¿Cuál es el mejor juguete para mi perro?

Por regla general los dueños de perros damos importancia a su mantenimiento veterinario y a consultar la dieta más adecuada para su salud, pero a la hora de elegir su juguete solemos actuar de forma compulsiva y poco razonada y esa actitud nos lleva a cometer errores. Así que la próxima vez antes de comprar pensemos antes porqué y para qué.

DOS PERROS CON UN JUGUETE

Los dueños de perros nos gastamos cada año unos 90 euros en juguetes para nuestros animales de compañía, aunque los estudios al respecto reflejan que en muchas ocasiones se trata de compras compulsivas que pueden llevarnos a errores, dado que no tenemos en cuenta las características del juguete y la edad, tamaño y carácter de nuestra mascota.

Las tiendas físicas y online están repletas de todo tipo de atractivos artículos de entretenimiento para perros y gatos que pueden volvernos locos, pero hay que tener en cuenta que los expertos recomiendan que cada perro tenga un máximo de tres juguetes y que cada uno de ellos lo utilicemos en una situación de juego diferente y específica.

Por otro lado, debemos recordar que además de un entretenimiento los juguetes también son útiles para fortalecer la dentadura del animal, contribuir a su buen estado físico y como elementos de adiestramiento que pueden servirnos para fijar modelos de conducta. En este sentido los dueños no debemos usar con demasiada frecuencia aquellos juguetes que dispensan comida y mantener siempre un correcto equilibrio entre los conceptos de premio y estímulo.

Entre los juguetes más habituales para perros están las pelotas de todo tipo, muy útiles para establecer vínculos entre animal y dueño, aunque en este caso deberíamos saber que la pelota tiene que adaptarse a la boca del animal, de forma que pueda sujetarla y morderla con facilidad, pero nunca correr el riesgo de tragársela.

El material del que esté hecha la pelota también es importante, porque su nivel de dureza, resistencia o abrasión puede influir negativamente en la dentadura de nuestro perro. Importante que no se rompan con facilidad para evitar que el animal pueda tragar fragmentos. En el caso de las pelotas de tenis hay que tener en cuenta que están fabricadas con fibra de carbono, un material que puede lijar en demasía los dientes.

Cuando salimos de paseo por el parque o disfrutamos de una jornada en el campo con nuestro perro, es habitual que los juegos con palos o con piedras sean frecuentes, pero seguro que hemos escuchado a nuestro veterinario advertirnos sobre la posibilidad de que la madera pueda astillarse causando algún daño en la boca y que la dureza de la piedra pueda causar lesiones dentales.

Finalmente, lo más aconsejable es que siempre que salgamos con nuestro perro llevemos uno de sus juguetes a mano y que ese juguete no lo hayamos elegido al azar.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar