5 consejos para que nuestro perro tenga unas patas sanas

En los perros las patas, y principalmente las almohadillas, son fundamentales para una correcta calidad de vida. Ello obliga a que los propietarios estemos siempre muy pendientes del buen estado de esta parte de la anatomía de nuestra mascota. Aquí te brindamos cinco consejos básicos.

patas de perro

Como sucede con otros canidos, como por ejemplo los lobos, los perros son grandes andadores. Estos animales pueden pasar buena parte de su tiempo en movimiento y eso significa que su calidad de vida dependerá en gran parte de la salud de sus patas y en especial del buen estado de sus almohadillas.

Como su propio nombre indica la principal función de las almohadillas es la de servir de elementos de amortiguación y protección para las articulaciones y los huesos de las patas; aunque también facilitan al animal que pueda caminar sobre terrenos ásperos y de paso aíslan a los tejidos internos de cualquier tipo de daño.

1. Haz una correcta pedicura

El cuidado de las patas debe comenzar por una correcta pedicura cuando las uñas del animal rocen el suelo, porque con frecuencia unas uñas demasiado largas son origen de problemas al caminar. También es conveniente recortar el pelo que crece en la zona de las almohadillas.

2. Limpia las posibles piedras o cristales

Al estar en contacto con el suelo es frecuente que en las almohadillas puedan quedar atrapados objetos extraños, lo que motiva que haya que comprobar con regularidad que no existen pequeñas piedras o cristales que puedan causar heridas y molestar al animal a la hora de andar.

3. Seca e hidrata las patas de tu perro

En perros que se mueven en entornos rurales o que salen al campo con frecuencia los problemas en las patas suelen estar relacionados con un exceso de humedad o un exceso de sequedad dependiendo de la época del año, circunstancias que provocan que las almohadillas puedan agrietarse.

Para evitarlo en periodos húmedos secaremos las patas de nuestra mascota al final de la jornada y en periodos secos aplicaremos crema hidratante específica.

4. Regula los esfuerzos de tu perro

En perros no muy acostumbrados al ejercicio diario es conveniente que los esfuerzos se realicen de forma progresiva, lo que permitirá que sus patas se musculen y se adapten progresivamente a una mayor actividad.

Si tenemos pensado realizar largas caminatas antes tendremos que inspeccionar cual es el estado de sus almohadillas para evitar problemas.

5. Cómo curar las heridas en las patas

Es normal que los perros puedan sufrir cortes u otras heridas en sus almohadillas. Las de pequeño tamaño se pueden limpiar con un jabón antibacteriano y dependiendo de su gravedad incluso vendarse. En el caso de que el corte haya sido profundo lo aconsejable es consultar con un veterinario.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar