Todo lo que debes saber antes de castrar o esterilizar a tu gato

Primerísimo primer plano de un gato pequeño en un césped

Castrar o esterilizar a tu gato es una decisión compleja que debemos reflexionar con tranquilidad. A la hora de plantearnos esta posibilidad, se nos vienen a la mente multitud de preguntas. En este artículo, te resolvemos todas ellas para que, si tomas la decisión de hacerlo, contemples previamente todo lo que ello supone.

Mascota y Salud deja a tu libre elección qué hacer con tu gato, pero te recomienda claramente castrarlo o esterilizarlo. ¿Por qué? Porque se trata de un proceso que apenas tiene inconvenientes, además de que te va a permitir disfrutar más y mejor de tu compañero. ¿Quieres saber cuáles son los principales beneficios, cuáles son los riesgos de la operación y cuál es la edad adecuada para castrar a tu mascota? ¡Sigue leyendo para averiguarlo!

Gato posando junto a una flor

Ventajas de castrar a tu gato

Si algo conlleva castrar o esterilizar a tu gato, eso son ventajas tanto para el felino como para ti. Evitar enfermedades, lograr una actitud más calmada de tu mascota o aumentar su esperanza de vida son algunos beneficios que vas a contemplar en este apartado.

1. Evitar enfermedades

Algo evidente es que castrar o esterilizar a tu gato elimina las posibles enfermedades de transmisión sexual del felino. En las hembras,  descarta enfermedades relacionadas con los ovarios y el útero, aparte de embarazos psicológicos y cánceres de mama.

Por su parte, los machos dejan de padecer enfermedades enlazadas con los testículos, además de reducir el riesgo de sufrir patologías inducidas por la testosterona. En ambos sexos, se evita la expansión de enfermedades de transmisión genética y la frustración sexual.

2. Aumento de la esperanza de vida

La reducción de problemas físicos y de enfermedades tiene una relación directa con su esperanza de vida. Es un hecho que los gatos castrados o esterilizados viven más que aquellos que no lo han sido. Otro motivo por el cual te aconsejamos castrar o esterilizar a tu gato.

3. Mayor tranquilidad en el felino

Cuando los gatos están en la etapa de celo, es frecuente que se escapen de casa en busca de compañía. Tanto machos como hembras tienen comportamientos que son molestos para los dueños. ¿Cómo saber si los gatos están jugando o peleando?

  • Los gatos machos se meten en peleas con otros machos por cuestiones hormonales y marcan con orina distintos rincones del hogar.
  • Por su parte, las hembras maúllan constantemente para atraer a machos y tienen un comportamiento más pesado.

Todas estas actitudes de los felinos desaparecen con la castración o con la esterilización. Al no sufrir los cambios hormonales que supone el celo, los felinos se muestran mucho más apacibles y menos estresados. ¡Las peleas frente a otros gatos serán historia!

Aunque se vuelvan más calmados y cariñosos, tu mascota seguirá siendo un animal que mantenga su instinto y sus actitudes principales. Es decir, seguirá teniendo las mismas ganas de jugar o de cazar que antes de su esterilización.

Gato tumbado en un césped bajo el sol

4. Fin de las camadas no deseadas

Al castrar o esterilizar a tu gato se acabaron esos embarazos numerosos que los dueños se encuentran en sus felinos de la noche a la mañana. Las gatas son muy fértiles y tienen varios celos al año. Por este motivo, no es de extrañar que un embarazo normal de un felino tenga como resultado 7 gatitos.

Por ello, si no se castrara o esterilizara a ningún gato, habría sobrepoblación felina. Además, en la mayoría de los casos, los dueños no pueden hacerse cargo de los pequeños felinos y lo más normal es que acaben abandonados en la calle o en refugios de animales colapsados. La castración y la esterilización evitan estas circunstancias desfavorables que no gustan a nadie.

5. Método anticonceptivo más eficaz

Puede que te hayas planteado buscar otros métodos menos trascendentales para evitar el embarazo de tu gata. Te habrás dado cuenta de que existen pastillas anticonceptivas e inyecciones que reducen el celo. Sin embargo, solo se pueden emplear a corto plazo, ya que tienen contraindicaciones para la salud del animal. Por este motivo, la castración y la esterilización son las técnicas más recomendables para evitar el celo en gatos.

Edad adecuada

Lo más aconsejable es acudir al veterinario para que nos recomiende cuál es el momento ideal para castrar o esterilizar a tu gato. Como modo de actuación general, dicha intervención se suele realizar meses antes de que el felino llegue a su edad de madurez sexual (que suele llegar entre los 5 y 8 meses de vida).

Gata callejera embarazada de color marrón

Riesgos de la operación

Y te preguntarás, ¿conlleva algún riesgo para mi gato la castración? Estate tranquilo, porque esta operación no implica ningún peligro para el animal. Se trata de un proceso sencillo y rutinario que se hace bajo anestesia general. Un cuarto de hora es suficiente para poner fin al apetito sexual de tu mascota.

Además de que no existe ningún riesgo para su salud, la intervención tampoco afectará a su mente. Es decir, el gato no tendrá ningún tipo de trauma tras la castración. La única secuela visible durante unos días pueden ser los puntos de sutura, que no siempre son necesarios.

En el postoperatorio, es recomendable mantener al gato 3 días en casa y contemplar la herida para ver su evolución. Es importante para su recuperación que no se muevan mucho los primeros días tras la operación.

En Mascota y Salud somos expertos en el cuidado de tus fieles compañeros de hogar. Si estás pensando en castrar o esterilizar a tu gato, te recomendamos que consultes los servicios veterinarios de Mascota y Salud de los que disponemos para que tu mascota esté en las mejores manos.

4.9/5 - (7 votos)

Comentarios (7)

hola castraron a mi gato macho de 4 meses de edad, su pene esta salido, es normal? han pasado 11 horas de la cirugia, estoy muuy preocupada!

Acuda a consulta para que pueda verle el cirujano que ha hecho la cirugía.

a mi gato le quiero castrar pero pienso que despues se ira de casa

es casi normal que un gato se valla de la casa , pero no es muy común , si tu gato tiene una confianza contigo y siente que va estar mas seguro en tu casa , ten la seguridad que no se va a ir , no digo tampoco que el se ira si no se siente querido ni nada de eso , solo que hay veces cuando se van es por otras razones , puede ocurrir cualquier tipo de situaciones ,

Leo en muchas partes que la castración prácticamente no supone ningún riesgo.
Si bien, en los gatos parece bastante probable que sea así, en las gatas no es lo mismo.

Una anestesia general siempre conlleva riesgos, además de la incisión o apertura que se le debe hacer a la gatita en el abdomen, incluyendo la manipulación de sus órganos internos al extirparlos.
En mi caso la castración de mi gatita de seis meses le produjo una parálisis intestinal por manipulación, parálisis que no supieron detectar hasta el tercer día de la operación, siendo ya demasiado tarde.
Aunque la operaron de urgencia, la parálisis le había provocado una necrosis intestinal irrecuperable y la tuvieron que sacrificar en la mesa del quirófano.

No estoy en contra de la castración, pero se debería informar mejor a los dueños y que sepan a que atenerse. Sobre todo que el clínico veterinario se tome en serio los posibles efectos de la operación y que no te envíen a casa cuando vas a que revisen a tu niña, como si tuvieras paranoias.

Hay que estar muy seguro de en manos de quien dejamos a nuestras mascotas.

Muchas gracias,

es igual castrar que esterilizar?

Mi gato empieza a estar en celo y es molesto se le quitar eso de ser molesto y buscar gatas en la ventana?

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar