Duras medidas contra la importación ilegal de cachorros en Reino Unido

Los veterinarios británicos aplauden las nuevas medidas que implantará el gobierno para evitar la importación ilegal de cachorros. Se elevará la edad mínima del animal y se prohibirá importar perros con orejas y cola cortadas o en estado avanzado de gestación.

importación de cachorros

Reino Unido apuesta por reducir al máximo la importación ilegal de cachorros y pretende conseguirlo mediante la implantación de nuevas medidas más severas. Un paso adelante que han aplaudido los veterinarios británicos al unísono y que han acogido con satisfacción para lograr tal ansiado objetivo.

Las medidas, que forman parte del Plan de Acción de Bienestar Animal del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales propuestas para consulta, elevarán la edad mínima para importar un cachorro de 15 semanas a 6 meses, prohibirán la importación de perros con las orejas o la cola cortadas y de aquellos canes que se encuentren en avanzado estado de gestación. Todo ello para ayudar a proteger el bienestar tanto de los cachorros como de sus madres, al mismo tiempo que se pretende poner fin a una práctica ilegal frecuente en el ámbito de las mascotas.

Acabar con las mutilaciones innecesarias

Mediante una encuesta compartida a principios del 2021, la British Veterinary Association (BVA) reveló que un 58% de los veterinarios de animales de compañía, casi 6 de cada 10, atendieron a perros con orejas cortadas en el último año. De estos canes, destacó la raza del Dóberman como la que se presentó con más frecuencia, mientras que el Bulldog Americano y el Cane Corso fueron la segunda y la tercera más habitual, respectivamente.

La campaña encabezada por la BVA y The FOAL Group, junto con una amplia gama de organizaciones veterinarias y de bienestar animal, dio fuerza para llevar a cabo una acción rápida y terminar con las lagunas legales que permitiesen continuar con el corte de orejas. Todo ello bajo los eslóganes de #CutTheCrop y #FlopNotCrop a comienzos de año.

Frenar las importaciones ilegales de perros

Las organizaciones veterinarias también han señalado la compleja situación de las mascotas que son introducidas de manera ilegal en Gran Bretaña, en ocasiones por bandas criminales mediante el engaño a nuevos propietarios con el objetivo de que adquieran mascotas enfermas o mal socializadas. En concreto, tres de cada diez veterinarios encuestados en 2018, lo que supone un 29%, habían visto cachorros que sospechaban que hubieran sido importados al país de forma ilegal, siendo el Bulldog Francés la raza mencionada con más frecuencia.

Acerca del anuncio de la consulta para endurecer las medidas que eviten la importación ilegal de cachorros en Reino Unido, la vicepresidenta sénior de la BVA, Daniella Dos Santos, asegura que «estamos encantados de que el Gobierno haya escuchado las preocupaciones planteadas repetidamente por organizaciones veterinarias y de bienestar animal y esté actuando con decisión para impedir contrabando de cachorros, el corte de orejas y el corte de la cola«.

Sobre este compromiso del Gobierno, añade que «se produce menos de seis meses después del lanzamiento de nuestra petición conjunta #CutTheCrop que pedía una acción rápida para cerrar las lagunas legales que permiten esta práctica«. Un movimiento que relaciona con el hecho de que los veterinarios hayan visto cada vez más casos a la vez que la fuerza y profundidad del apoyo público a la campaña mostró la clara necesidad de tomar medidas drásticas contra la mutilación tanto dolorosa como innecesaria.

Por último, Dos Santos admite que «nos complace ver medidas para regular la importación de perros a través de rutas de viaje de mascotas comerciales y no comerciales. Durante mucho tiempo hemos expresado nuestra preocupación por lo fácil que es para los delincuentes organizados traer cachorros al Reino Unido para la venta abusando de los controles actuales y hemos pedido una legislación más estricta». Es por ello que, como señala, «aumentar la edad mínima para que entren en Gran Bretaña a una edad en la que no pueden comercializarse como cachorros debería tener un impacto real y duradero en este comercio ilegal«.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar