los gatos realizan sus micciones fuera del arenero, aunque también pueden tener importancia otros aspectos que veremos a continuación.

Como ya hemos apuntado los gatos son animales muy aseados. En ocasiones, y debido al limitado espacio disponible, el arenero se encuentra demasiado cerca del alimento o del agua, circunstancia que desagrada a los gatos y que puede provocar que realicen sus deposiciones en otros lugares de la casa.

¿Dónde se debe colocar el arenero del gato?

Otro factor puede tener que ver con la posición del arenero dentro de la casa. En el momento de realizar sus necesidades los gatos se sienten muy expuestos, por lo que un arenero en un lugar de paso frecuente o sin una ruta de escape sencilla puede suponer un problema para que lo empleen regularmente.

¿Cuál es el mejor arenero para gatos?

En este sentido existen areneros cubiertos que al ocultarles a la vista les pueden resultar más seguros. Sin embargo, no todos los animales los aceptan dado que reducen sus posibilidades de escapar. Un problema similar ocurre con las tapas, ya que muchos animales desconfían de esos elementos móviles y por ello evitan el uso del arenero.

La amplitud del arenero es otro punto a tener en cuenta. Un arenero pequeño les dificulta girarse y escarbar previamente a orinar o defecar y posteriormente para taparlo. En función del tamaño de nuestros gatos deberemos escoger un arenero estándar o uno XXL con suficiente espacio.

Por otro lado, el tipo de arena y el número de areneros es quizás el último aspecto para no tener suciedades por la casa. Existen diversos tipos de arena, lo ideal es utilizar una de tipo aglomerante que absorba la humedad y sin olor, para no incomodar al animal.

Hay que tener en cuenta que las arenas de “tipo cristal” pueden pinchar o arañar las almohadillas de nuestra mascota y las de mala calidad suelen generar mucho polvo que pueden llegar a provocar problemas respiratorios.

¿Cuándo cambiar el arenero?

Finalmente, en cuanto al número de areneros la regla que han establecido los especialistas en comportamiento felino es tener tantos como gatos haya en la casa más uno. Estos areneros estarán repartidos en diferentes lugares, de forma que si quisieran entrar todos los gatos a la vez puedan hacerlo y, además, siempre quedará uno libre para que todos puedan elegir.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar