Por qué mi perro o gato corre de repente sin motivo

Los FRAP o explosiones de energía son momentos de actividad frenética que tiene nuestra mascota cuando corre de repente tras un momento de sumisión o un periodo de inactividad en el hogar. Que nuestras mascotas sufran de estos arranques de locura no es malo ni es síntoma de ningún trastorno obsesivo compulsivo, sin embargo hay que tener precaución y evitarles posibles daños con objetos o entornos que puedan suponer elementos de riesgo.

En no pocas ocasiones observamos atónitos como nuestra mascota corre de repente de forma inesperada y durante unos minutos parece que el diablo la persiga. ¿Sabemos cuál es la razón para que realice ese sprint?

Para los expertos se trataría de una forma de entretenimiento. Las explosiones de energía, denominadas técnicamente como períodos de actividad aleatoria frenética (FRAP), son comportamientos comunes en diversas especies de animales, tanto domésticos como salvajes.

Qué es un FRAP y cuándo se produce

Los resultados de los estudios apuntan a que los FRAP se producen de forma aleatoria, sin que exista causa desencadenante, tratándose de una reacción entre animales que probablemente desean divertirse tras un día de poca actividad, siendo frecuente que los FRAP se produzcan tras el baño o al inicio del paseo.

Estos momentos responden a la liberación de la energía nerviosa acumulada tras un momento de inactividad o sumisión, siendo habituales en perros que pasan parte del día solos y que al llegar su dueño saben que llega la hora del paseo.

Los gatos, sin embargo, tienen pautas distintas a la hora de desencadenar un FRAP. Un cachorro de gato experimentará este frenesí a lo largo de todo el día, cambiando poco a poco los momentos de éxtasis cuando se convierte en adulto (que se concentrarán principalmente al atardecer y al amanecer).

Otro momento en el que los gatos desarrollan este comportamiento es tras el aseo y la utilización del arenero, o cuando se varía su alimentación aportando una lata de comida húmeda en lugar de su pienso, momento en el que experimentan un cambio de humor e inician una carrera por toda la casa.

Esta acción conocida como FRAP se desarrolla también en animales salvajes, siendo incluso observada en animales enormes como es el caso de los elefantes. Los conejos también realizan este comportamiento de manera que no es extraño observarlos dando saltos, corriendo y moviéndose en todas direcciones.

Qué hacer si mi mascota corre sin motivo

Frente a este tipo de arrebatos los propietarios de mascotas no deben preocuparse, ya que nuestro animal no desarrolla ningún trastorno obsesivo compulsivo (TOC) al desarrollar acciones como la persecución de sus colas o atrapar moscas de forma impulsiva.

Por último, si nuestro perro es propenso a este tipo de comportamientos durante los paseos debemos ser precavidos y evitar lugares con tráfico o entornos de campo con posibles peligros.

Comentarios (1)

Hola mi nombre es Alejandra . Quisiera hacer una pregunta , los perros pueden tener problemas en vías urinarias ? Nuestra mascota es un perro labrador , tiene 8 años , y en estos días ha estado dejando algunas gotitas de pipi en el piso . Y lo sacamos seguido hacer del baño. Gracias

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar