El exótico y atractivo gato tonkinés

El gato tonkinés surgió de la hibridación de un gato siamés y un burmés, ambas especies felinas procedentes de Tailandia. Aunque esta raza es la combinación perfecta entre estas dos variedades, algunos territorios como Estados Unidos o Europa no permiten su comercialización, ya que por el momento no han sido considerados como una raza felina independiente.

¿Qué es un gato tonkinés?  

También llamado gato siamés dorado, la raza tonkinés es relativamente reciente y una de las más exóticas que existen, siendo de hecho prácticamente desconocida en muchos países. Este felino es fruto del cruce de un gato siamés y un burmés, ambas razas procedentes de Tailandia.

Origen del gato Tonkinés

De esta forma el orígen del gato tonkinés se situaría en la gata Wong Mau adoptada de las calles de Rangún, antigua capital de Birmania (hoy Myanmar), por el médico norteamericano Joseph C. Thompson.  

A pesar de tener una tonalidad extraña, con un color marrón que se oscurecía hacia las orejas y el rabo, el doctor Thompson emparejó a Wong con uno de sus machos siameses y curiosamente los cachorros no salieron siameses, sino con un aspecto que mezclaba características de ambos padres y del actual tonkinés.  

Ya en Estados Unidos a partir de 1930 la descendencia de Wong Mau fue seleccionándose hasta dar lugar al gato burmés actual, mientras que en Canadá buscaron ejemplares con características de ambos dando lugar al actual tonkinés. 

De esta forma se observó que del cruce de un gato siamés y un burmés siempre salen crías de tonkinés, mientras que del cruce de dos ejemplares de tonkinés salen cachorros de las tres razas. Por esta razón la selección y cría debe realizarse por criadores con experiencia  y con animales de linaje conocido.

Características de los gatos tonkineses 

En cuanto al físico es un gato de tamaño medio y pelo corto, sedoso y brillante. Muy bien proporcionado y de aspecto atlético. Las capas aceptadas son el visón, similar a Wong Mau, con ojos azul verdoso; el sepia, más claro, con ojos amarillentos y el “point”, con ojos azules y cuerpo claro y extremo de orejas y rabo más oscuro. 

Se trata de un gato robusto y sano, poco propenso a las enfermedades. Tiene el carácter activo y juguetón del burmés, mientras que su docilidad y naturaleza sociable que recuerda al siamés. Esta raza disfruta de la compañía, por lo que no está recomendado para hogares donde los animales pasen muchas horas solos.  

El gato tonkinés disfruta con la estimulación física y mental y tolera muy bien la presencia de niños y el alboroto, por lo que es ideal para familias o casas donde hay ajetreo.

¿Cuánto cuesta un gato tonkinés?  

Sin embargo, adquirir un ejemplar de gato tonkinés es aún complicado en Europa. De hecho aunque en 1965 la Asociación de Cría Canadiense reconoció al tonkinés como raza y está aceptada como tal por la World Cat Federation y la International Cat Association, en Estados Unidos y Europa aún no está considerada como raza independiente. Esto explica que, debido a su rareza y escasez, su precio sea excesivamente elevado, oscilando entre los 1.000 y 1.200 euros.

5/5 - (1 voto)

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar