Gato polidáctil: Los gatos polidáctiles de Hemingway

El escritor norteamericano Ernest Hemingway era un gran aficionado a los gatos y en especial se sentía atraído por el gato polidáctil y los gatos con polidactilia o polidáctiles. Habitualmente los felinos tienen cinco dedos en las patas delanteras y cuatro en cada una de las patas traseras, pero una anomalía genética puede provocar la existencia de más dedos de los habituales. Es lo que los veterinarios conocen cómo polidactilia.

Es muy probable que pocos dueños de gatos hayan escuchado hablar de los “felinos polidáctiles” o polidáctilos, pero aunque no hayan oído sobre ellos lo cierto es que existen e incluso se conocen gatos con hasta veintiocho dedos.

Estos animales también reciben el nombre de “gatos de Hemingway”, dado que el escritor norteamericano sentía desde niño una atracción especial por este tipo de felinos e incluso tenía varios de ellos en su casa. En opinión de Hemingway los gatos son más sinceros que los humanos a la hora de expresar sus sentimientos.

En la actualidad son decenas los gatos polidáctiles que habitan en los terrenos donde se ubica la Casa-Museo de Hemingway en Cayo Hueso (Florida), probablemente descendientes, entre otros, de F. Puss, Fatso, Friendless, Brother, Feather Kitty, Princessa o Furhouse.

En 1925 Hemingway escribió un cuento corto titulado “Gato en la lluvia”, pero su pasión hacia estos felinos también aparece reflejada en algunos de sus libros más autobiográficos, como “El jardín del Edén”, “París era una fiesta”, Islas en el golfo” o “Al romper el alba”.

¿Qué es la polidactilia en los gatos?

La mayor parte de los gatos poseen cinco dedos en las patas delanteras y cuatro en las traseras, lo que suma un total de dieciocho dedos. Desde un punto de vista veterinario el calificativo de gato polidáctil se otorga a aquellos ejemplares que presentan en sus patas más dedos de los habituales, una peculiaridad que poseen muy pocos gatos.

Como sucede en el caso de otras anomalías físicas la polidactilia tiene un origen genético y el resultado de dicha circunstancia es la existencia de un dedo o más en una sola pata o en las dos, tanto en las extremidades delanteras como en las traseras.

Estos dedos “extras” suelen surgir en la parte interior de las patas y suelen presentarse con mayor frecuencia en las patas delanteras.

Por otro lado, esta alteración genética no es propia de una raza felina en concreto, ni de machos o de hembras, sino que se trata de una condición que puede aparecer en cualquier gato, aunque en el caso de los Maine Coon suele darse con una mayor facilidad -hasta en un 40% de los ejemplares-, sencillamente porque sus patas son más grandes.

¿Por qué hay gatos con pulgares?

Los estudios científicos prueban que la polidactilia no es una circunstancia física que llegue a afectar a la salud, los movimientos o al comportamiento de los gatos que la sufren, dado que los animales son capaces de adaptarse desde cachorros sin ningún problema.

A simple vista un gato polidáctil presenta unas patas de gran tamaño y poco más. Pero también hay que tener en cuenta que en ocasiones esta anomalía genética se debe a una hipoplasia radial, por la cual los huesos del radio no se han desarrollado correctamente y las patas presentan una longitud más corta de lo habitual.

De cualquier forma en el pasado los gatos polidáctilos se consideraba que atraían la buena suerte, algo parecido a como sucede con los tréboles de cuatro hojas, así que solían ser embarcados en los largos viajes en barco para aprovechar sus grandes dotes como cazadores de roedores y su capacidad de fortuna.

En este sentido cuenta la leyenda que el primer gato polidáctil de Ernest Hemingway llegó a su casa de Florida por mar. Todo apunta a que fue un regaló del capitán Harold Stanley, y se trataba de una gatita de color blanco que los hijos del escritor bautizaron como Snow White (Blancanieves).

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar