Periodontitis en perros: Una enfermedad dental peligrosa

Los perros de más de dos años tienden a generar mayor cantidad de sarro y placa en sus dientes. La aparición de inflamaciones y daños como la periodontitis en las estructuras dentales puede provocar el deterioro de algunas piezas dentales y la pérdida de hueso, con lo que los animales pueden sufrir molestias crónicas a la hora de alimentarse. Además, en algunos casos estos trastornos dentales pueden derivar en infecciones generalizadas que pueden poner en riesgo la salud de nuestro perro. Limpieza, prevención y visita periódica al veterinario son los mejores consejos.

periodontitis

La periodontitis es una enfermedad dental que afecta a los perros a partir de los dos años y que tiene una prevalencia del 80% en perros mayores de tres años. La aparición de este problema se puede prevenir si realizamos un correcto cuidado y mantenimiento de la higiene bucal de nuestro perro, por lo que es muy importante que desde cachorro le acostumbremos al lavado de dientes diario y realicemos las revisiones periódicas.

El problema más común con el que se encuentran los veterinarios es que muchos propietarios desconocen que la higiene bucal es un factor fundamental en el bienestar de los perros, asumiendo problemas como el mal aliento como normales y no reconociendo los síntomas de la periodontitis.

Esta dejadez puede provocar el desarrollo de infecciones y molestias bucales durante los primeros años de vida del animal, desencadenando con ello la pérdida de dientes y la aparición de úlceras que, por otro lado, si evolucionan de forma inadecuada se pueden traducir en daños en distintos órganos como el hígado, el riñón o el corazón.

Causas de aparición de la periodontitis

La boca de los perros tiene una población muy abundante de bacterias y el problema es que esta comunidad bacteriana se incremente muy rápido generando problemas en la placa dental, que al no eliminarse desemboca en gingivitis (inflamación de las encías).

periodontitis en perro

En este punto la enfermedad es reversible mediante una adecuada limpieza y si es necesario un tratamiento veterinario, sin embargo muchos propietarios no advierten este problema en la boca de sus perros y los síntomas evolucionan hasta desarrollar una mayor inflamación, aparición de sarro e incluso la pérdida del hueso que sustenta el diente, un daño irreparable que provocará en el animal trastornos en la movilidad dental y molestias al alimentarse.

Si no se actúa correcta y rápidamente se puede llegar generar una infección que se extienda por la sangre (septicemia) y que al llegar al corazón derive en una pericarditis que puede llegar a ser mortal para el animal.

Cuidado con el mal aliento

A menudo el primer síntoma o señal de la aparición de la periodontitis es la halitosis o mal aliento, llegando en algunos animales a ser realmente desagradable. La fase inicial de la enfermedad provoca la aparición de una inflamación en las encías (gingivitis) con un cambio de tonalidad (rojizo) y una inflamación patente.

Una de las pruebas más claras de la aparición de este trastorno es la reticencia de nuestro perro a ser revisado, ya que la manipulación de la boca le genera dolor.

La visita al veterinario es básica para diagnosis de esta enfermedad, ya que para un correcto análisis bucal puede ser necesaria la realización de radiografías dentales. La aplicación de anestesia general permitirá la revisión completa de la boca, para así evaluar la extensión de la periodontitis. Al mismo tiempo el veterinario podrá realizar una exhaustiva limpieza bucal por medios mecánicos y la extracción de alguna pieza dental si fuese necesario.

Desde el segundo año de vida de nuestro perro es muy recomendable realizar una revisión anual de la boca para detectar cualquier problema, ya que los síntomas, si son advertidos de manera temprana pueden ser completamente revertidos.

La hora de los antibióticos

La aplicación de antibióticos es muchas veces vital en el tratamiento de las enfermedades dentales y es aconsejable en aquellas infecciones más graves que pueden afectar al hueso o que puedan significar la difusión de la infección por el organismo.

periodontitis en perros

La mejor herramienta para evitar este problema es la prevención, dedicando tiempo a la revisión y limpieza de la dentadura de nuestro animal. Si nuestro perro es propenso a acumular sarro es aconsejable y necesario un tratamiento anual de limpieza, para así evitar la infección y los problemas de gingivitis.

Finalmente, una alimentación de calidad puede ser una buena herramienta para contener los problemas dentales, siendo más adecuados los piensos secos y duros que las dietas húmedas a la hora de prevenir esta enfermedad.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar